Indicadores económicos
2017-08-17

Dólar (TRM)
$2.967,32
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.474,73
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$46,78

Estado del tiempo
2017-08-17

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 12:26

Marea max.: -31 cms.

Hora: 20:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Crianza: Época de grandes cambios!

El primer estirón, la caída de los dientes, el desarrollo afectivo y el interés por saber sobre el mundo, son algunas de las características de esta etapa, considerada por los expertos como una de las más determinantes en la consolidación de la personalidad y las emociones.

A los cinco años, la mayoría de los niños se muestran todavía dependientes de los padres, mostrándose más cariñosos y sonrientes. Sin embargo, al cumplir seis, el cambio es notable: comienzan a mostrar un carácter impredecible, que en muchas ocasiones no es fácil de manejar. Los sicólogos los llaman “pequeños adolescentes”.

Para la pediatra Constanza del Castillo, lo único que un niño quiere decir a esta edad es: “Aquí estoy yo”. Busca ser tenido en cuenta, escoge su ropa y quiere exponer sus puntos de vista. Su lenguaje se ha desarrollado suficiente y siente que si antes el universo giraba solamente en torno a sus padres o cuidadores, ya no es así. Ahora su mundo es más amplio.

A esta edad, los niños son capaces de:

- Clasificar objetos por color y forma. 

- Ordenar series de acuerdo con una dimensión particular.

- Trabajar con números.

- Comprender los conceptos de tiempo y espacio.

- Distinguir entre la realidad y la fantasía.

- Manejar el concepto “¿quién soy?”.

- Tener cierto grado de conciencia sobre valores éticos y morales.

- Desarrollar tareas tanto en casa como en el colegio.

- Conocer su identidad sexual y asumir roles de niño o niña, según su caso.

¡AL COLEGIO!

Debido al desarrollo emocional e intelectual que han conseguido, los niños de seis años pueden iniciar su verdadera etapa escolar. Aunque ya algunos han pasado por la guardería y el jardín infantil, es aquí, en el colegio, donde comienzan  a desarrollar todas sus habilidades en ese mundo desconocido que les ofrece las mejores herramientas para darle rienda suelta a la imaginación.

Entrar al colegio suele ser difícil, tanto para los padres como para los niños, pues marca el comienzo de una nueva etapa en la vida del pequeño. Incluso no es raro que cause estrés, ansiedad, incomodidad y tristeza en ambas partes. Los siguientes consejos pueden hacer este momento menos traumático.

- Anticipar la situación y llevarlo a conocer su nuevo colegio.

- Una semana antes de entrar, prepararlo en la nueva rutina con respecto al horario para que se vaya acostumbrando.

- Emocionarlo con los útiles escolares, el uniforme y todo lo relacionado con la entrada “al colegio grande”.

- Asegurarle que no se trata de una separación definitiva sino de unas cuantas horas que pasará lejos del hogar aprendiendo nuevas cosas.

- Cuando llegue el momento, acompañarlo sin mentirle. Es decir, decirle que va a estar sin papá y mamá, pero que lo esperarán en casa.

- Si llora o hace pataleta, recurrir inmediatamente a la profesora. A veces los padres entorpecen más la situación.

- Durante la despedida, mostrar mucha calma.

- Tratar de estar en casa cuando el niño llegue del colegio. Es muy importante que pueda compartir con alguno de los padres ese momento tan importante de su vida.

- Alentarlo día a día a continuar asistiendo sin contratiempos.

7-8 años

LA NIÑEZ MEDIA

De los siete a los ocho años hay un mayor asentamiento de la personalidad. El niño ya ha desarrollado una vida social tanto en la casa como en el colegio. Conoce reglas y rutinas y le da importancia a quienes se encuentran a su alrededor. Es independiente y se encarga de él mismo: se viste, se baña y se asea solo.

“A esta edad ya no necesita buscar un lugar en el mundo de los adultos porque ya tiene el suyo. Entonces, en su inconsciente, comienza a validarse la frase: “Yo soy”. Es el momento en el que todos sus gustos están definidos (sabe cuáles son sus juegos y música preferidos) y es capaz de generar otros vínculos fuera de la familia, como son los amigos,” indica la doctora Del Castillo.

Tampoco es una etapa fácil, pues se está abriendo campo en su propio mundo y en el de los demás y eso le crea inseguridades. Los padres deben apoyarle de la siguiente manera para aumentar su autoestima.

- Demuéstrele que se interesa por sus gustos.

- Hable con el niño sobre sus experiencias en el colegio y con los amigos.

- Establezca rutinas claras.

- Hagan cosas divertidas en familia como armar grandes rompecabezas. Jueguen y vean televisión o películas juntos. Así su hijo podrá expresar sus opiniones y usted explicar sus puntos de vista.

- Conozca a sus amiguitos y a los padres de éstos.

- Apóyelo para que acepte retos y anímelo a practicar deportes.

EL PRIMER AMIGO

Las relaciones que el niño establece fuera del hogar comienzan a tener fuerza en su vida social. A los ocho años comparte sus gustos con otros de su edad y encuentra que hay personas parecidas a él, sin ser miembros de su familia.

El tiempo en el colegio ayuda a fortalecer las relaciones con los amigos y las hacen, en cierta medida, duraderas. Además le dan la oportunidad de aprender a compartir y conocer valores como el respeto, el altruismo y la paciencia. Algunas de esas amistades se conservarán hasta la edad adulta.

9-10 años

¡A CRECER!

Los primeros diez años en la edad de un niño es un número importante y no debe pasar desapercibido. Cuando llega a esa edad ya tiene una personalidad definida, aunque inmadura. Su actividad intelectual es avanzada y comprende conceptos sencillos y complejos.

“Es único, porque las características de su personalidad y de su desarrollo son propias de él mismo y de lo que ha aprendido en su primera infancia. Ahora los padres deben trabajar por los buenos hábitos, el seguimiento constante de rutinas de estudio, la capacidad de incentivar sus ideas y el apoyo en los proyectos educativos,” aconseja la pediatra.

El niño y sus padres son testigos de los cambios físicos. Su cuerpo se estira, y no de una manera armónica; crece entre 5 y 7 cm por año y aumenta entre 2,5 y 3,5 kilos. Los padres, en esta etapa, gastan más dinero en ropa y zapatos, pues las tallas cambian de un día para otro.

Las niñas suelen ser más maduras que los niños y tienen la capacidad de comunicarse fácilmente. Se interesan  por el sexo opuesto, y les interesan la lectura y las historias románticas en la televisión.

Los niños, por su parte, son más reservados, no hablan tanto y se ven más interesados por el computador, los videojuegos y los deportes. El sexo opuesto aún no es tema de sus conversaciones.

MAYORES RIEGOS…

La modernidad ha traído consigo grandes beneficios como el televisor, el computador, internet, celular, juegos de video y más. Es un  hecho que todos éstos son parte fundamental de la vida de los pequeños. Sin embargo, es un deber de los adultos limitar las horas frente al televisor, vigilarlos cuando están en internet y fomentar el adecuado uso que los niños les den a los medios de comunicación interactivos. El riesgo es que se conviertan en adictos.

- El aparato de televisión no debe estar permitido en el dormitorio del niño.

- Siéntese a ver televisión con su hijo.

- Fomente otras formas de entretención como la lectura y los deportes.

- Los juegos de video deben concordar con la edad del niño. Se ha demostrado que el juego descontrolado de éstos genera obesidad, depresión, ansiedad, aislamiento e introversión.

- No permita que su hijo abra cuentas en redes sociales o que navegue solo por las redes de internet.

- Ponga filtros en el computador para evitar que acceda a páginas pornográficas y a otros contenidos peligrosos.

LIBROS PARA SABER MÁS…

JUEGOS SIN BATERÍAS NI CABLES

Ofrece más de 700 ideas para jugar sin necesidad de usar pilas ni cables. La autora demuestra que los juegos electrónicos tienen una serie de desventajas: contribuyen al aumento de la obesidad infantil, al aislamiento social y limitan la creatividad. Por su parte, los juegos desconectados construyen cuerpos fuertes, ayudan a los niños a construir amistades y expanden la mente.

LA BUENA CRIANZA

Annie de Acevedo, reconocida sicóloga, recoge una serie de artículos breves sobre distintos aspectos de la crianza que buscan motivar la reflexión en los padres sobre la relación con sus hijos, así como pautas prácticas para aprender a desenvolverse en situaciones específicas. De esta manera, papá y mamá pueden disfrutar con más libertad la experiencia de criar amorosamente a sus hijos.

Asesoría: Doctora Constanza Del Castillo, pediatra. Teléfono: (1)2714529, Bogotá. Doctora Adriana Cadena Ludemann, fonoaudióloga y terapista. Teléfono: (1)6147262, Bogotá.

LEA MÁS SOBRE Nueva

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese