Indicadores económicos
2017-05-23

Dólar (TRM)
$2.895,12
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,51
Euro
$3.254,98
UVR, Ayer
$249,92
UVR, Hoy
$250,03
Petróleo
US$50,73

Estado del tiempo
2017-05-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 13:58

Marea max.: 25 cms.

Hora: 21:39

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Cáncer en las mujeres no es una condena de muerte



Según datos de Globocan 2008, los cánceres más frecuentes en las mujeres colombianas son, en su orden, cáncer de mama, de cuello uterino, de estómago, colorrectal y de tiroides.

La detección temprana sigue siendo la principal forma de disminuir el número cada vez mayor de mujeres víctimas de cáncer de seno, siendo clave la trilogía compuesta por autoexamen de seno, examen clínico y mamografía.

1. Autoexamen: sí, pero acompañado

De acuerdo con el doctor Héctor Jaime Posso Valencia, médico cirujano, magíster en Epidemiología y en Administración de Salud y Director médico científico de la Liga contra el Cáncer, Bogotá, el autoexamen de seno no se debe tomar como una única medida preventiva.

“Esta es una estrategia con la cual se busca mejorar el autoconocimiento y la percepción de la importancia de las medidas preventivas. Es decir: es más probable que una mujer que se haga autoexamen vaya a consultar más tempranamente ante cualquier aparición o cambios en sus senos”.

El autoexamen debe hacerse rutinariamente, una vez al mes, entre el quinto y séptimo día del ciclo menstrual (cuando el seno tiende a doler menos) y en los tres pasos recomendados: examen frente al espejo, en la ducha cuando se esté enjabonando y una vez salga de la ducha, acostada para hacerse el resto de la palpación.

2. Examen clínico: sí detecta

“Los mastólogos siempre han esgrimido el hecho de que muchas de las alteraciones que se encuentran en el seno no se detectan por mamografía (estamos hablando hasta un 10%) y aun más en mujeres jóvenes. Por esto la mamografía debe complementarse con un examen clínico de seno”, explica el doctor Posso.

Hay casos en los cuales una mujer que ha detectado un cambio en sus senos se hace la mamografía y esta prueba no arroja nada. Entonces se somete a un examen clínico, que sí corrobora la presencia de algo extraño en el tejido.

3. Mamografía: ¿después de los 50?

Estudios recientes han demostrado que la mamografía no funciona en mujeres menores de 40 años, debido a la alta densidad de tejido, mientras que entre los 40 y los 49 sí sirve aunque es muy costoso hacerla como prueba incluida en las listas de la salud pública (esto porque la probabilidad de identificar un caso temprano es baja y para ello tendrían que hacerse muchas mamografías, buscando detectar un caso).

Teniendo en cuenta que a más edad menos densidad mamaria, los especialistas aseguran que después de los 50 es cuando la mujer debe comenzar a hacerse este examen cada uno o dos años. La Liga contra el Cáncer recomienda hacerla cada año, después de los 40, pues obviamente las posibilidades de detectar un cáncer de mama aumentan si se realiza la prueba más seguido. “Por fortuna –indica el especialista-, la mamografía digital mejoró el rendimiento de este examen en mujeres menores de 50 años (que tienen más densidad mamaria) y en mujeres que todavía tiene senos con bastante densidad de tejido”.

¡A caminar!

Cada vez los investigadores conocen un poco más sobre los protectores contra el cáncer de mama. “Recientemente se han hecho estudios sobre la actividad física regular y éstos arrojan que, definitivamente, se asocia hasta en un 25%, protegiendo a la mujer de ese tipo de cáncer.  Una caminata diaria a paso entre moderado y fuerte de alrededor de 20 minutos, es más que suficiente y sus beneficios son indiscutibles”, explica el doctor Posso. 

Los factores de riesgo

1. El comportamiento reproductivo es muy importante. ¿Por qué? Básicamente, porque casi todos los factores de riesgo están relacionados con un aumento en la exposición a estrógenos. Por eso aquellas mujeres que no tienen hijos o los tuvieron después de los 32 – 35 años enfrentan más riesgo de desarrollar cáncer de seno, lo mismo que quienes tuvieron una menarquia (primera menstruación) temprana -antes de los 12 años- y una menopausia tardía -después de los 55 años-. Esto significa que una especie de “ventana de tiempo” estuvo abierta mucho más tiempo a la exposición de estrógenos naturales, lo cual conlleva más probabilidades de que aparezca la enfermedad.

2. El uso de terapia de reemplazo hormonal (TRH) por más de diez años (aunque en cinco comienza el riesgo, éste es más evidente a partir de los diez). Lo cierto es que los estudios indican que si una mujer debe usar TRH, mejor que no sea por más de cinco años.

3. Antecedentes familiares. Tener familiares en primer, e incluso segundo grado, de consanguinidad, involucra un riesgo.

4. La dieta rica en grasas de origen animal y el exceso de alcohol. “Estamos hablando de más de 30 gramos al día, que aproximadamente son más de dos cervezas, más de dos copas de vino o más de dos tragos de whisky dobles diarios. En cuanto al cigarrillo, hasta ahora están empezando a salir a la luz algunos estudios que lo vinculan con ese tipo de cáncer, pero aún  no hay nada definitivo”, asegura el doctor Posso.


Método de diagnóstico

Las pruebas que detectan las mutaciones de los genes asociadas a cáncer de mama (aunque su papel en el porcentaje que genera cáncer sigue siendo muy bajo) son cada vez más avanzadas. Éstas se realizan con tecnologías de vanguardia y ya no son privilegio de entidades especializadas, pues otros laboratorios las tienen como rutinarias. “Estos exámenes –indica el doctor Posso- no se les deben hacer a todas las mujeres; sólo a aquellas menores de 40 y que tengan más de dos casos de cáncer de familiares cercanos”.

No es una condena a muerte

Cuando el cáncer se detecta en estadio in situ, la supervivencia de la enfermedad a  5 - 10 años es casi del ciento por ciento. “Podríamos referirnos, entre comillas, a curación. En cáncer de seno se habla de control de la enfermedad; se asume desde el punto de vista biológico que una persona nunca se puede dar como completamente curada, pues esta es una enfermedad sistémica desde sus inicios. Es decir: no es como otros tipos de cáncer, que crecen por extensión; éste hace micro metástasis  e invade tempranamente ganglios linfáticos regionales. Pero en la medida que se detecte en sus inicios, hay muchas más probabilidades de controlarlo”, explica el especialista.

En el tratamiento ha habido avances impresionantes: ahora se hacen perfiles específicos que indican cuáles son las drogas y procedimientos a los que mejor va a responder una paciente determinada.

En cuanto a la supervivencia, es cada vez mayor. Hace 15 años, la supervivencia en general de una mujer en una etapa de cáncer avanzado era del 60%. Hoy, si dispone de los tratamientos adecuados, llega hasta un 75%.

En general, la calidad de vida de mujeres con cáncer es buena. Hay dos aspectos para analizar: el tratamiento con quimioterapia implica efectos colaterales, pero éstos se dan sólo durante el tratamiento, el cual, como estándar, dura entre 3 a 4 meses, máximo 6. Por otro lado, los medicamentos cada vez tienen menos efectos secundarios y además hay terapias para disminuirlos.

El doctor Posso expone varias reflexiones para finalizar: “El cáncer de mama es una enfermedad que está creciendo en Colombia a un ritmo muy preocupante: 1 de cada 22 mujeres podría desarrollarlo. Aún estamos lejos del 1 de cada 8 en las anglosajonas de Estados Unidos, pero podría significar que dentro de algunos años estemos en 1 de cada 14. Tenemos métodos de diagnóstico temprano y los tratamientos siguen avanzando y pueden ofrecerles alternativas eficaces a las mujeres”.

Mastectomía preventiva

Una tendencia se está presentando en las mujeres estadounidenses. Después de realizarse un test genético para detectar mutaciones que pueden aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de mama o tener una recurrencia, aquellas en que la prueba da positivo están eligiendo con mayor frecuencia una mastectomía como medida preventiva.

Someterse a la remoción de los dos senos con la esperanza de reducir cualquier posibilidad de que el cáncer regrese después de haber sido diagnosticado y tratado es una tendencia en Estados Unidos que, según  los médicos de la Clínica Mayo, está ganando popularidad.

En el pasado, muchas mujeres optaban por los tratamientos menos radicales para tratar o prevenir el cáncer, específicamente porque querían mantener sus pechos. Sin embargo, de acuerdo con un estudio realizado en la Clínica Mayo, publicado  en el Journal of Clinical Oncology, desde el 2004 más mujeres han optado por la mastectomía, en contra de la conservación de sus senos, para  tratar el cáncer en etapa temprana.

De acuerdo con la doctora Sarah McLaughlin, cirujano del Campus de Florida de la Clínica Mayo y quien se especializa en tratar a pacientes con cáncer de seno, “no hay una sola respuesta a la pregunta de por qué más mujeres estadounidenses diagnosticadas de cáncer de mama están prefiriendo la remoción de sus senos en vez de la conservación de éstos. Los promedios de mastectomía aumentan a nivel nacional, y hay muchas razones que se han esgrimido, desde la historia familiar (ellas temen que la carga genética aumente aún más las posibilidades de que el cáncer vuelva) hasta la ansiedad de muchas de ellas ante el incremento de los diagnósticos”.

Dice el estudio del Journal que también el uso de la resonancia magnética puede ser el origen de esa tendencia. “Si ese examen  encuentra cáncer en más de un área, los médicos sugerirán remover el pecho completo, en vez del bulto original”, asegura la doctora McLaughlin.

La especialista cuenta que actualmente, más pacientes suyas se realizan tests genéticos para detectar mutaciones que pueden aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de mama o tener una recurrencia. “Aquellas en que la prueba da positivo, están eligiendo con mayor frecuencia una mastectomía como una medida preventiva. No obstante, el removerse las mamas de ninguna manera cambia la supervivencia del cáncer que la paciente pueda tener y no elimina completamente el riesgo de cáncer de seno. Pero ciertamente puede ofrecer a la paciente algo de tranquilidad mental”.

Avances en reconstrucción de mamas

Los implantes son usados comúnmente  para reconstruir las mamas de una mujer después de una mastectomía, pero no es opción para todas, incluyendo a aquellas que han tenido tratamientos con radiación. “Por la manera como la terapia con radiación actúa, la piel puede perder algo de su elasticidad, haciendo más difícil que se extienda –asegura el doctor Sarvam TerKonda, cirujano plástico y reconstructivo de la Clínica Mayo-. Dado que la piel no es flexible, los implantes son difíciles de colocar y no son la mejor opción para muchas pacientes que se han sometido a radiación”.

Afortunadamente, existen otras opciones reconstructivas que usan la misma piel y tejido de la paciente para formar un nuevo busto. Uno de los primeros métodos desarrollados involucraba remover grasa y piel haciendo una incisión en la sección de músculo del abdomen bajo, para crear las mamas.

En la cirugía reconstructiva actual no se remueve ningún músculo. Sólo grasa y piel de la parte baja del abdomen para crear un pecho de forma más natural. De acuerdo con el doctor  TerKonda, las pacientes tienen menos dolor posoperatorio, disfrutan una recuperación más rápida y mantienen su elasticidad abdominal a largo plazo.

Otros procedimientos quirúrgicos involucran el uso de músculo y piel de la parte alta de la espalda y la inserción de un implante de mama. Los médicos dicen que esta técnica puede tener excelentes resultados. Los implantes también se han perfeccionado. Tanto los salinos como los de silicona todavía se usan y cada uno tiene sus ventajas. Los médicos están esperando la aprobación de un implante de silicona nuevo, conocido como el implante “oso de goma”  debido a su textura, la que dicen que da mejor la retención de forma y tiene la consistencia similar al tejido de un seno.

Por su parte, el médico cirujano plástico Hugo Cortés Ochoa asegura que gracias a los adelantos en la cirugía de reconstrucción del seno, más de un tercio de las mujeres que han sufrido una extirpación del seno podría realizarse una cirugía de reconstrucción, en la cual se hace un montículo de seno que asemeja lo más posible la forma y la apariencia del seno natural.

La operación se puede realizar usando un implante o tejidos propios de la paciente.  Entre los tipos de reconstrucción se encuentran los implantes artificiales por cirugía, expansores de tejido permanentes y la reconstrucción del pezón o areola. “Muchas mujeres prefieren la reconstrucción del seno con silicona porque se siente más parecida al tejido del seno y cambia de posición con más naturalidad al mover el cuerpo”, indica el doctor Cortés. 

Información sobre los tratamientos de cáncer de mama en la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida: E-Mail,  intl.mcj@mayo.edu www.mayoclinic.org/news/ www.mayoclinic.com

Cáncer de cuello uterino

Citología y vacuna

En nuestro país mueren unas tres mil mujeres cada año por esta causa. “Las estadísticas han disminuido –asegura la doctora Linda Margarita Ibatá, médico cirujano de la Universidad Nacional, especialista en Epidemiología y epidemióloga de la Liga Contra el Cáncer Bogotá-, pero no todo lo que se espera,  teniendo en cuenta las valiosas herramientas con las que contamos para prevenirlo. En otras palabras, ninguna mujer debería morir por cáncer uterino”.

Y no hay excusa, por varias razones. Primera, se conoce su causa: una infección originada por el virus del papiloma humano. Segunda: hay una vacuna contra el virus, que aunque infortunadamente no está incluida en el POS, ha venido disminuyendo su valor. Tercera: la citología detecta tempranamente los primeros cambios de las células, antes de que se conviertan en cancerígenas, garantizando un tratamiento exitoso. ¿Entonces?

Alrededor del tema de la infección por papiloma virus humano hay un mito que es necesario derrumbar: muchos aún creen que sólo las mujeres que han tenido varios compañeros sexuales pueden contagiarse. ¡Falso!: “El 80% a 90% de personas que han tenido relaciones sexuales una sola vez en su vida, probablemente estuvieron en contacto con el virus, pero no pasó nada porque el cuerpo detuvo la infección –explica la doctora Ibatá-. Cuando el virus persiste, las células comienzan a cambiar hasta convertirse en cáncer”.

El cáncer de cuello uterino no es un cáncer de mujeres mayores; las jóvenes lo pueden sufrir. Y no tiene síntomas; no origina lesiones externas, no hay flujos ni hemorragias. (Si éstos aparecen, estamos hablando de una enfermedad en un estado supremamente avanzado). Una mujer puede tener cáncer uterino y no sentir absolutamente nada, de ahí la importancia de la citología.

Datos importantes

- Los hombres son portadores asintomáticos del virus del papiloma humano. En ocasiones, poco frecuentes, puede originar cáncer de pene.

- El condón disminuye la transmisión del virus en un 70% y disminuye el riesgo de lesión (es decir que la infección haga cambiar las células) si se usa en todas las relaciones sexuales.

- Sobre la vacuna: se pueden vacunar niñas desde los 9 años (lo ideal es a esa edad o antes  de que comiencen su vida sexual) y mujeres hasta los 45 años. Su eficacia está comprobada. Son tres dosis y hay dos clases de vacunas, cada una capaz de proteger contra determinados prototipos del virus. No tiene efectos secundarios, con excepción de algo de dolor en la zona de la vacuna y enrojecimiento pasajeros.

- La citología se recomienda a partir de que la mujer comience a tener relaciones sexuales continuas o esporádicas y cualquier tipo de relación sexual. No sólo coito.

- Una advertencia: no todas las infecciones por papiloma humano terminan en cáncer. Muchas se resuelven espontáneamente, al ser controladas por el organismo.

 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese