Comida y sentimientos

Sobrepeso emocional, libro de la doctora Stéphane Clerget
Sobrepeso emocional, libro de la doctora Stéphane Clerget //
Comida y sentimientos
//
Comida y sentimientos
//
Comida y sentimientos
//
-A A +A

Recursos relacionados

Participe

Stéphane Clerget analiza en su libro Sobrepeso Emocional (Editorial Urano) la razón por la cual las personas que se quejan de exceso de peso generalmente prueban una o varias dietas de adelgazamiento y además hacen ejercicio físico (voluntariamente o porque “les toca”)  y a pesar de sus esfuerzos “esos  kilos de más se niegan a desaparecer y si lo hacen no tardan en volver, y a veces todavía en más cantidad. Pero lo más sorprendente es que hay hombres y mujeres, que sin cambiar nada en su modo de alimentarse y sin modificar en absoluto su gasto energético, ven, en algunas semanas, cómo su báscula les muestra kilos de más o, al revés, se los quita de encima”.

La siquiatra francesa e investigadora de la relación que hay entre las disfunciones de nuestra conducta alimentaria y el mundo emocional, asegura que este fenómeno tiene una explicación: nuestras emociones actúan sobre nuestro peso, obligándonos a comer más o menos de lo que necesitamos o llevándonos a elegir alimentos determinados, que generalmente son ricos en calorías. “Y esa influencia directa de las emociones se efectúa por medio de las hormonas o bien de los neuromediadores del cerebro, que en cierto modo constituyen las ‘secreciones’ de las neuronas”.

Emociones como el miedo, la tristeza, el aburrimiento, la ansiedad, la cólera (expresada en forma de exasperación, impaciencia, indignación e irritabilidad), los celos, la envidia, el remordimiento, la depresión, el sentimiento de vacío y la falsa alegría, nos obligan a comer en exceso o a elegir alimentos no sanos, como una forma de consuelo o para huir de los pensamientos, los recuerdos y los sentimientos dolorosos. Por eso la doctora Clerget le propone al lector hacer un recorrido por sus emociones para descubrir cuáles son esas emociones que le obligan a estar picando entre horas de comida o a sentarse frente al televisor y comer desmedidamente, y lo más importante, qué hacer al respecto.

Extractamos de Sobrepeso emocional los trastornos del comportamiento alimentario, que de acuerdo con la experta, son los más comunes.



1. Ansia por comer

Es una sensación imperiosa de hambre, pero solo relacionada con alimentos concretos y que nos gustan. El ansia termina una vez se ha calmado el hambre y quien la padece no vive con sentimiento de culpabilidad, al contrario de lo que se sucede con la crisis bulímica, por ejemplo.

El ansia por los dulces es la más frecuente y la autora la describe como: “Responder al ansia engullendo a toda  velocidad pasteles o embutidos es como meterse un ‘chute’ de serotonina, el neurotransmisor del cerebro que aumenta después de haber ingerido masivamente sustancias azucaradas o saladas y que provoca bienestar”.

Para luchar contra esos ataques de hambre, los nutricionistas aconsejan cambiar las grasas y los dulces por un producto lácteo, una fruta o una barra de cereal.

“Y desde una perspectiva sicológica –se pregunta Stéphane-, ¿por qué no intentamos devorar emocionalmente otra cosa que no sea comida?”. Por ejemplo, ir a cine (claro, prescindiendo del perro caliente, las palomitas, la gaseosa o la barra de chocolate), “agarrar” a besos a la persona a quien amamos o subirnos a una montaña rusa (para segregar adrenalina). “A cada cual le corresponde encontrar una situación susceptible de activar una emoción fuerte, positiva y útil, o que le permita desahogarse”, aconseja la doctora.



2. Picar entre comidas.

“Sentados delante de la pantalla del televisor o soñando despiertos mientras hojeamos una revista, tragamos, sin pensar y sin tener hambre, pastas, golosinas o galletas de aperitivo”. Indica la autora del libro que este comportamiento –muy frecuente, por cierto-, es una especie de regresión a la etapa oral de la primera infancia, cuando el bebé es alimentado y sigue succionando (ya el seno de mamá o el biberón) aunque ya está satisfecho.

“Esto –explica- no se trata de la respuesta a una necesidad; aquí solo se busca la dimensión de un placer pasivo”.



3. Comer chocolates en exceso

“El chocolate se asocia a los placeres de la infancia. Simbólicamente, es portador de dulzura, ternura, de calor y de sensualidad… Es como si entre sus adeptos hubiera una especie de búsqueda del paraíso perdido de la infancia.

El aporte de azúcar y grasa del chocolate activa la secreción de serotonina (el neurotransmisor del bienestar), y además contiene muchas otras sustancias que estimulan el sistema nervioso, facilitan el esfuerzo, aumentan la vigilancia, y tienen también un efecto antidepresivo.

Cuando el consumo de chocolate es demasiado y representa un aporte calórico excesivo en la dieta diaria, es necesario elegir otras alternativas que sigan suministrándole al organismo sus compuestos adictivos. Practicar algún deporte a diario es una de las mejores opciones.



4. El síndrome de la alimentación nocturna

“Las señales de este síndrome son: levantarse en plena noche y medio dormido para ingerir una importante cantidad de alimentos, generalmente de alto contenido en azúcares y grasa, sin casi guardar memoria de ello al despertar, lo que algunas veces está emparentado con el sonambulismo.

Con frecuencia, las personas que lo padecen se muestran ansiosas, estresadas o coléricas. Este síndrome tiene lugar a todas las edades, pero afecta especialmente a los adolescentes que invierten su ritmo; es decir, que se muestran somnolientos durante el día y comen por la noche”.



5. La hiperfagia

Se caracteriza por un exceso tanto de la cantidad de comida que servimos en el plato como por el modo de llevárnosla a la boca (grandes cucharadas o bocados a un ritmo muy rápido y poca masticación).

Las comidas y los refrigerios tienen unas proporciones desmesuradas que van mucho más allá de la saciedad, y la persona es incapaz de parar de comer. A esta condición se le asocia frecuentemente con trastornos afectivos y con la ansiedad.

Indicadores económicos
2014-07-30

Dólar (TRM)
$1.853,30
Dólar, Venta
$1.750,00
Dólar, Compra
$1.942,00
Café (Libra)
US$2,02
Euro
$2.488,79
UVR, Ayer
$213,39
UVR, Hoy
$213,39
Petróleo
US$100,97

Estado del tiempo
2014-07-30

marea

Marea min.: -8 cms.

Hora: 09:10

Marea max.: 12 cms.

Hora: 00:40

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 9 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 24 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2014-07-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese