Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Ana Lucía Domínguez: Un “pare” en la actuación para ser mamá

-A A +A
 

“Hace muchos años, hablando con Dana García, ella me decía: ‘¿Te das cuenta que tú, yo y otras personas que han estado en el medio desde chiquitos hemos vivido una vida de mentiras?’.

Eso nunca lo olvidé, porque tiene toda la razón. Casi que el 90 por ciento de nuestra vida ha transcurrido en una casa de mentiras, pues ni siquiera las paredes en los estudios son reales. Siempre estás en el ‘cinco, cuatro, tres, dos’. Primero te das un piquito con uno, luego estás pegándote una llorada tenaz en otra escena… son cosas que hacen parte de tu trabajo y es tu vida, pero me he perdido muchas cosas mientras tanto”.

No, aún no hagamos juicios sobre sus palabras. Hace un par de semanas Ana Lucía Domínguez terminó de grabar La traicionera y ya se siente rara por no estar en un set. Ha actuado desde los 8 años de edad y a pesar de que puede decir frases como las anteriores, se siente privilegiada. Además, dice ella, es lo único que sabe hacer y es lo que la hace feliz, por eso no duda que morirá actuando.

Sin embargo, le gusta asumir retos. Eso sí, en un panorama bien planificado, porque detesta la improvisación. Y lo que comenzó como un deseo hace cinco años, logró hacerse realidad con la llegada de Jorge, su esposo.



LA “MARCA” DE ANA LUCÍA

“Quería diseñar una marca y siempre había pensado en los jeans, porque cuando salía a comprar no encontraba lo que quería. O eran muy alborotados, con mucha pedrería, o los clásicos no hormaban bien la cola. El que tenía una cosa, no tenía la otra.

Primero sacamos una línea con mi hermano, pero me tuve que ir del país y todo se paró; era difícil concentrarme para pensar en diseñar. Pasaron tres años y conocí a Jorge, le conté mi idea y me dijo:¡‘Vamos a hacerlo y en grande’! Él es ingeniero, por eso sabe de números y cuentas…En fin, ya vamos por la segunda colección”.

Y cómo no, si Ana Lucía es portadora de uno de los mejores traseros de Colombia. Y aunque lo suyo es cuestión de genética, de alimentarse sanamente y de hacer ejercicio, asegura que con un buen pantalón es posible lucir muy bien… y los colombianos somos mundialmente reconocidos por esto.

“Hace poco estuvimos en Cali y logramos firmar una alianza con unas personas que tienen el contacto más grande en el negocio de los jeans ‘levanta cola’ de Estados Unidos. Los diseños colombianos son los más apetecidos por las latinas que viven allá. Son varias las boutiques que tienen el letrero ofertándolos.

Pero con ALD, el plus es la imagen. Yo acabo de protagonizar una novela allá, así que la idea es hacer una gran gira, ir por las tiendas, firmar autógrafos, compartir con la gente.

Aunque tenemos un gerente comercial, Jorge y yo estamos pendientes de todo, no me pierdo nada, me gusta mucho el tema de la empresa, saber que nos hará crecer…¡me encanta ser empresaria!”.

Sí, se le ve la felicidad. Sobre todo porque hace años están pensando en tener hijos, pero conscientes de que sus horarios no son los más aptos para ser padres, esperan que la llegada de Luciana (como se va a llamar si es niña) sea en el ambiente más propicio. Y ante las buenas perspectivas de su negocio, la hora se acerca.

“Tanto así, que si funciona, en año o año y medio pararé lo de las novelas y seré mamá. Estoy tan ‘encarretada’ con mis jeans, que puedo dedicarle tranquilamente a mi bebé tres años de mi vida en Estados Unidos, acá o en cualquier lado. Pero no voy a estar grabando de lunes a sábado, 12 horas al día. Ahí es cuando uno piensa: ¿y a qué horas voy a tener un bebé, con esos horarios tan extensos?”.



NOS GUSTAN LAS CURVAS

La idea de Ana Lucía con ALD, más allá de ofrecer una prenda que les gustara a las mujeres sin cuerpos esculturales, era llevar al mercado una línea de excelente calidad, que al mismo tiempo estuviera al alcance de todas.

La respuesta ha sido tan positiva, no solo en ese mercado sino entre sus amigas y colegas, que el plan es crecer y sacar otras dos líneas. Una, más económica que la existente, y la otra, de élite, como marca de diseñador.

“En Colombia y en Latinoamérica nos gustan las curvas. Mis pantalones tienen unas pinzas que no solo controlan la cola sino los conejos y las caderas. Además no son tan descaderados, porque esos inmediatamente te sacan los gordos.

Pero sobre todo, pensé en un precio accesible. A diferencia de lo que puede pensar la gente de uno, porque es del medio, a mí no me gusta comprar cosas caras. La verdad, más que competir con precios, prefiero competir con calidad. Quiero hacer prendas que den una buena hormay a la vez que sean elegantes, glamorosas, con estilo”.

Ana Lucía no solo distribuirá su marca en Estados Unidos. Ya lo hace en Ecuador, Perú y Panamá. Pero no planea montar tiendas ni nada por el estilo. No tiene tiempo para eso y no le interesa que otras personas puedan hacer negocio con su marca. Por eso los pedidos se hacen en su página y ella simplemente… distribuye.



UNA ACTIVA TWITERA



- Bastante activa su cuenta en Twitter…

Mi primera cuenta me la abrió Silvana Arias (Verónica, en Perro Amor), pero no entendía claramente el asunto y cuando llegué a Colombia se me olvidó la clave.

Era complejo entender mi twitter anterior, así que mejor abrí la cuenta @analudominguez. Hay muchas Ana Lucías que se hacen pasar por mí, suben fotos y hablan con la gente, hasta con colegas. Hay una que habla con Zharick León, y nosotras somos amigas, pero no de twitter ni de hablar por teléfono.

Otra dice, por ejemplo: “Haciéndole el desayuno a mi esposo”. Y Jorge se muere de la risa porque yo no cocino… Les escribí mensajitos, diciéndoles que por favor no pusieran fotos que no me fueran a gustar o contenidos y fotos que se hayan publicado antes y que no hay necesidad de poner en las redes sociales.

Pero, básicamente, me he encontrado con gente muy cariñosa. Personas que se mueren por tu vida, por tus cosas, por tu trabajo. Entonces yo dije: ‘Nooo, esto no es de reprocharlo ni de criticarlo’. Todos los días tuitean cosas. Están haciendo campaña para que la gente vote por mí en TV&Novelas; yo no le paro bolas a eso, pero es lindo, todo suma.



- ¿Siente que Twitteres un termómetro real para medir qué tanto la quiere la gente?

Sí. Y en un 98 por ciento la gente es súper querida. Sí he recibido unos tres tweets de hombres que se han pasado de tono, pero los bloqueo, los denuncio y ya. Además, si vamos a un paseo con Jorge y la estamos pasando bien, pues mandamos una foto en tweet y la gente es feliz con ese tipo de cosas. Y a uno no le cuesta nada, ¡así que chévere!



- Con Jorge hay muchos planes. ¿Es cierto que escribieron una obra de teatro?

La idea comenzó…¡bañándonos! Llevábamos poco tiempo de casados y yo estaba haciendo una novela con Luis Eduardo Arango, El fantasma del gran hotel. Estábamos ahí, enjabonándonos, y me dice Jorge: ‘Ojalá nunca perdamos esto’. En ese momento Luis Eduardo se estaba separando. Y nosotros analizábamos el asunto: ‘Esa frialdad que puede llegar con 20 años de matrimonio y nosotros que somos como una melcocha, que a todo el mundo le da mamera vernos’. (Risas).

Empezamos a armar la historia de dos parejas, una joven y otra adulta. Le comentamos a Luis y nos dijo que ‘de una’. Luego, por cosas de la vida se nos unió Lorna Cepeda, y cuando teníamos todo montado y vendido me salió lo de Perro Amor.



- ¿Y van a retomar?

Este año volvimos a hablar y la queremos montar nuevamente. Ojalá la podamos presentaren el país, pero también fuera. El cartel es muy chévere porque nos conocen: a Lorna por Betty la fea; a mí, por mis novelas. Y a Luis y a Jorge, también famosos en Latinoamérica, así que va a estar súper.



- ¿Se acaba La Traicionera y sigue algo en TV para usted?

Sigue en el aire La Traicionerapor unos tres meses más. Pero estamos tristes y dolidos por la forma como maltrataron la novela. Fue un producto muy bueno, que además se ha vendido bien en el exterior.

Hice un casting en Miami para una novela. Si saliera, sería muy positivo para el tema de los jeans. También tengo una propuesta acá en Colombia, pero no he firmado nada, así que cuando llegue el momento hablaré de eso.



- ¿Y si se va o se queda, es algo que negocia con Jorge?

Todo lo hacemos balanceado. Cuando pasó lo de Miami, él tenía una novela acá, pero llevábamos seis meses de matrimonio. Y él me dijo: ‘Mira, yo sé que para ti es importante hacer esa novela;así que no me voy a quedar, más bien me voy a producir mi nuevo disco a Miami’.

Nuestro compromiso es no separarnos nunca, porque si yo me voy para México y él se queda en Miami, pues se acaba la relación. Muchas veces terminan los matrimonios de la farándula por eso, comienzan los rumores, los chismes. Queremos conservar a toda costa lo que tenemos. A la larga, se trata de nuestra familia”.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64166 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese