Indicadores económicos
2017-07-22

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-21

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 05:41

Marea max.: 29 cms.

Hora: 22:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-07-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

1 - 2
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Cyberbullying: Sus hijos pueden ser víctimas

Mensajes amenazantes, publicación de información personal y ridiculización online, son algunas de las consecuencias de esta nueva forma de acoso escolar en la red. Un fenómeno de graves consecuencias para la víctima.

Cada día vemos que el fenómeno del acoso escolar o bullying toma cada vez mayor fuerza. Golpes, apodos y la exhibición de determinados comportamientos son algunas de las preocupantes características de la intimidación escolar.
Sin embargo, aunque parece que este fenómeno sólo sucede de manera presencial, estudios recientes demuestran que los agresores encontraron una nueva manera de ejercer su “dominio”. Se trata del ciberbullying, una forma de intimidación por medio del uso de nuevas tecnologías, como internet y telefonía celular, entre otras.
La idea del agresor es utilizar la red para hostigar, agredir y humillar repetidamente a un compañero que le ha causado problemas o simplemente con el objetivo de sentirse superior. Según explica la sicóloga Ximena Ruiz, “las herramientas disponibles en internet permiten que este comportamiento sea mucho más frecuente e incluso más perjudicial que el típico acoso escolar, pues favorecen el anonimato del agresor”.

¿CÓMO SE MANIFIESTA?
Existen muchos tipos de este fenómeno, pues dependen de los conocimientos tecnológicos que tenga el agresor:

- Hacer llamadas intimidantes o amenazadoras o enviar mensajes de texto imprudentes.
- Subir a la red imágenes comprometedoras (pueden ser reales o fotomontajes), que pueden avergonzar y humillar a la víctima.
- Organizar concursos de la persona más fea, ridícula o poco inteligente, con la foto de la víctima.
- Crear un espacio falso con la identificación del agredido, donde se escribe, a modo de confesión, información privada sobre su vida íntima.
- Circular rumores sobre la víctima, para que otras personas actúen en su contra.
- Hacer comentarios desagradables en las diferentes redes sociales o usurpar su identidad para ofender a otros y provocar reacciones violentas.

GRAVES CONSECUENCIAS
El uso de internet ha desatado en los jóvenes un sentimiento de libertad infinita. Pareciera que dentro de la red no existen normas ni reglas, y quizá por ello esta modalidad se ha hecho más frecuente. Pero lo que no nos imaginamos, es que los daños causados pueden ser mucho peores a los ocasionados por el acoso escolar presencial, pues según explican los expertos, “las nuevas tecnologías garantizan el anonimato del agresor y aumentan la impotencia y desprotección de la víctima”.
Y aunque no existen aún muchos estudios sobre las consecuencias de este tipo de abuso, los especialistas señalan que podría ocasionar problemas de adaptación escolar y social, baja autoestima y rendimiento escolar, angustia, miedo y, en casos extremos, intentos de suicidio.
Sin embargo, los efectos del cyberbullying no son sólo para la víctima. El agresor también puede presentar serios problemas, como conducta antisocial, ansiedad y predisposición al consumo de drogas. Además, el hecho de sentirse superior al otro causa adicción a estas prácticas.

¿CÓMO AFRONTAR EL ‘CIBER-ABUSO’?
La prevención es la mejor medida para evitarlo. Como padre, hable con su hijo sobre el comportamiento que debe tener en internet: no hablar con desconocidos ni divulgar información online. Cuéntele sobre las consecuencias negativas de hacerlo.
Consejos para los chicos: si es blanco de un agresor virtual, acuda a una persona adulta y coméntele el problema. Así será mucho más fácil afrontarlo y eliminarlo. Si es provocado durante alguna conversación o un foro, evite responder con insultos; de esta manera, el agresor no seguirá el juego.
Si ya es víctima del cyberbullying, no borre los mensajes o las pruebas que tenga. Entrégueselas a un adulto y busque la manera de reconocer a su agresor, contactando a la compañía del medio empleado para cometer el acoso. ¡Recuerde!: siempre acompañado de un adulto.

PERFIL DE LOS AGRESORES
Varios estudios han demostrado que estos casos se presentan con más frecuencia en los niños que en las niñas. Y aunque el cyberbullying es propio de adolescentes, los límites de edad pueden modificarse. Los agresores se caracterizan por:
- Tener dominio de las nuevas tecnologías: internet, celulares, DVD, videoconsolas, cámaras digitales, webcam, etc.
- Generalmente no alcanzan buenos rendimientos académicos.
- Suelen presentar problemas de conducta en sus hogares. Poca comunicación y confianza por parte de sus padres.
- Hacen parte de comunidades virtuales.
- Crean sus propios espacios personales en la red (blogs, páginas Web personales, etc.)

LEA MÁS SOBRE Nueva

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese