Indicadores económicos
2017-06-24

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-24

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 07:07

Marea max.: -10 cms.

Hora: 11:57

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 11 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.2 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 36 ºC

Pico y placa
2017-06-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

1 - 2
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Boom sexual en los medios... Contra el monstruo de las tres pantallas

Qué desafortunado final. Después de tener una época de gloria, de salir en dibujitos animados y ser la máxima amiga de los padres que enrojecían ante la pregunta ingenua: ‘¿cómo nacen los niños?’, la cigüeña se enfrenta a una triste realidad.
¿Qué iba a saber el inventor de internet que su descubrimiento, además de ser un hit, iba a decapitar sin piedad la tierna idea de la entrega puerta a puerta, en la que el simpático pájaro con gorra de mensajero les daba a los padres al bebé ya envuelto en un pañal blanco? ¡Ingenuos nuestros conceptos! Pero… ¿qué tan adecuados?
En muchas historias animadas, algunas veces la cigüeña le entregaba a la pareja equivocada al hijo del  gigante, un ‘pequeño detalle’ que convertía su misión en una maratón; los padres reales enfrentan un reto similar, porque explicarles a sus niños el porqué de ese bombardeo explícito de sexo en unos medios más que en otros, puede convertirse en un problema enorme.

¿De quién es la culpa?
Nada es del todo bueno o del todo malo. Los medios de comunicación son herramientas, y como todas, su carácter de hacer el bien o el mal depende de la destreza de quien las use.  Así que hablar de los contenidos sexuales cada vez más frecuentes y de cómo afectan a nuestros hijos, exige distintos puntos de vista.
Primero es importante centrarse en una idea: no es posible tapar el sol con los dedos; en otras palabras, los padres no deben tratar de ‘hacerse los locos’. La información está ahí para todos y es imposible llegar a controlarla; además, ¿será lo mejor? La sexualidad es algo tan  humano como dormir o comer, eso vale la pena tenerlo en cuenta.
Después hay que pensar en algo más importante aún: ¿están preparados para manejar estos temas con sus hijos?, ¿tienen la información más oportuna en cantidad y calidad? Los expertos que consultamos en busca de respuestas pertenecen a profesiones diferentes, pero coincidieron en algo clave: quienes deben responder primero sobre sexo a los niños… son los papás.
Hasta ahí llega la responsabilidad paternal. La otra parte va por cuenta de los medios, y en esto también coincidieron nuestros asesores a pesar de ser fuentes totalmente diferentes. No hay una regulación  real en cuanto a televisión e internet (tal vez los favoritos de los niños y jóvenes) y tener claro que no por ser masivos son necesariamente los más adecuados, le añade un plus de criterio a la forma como se usan.
“Hoy los niños  ‘tragan’ sin digerir todo lo que los medios de comunicación les brindan sobre sexo. Pocos fomentan sexualidad, afecto, ternura, respeto al otro, amor. Casi ninguno propicia la solidaridad. Todo lo polarizan en sexo, en provocar un placer inmediato. Las consecuencias –asegura el doctor Guillermo González, sicólogo especialista en Sexología Clínica y Magister en Educación, Orientación y Consejería, y también sociólogo- resaltan en la vida diaria: asesinatos, abuso sexual de niños, adolescentes que abandonan a sus hijos, abortos. Ese es el precio de una mala interpretación del libre desarrollo de la personalidad. Solo se proclaman derechos. Y las obligaciones, ¿qué?”.
Y aunque hay muchas investigaciones al respecto, lo cierto es que ninguna ha podido determinar que los niños que pasan mucho tiempo viendo tele o ´navegando’, se conviertan en adultos degenerados o violentos. Lo real es que tienden a imitar comportamientos, y para que no ‘naufraguen’ deben tener otro tipo de información que los respalde a la hora de analizar lo que ven.

Los monstruos no existen
“La educación de la sexualidad es obligación del hogar. Las instituciones educativas son un complemento. Acompañar constantemente  a los hijos para ver la tele y darse cuenta con quién se relacionan en internet es indispensable. No le dé miedo abrir frecuentemente el computador, de pronto encuentra tristes sorpresas”, complementa el doctor González.
Juan Camilo Díaz, Comunicador Social con una maestría en Educación y Desarrollo Humano, está de acuerdo con el doctor González: el problema se da cuando nunca se les habla del tema a los niños, al tiempo que los patrones y conceptos que tienen se los ofrecen los medios de comunicación; pero él añade algo básico. “El niño debe tener clarísimo que lo que ve en TV no es la realidad, es solo una representación de ésta, que se ha definido como ficción. Y seamos realistas, no es la mejor de todas”. A pesar de afirmar esto defiende su profesión y admite que el problema no es solo culpa de los medios.
“En el hogar falta acompañamiento. Hay más tabú en la casa que en otros espacios. A veces pareciera que somos los padres de familia los primeros temerosos ante el tema, pero somos los responsables de la formación. Existe una necesidad enorme de que nos formemos en estos temas”.
Y no solo eso. ¿Ha escuchado que la televisión es la niñera favorita de los pequeños de la casa? La tesis de grado de Juan Camilo fue un estudio que valoró de qué manera los padres son guías en el consumo de TV, un hecho que le da peso a sus afirmaciones. “Hay un error crónico en las familias de todo el mundo: le delegan funciones a la TV que no debería tener: primero ser ‘niñera’: ‘Estoy muy ocupado, mira TV mientras hago equis cosa’.”
¿Y qué decir de la función ‘premio-castigo’, también citada por nuestro experto? ¿No cree que le damos mucha importancia a esa pantalla, convirtiéndola en la recompensa cuando los niños hacen tareas o en penitencia cuando rompen un objeto costoso o simplemente no obedecen?
El cuento de las flores y las abejas
“Los padres de familia interpretan el  respeto  a sus hijos como ‘un dejar hacer’ y luego se lamentan de las consecuencias. Tampoco se trata de prohibir sino de tomarse el trabajo de impedir que vean canales no convenientes. El  desarrollo de la personalidad debería insistir en fomentar los lazos de amistad intrafamiliar y no en dejar a los niños por caminos que lesionan un sana educación de la sexualidad, así sean presentados por canales de gran teleaudiencia”, añade el doctor González.
Hasta acá es necesario hacer un resumen. Aunque no es de lo mejor que nuestros hijos estén tan expuestos a dosis pequeñas y grandes de sexo explícito, esto hace parte de nuestra realidad (no debemos dejar de lado los números: 9 de 10 niños  han visto pornografía).
“Con el tema de internet, a los niños no se les puede hablar de la semillita que germina. A ellos hay que hablarles ahora de frente con los términos que son, para que cuando los vean o escuchen no se aterren”, asegura Juan Camilo, quien además dicta  seminarios sobre este tema.
Otro paso fundamental: acompañarlos en ese proceso, dedicarles más tiempo, plantear alternativas que reduzcan su interés infantil por la pantalla mágica. Así es más probable que los niños lleguen a una edad adecuada para hablar del tema.
Por último, no ser censurador pero sí vigilante. Recomendarle qué ver y qué no, darle las razones y trascender la frase típica ‘porque yo soy el papá’. Definitivamente, ese principio de autoridad puede generar el efecto contrario.
Y ENTONCES, ¿QUÉ LES DIGO?
Para las recomendaciones a los papás invitamos a la reconocida sexóloga Martha Mejía, quien nos dio los siguientes  tips.
- Con niños de 4 años en adelante, la mamá debe contestar directo y breve, en la misma medida que el pequeño hace una pregunta puntual.
- Ninguna madre debería responder con una contra-pregunta. ‘¿De dónde sacaste eso, con quién te estás juntando?’. ‘Estás muy chiquito para saber del tema’. ¡Craso error! El niño se asusta, se angustia y cierra el canal del diálogo.
- Agáchese, siéntese y mírelo a los ojos. Háblele con amor, tranquilidad y seguridad, así queda satisfecho con la respuesta y no busca un tercero que le resuelva sus dudas.
-De los 13 a los 18 años es un poco más complejo. Las preguntas no son tan cortas; al contrario, las hacen teniendo ya una respuesta. Es importante no mostrar temor ni vergüenza, el entorno debe estar libre de distracciones.
- Si no tiene las respuestas adecuadas, búsquenlas en familia. Internet es también un excelente apoyo para este cometido.
- No les meta mitos y tabúes en la cabeza o términos como ‘eso es malo’, ‘eso no es normal’. No debe predisponer a sus hijos.
- En cuanto a la pornografía, hay que hacerles saber a los adolescentes que el sexo es un deber y un derecho del ser humano, no solamente cuestión de genitalidad. Explíqueles que esa manera como están viendo el sexo no está bien tratada, que solo lo comercializan.
- Hágale entender a su hijo que su cuerpo es un templo sagrado. Debe quererlo, respetarlo y cuidarlo.
- En la medida en que el adolescente tenga acceso a más información clara y contundente, va a ser una persona más segura y con mayor autonomía de decisión. Eso no quiere decir que se le esté incitando a que más tempranamente tenga su vida sexual.
LA TV EN CASA, COSA DE CIFRAS
El siguiente es el Informe del Foro Generaciones Interactivas de la Fundación Telefónica en Latinoamérica sobre las costumbres de la familia a la hora de ver televisión.
- En un 49 por ciento, el dormitorio es el lugar habitual de consumo de televisión.
- Los chicos que tienen televisión en su habitación ven los programas más en soledad (65 por ciento, frente a 40 por ciento de los que no tienen). Y los primeros son quienes menos hablan con sus padres y pasan más tiempo en sus cuartos (50 por ciento frente a 30).

- Solo el 35 por ciento de los niños adolescentes ven TV acompañados, pero el 60 por ciento disfrutaría  verla  en compañía.

- Un 60 por ciento de los padres creen que no está mal tener TV en la habitación.

_____________________
Asesoría: Juan Camilo Díaz, Comunicador Social Magister en Educación y Desarrollo Humano - E-mail: jcdiazbohorquezmail.com

LEA MÁS SOBRE Nueva

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese