Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-19

Dólar (TRM)
$2.934,58
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,64
UVR, Hoy
$242,67
Petróleo
US$51,08

Estado del tiempo
2017-01-19

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 23:33

Marea max.: 7 cms.

Hora: 06:29

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 5 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-01-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 7 - 8

Disfunción eréctil: verdades y mitos

-A A +A
 

La disfunción eréctil (DE) se define como “la inhabilidad persistente de lograr o mantener una erección suficiente para una relación sexual satisfactoria”. Aunque a veces es causada por trastornos psicológicos, con frecuencia son factores físicos los culpables: la enfermedad arterial ateromatosa, desórdenes neurológicos, insuficiencia venosa, desórdenes endocrinos, cirugías o lesiones.

Por ello, según las guías de la Sociedad Internacional de Andrología, y la Sociedad Europea y Americana de Urología, “un paciente con impotencia y pérdida del deseo sexual debe buscar a un especialista para que se le practiquen exámenes de testosterona total, glicemia y perfil lipídico”.

Primero el corazón y los triglicéridos

La DE se manifiesta a través de diversos síntomas como dificultad para alcanzar o mantener una erección, cuando éstas son menos rígidas, las espontáneas menos frecuentes o se llega al clímax en menos tiempo.

Un estudio realizado por el investigador italiano Montorsi, del Instituto de Cardiología de la Universidad de Milán, afirma que la DE puede ser un síntoma previo a la enfermedad cardiovascular. “Cuando hay obstrucción en una arteria pequeña como la peneana, que mide dos milímetros, ésta se puede infartar o impedir que llegue la sangre al pene. Lo mismo sucede, entonces, con la arteria coronaria, la carótida o la femoral. Primero se infarta el pene y después el corazón”, puntualiza dicho estudio.

Además de relacionarse con enfermedades cardiovasculares, otra asociación que sustentan varios estudios es la de la DE y el síndrome metabólico, el cual incluye factores como obesidad abdominal (¡ojo si su cintura mide más de 102 cm!), triglicéridos altos, diabetes o hipertensión arterial.

El porqué de esta asociación se evidencia en la relación que existe entre este síndrome y la deficiencia de testosterona, pues muchos de los componentes de éstos (obesidad, hipertensión,  triglicéridos altos y resistencia a la insulina) están presentes en hombres que sufren los dos  problemas (DE y síndrome metabólico).

Ah, la testosterona

La testosterona es la hormona sexual de los hombres y se encarga de mantener el impulso sexual y la producción de esperma. Además de estas funciones, interviene en  la producción de células sanguíneas en la médula ósea, la formación de huesos, el metabolismo de grasas y carbohidratos y el crecimiento de la glándula prostática, entre otros.

De acuerdo con el doctor Eberhard Nieschlag, presidente de la Sociedad Europea de Endocrinología, quien estuvo en nuestro país invitado por Bayer, “la deficiencia de testosterona o hipogonadismo puede originar osteoporosis, debilidad en los músculos e incremento en los niveles del colesterol, aumentando el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares o infartos de miocardio”.

Es por esta razón que el doctor Nieschlag, en cada una de sus charlas, alienta a los hombres de todas las edades a realizarse controles de testosterona en caso de presentar obesidad abdominal y síntomas relacionados con el déficit de la hormona, como disminución de la libido, pérdida de masa muscular, cansancio,  depresión o disfunción eréctil.

¿UN PROBLEMA DE ADULTOS?

Un popular mito reza que la DE es sslo un problema de adultos, y aunque el 40 por ciento de los casos se da a la edad de 40 años, y un 67 por ciento a los 70, se han registrado casos en hombres desde los 24 años.

Según el doctor José Pablo Saffón, gerente general de Boston Medical Group (BMGC), clínica médica dedicada al tratamiento de las disfunciones sexuales masculinas, “la sexualidad masculina es un tema que concierne a todos: desde un adolescente, pasando por un adulto, hasta un adulto mayor.

Sin embargo, el conocimiento real es escaso debido a factores como la negativa a hablar de  temas que son considerados tabúes o a una educación mitificada y restrictiva en los temas eróticos. Por ello, los trastornos sexuales son casi completamente desconocidos por la mayoría de las personas, y están relacionados con ciertos mitos y creencias erróneas”.

Las disfunciones sexuales constituyen una categoría diagnóstica importante en estas alteraciones, pues pueden definirse como “todos aquellos trastornos en los que problemas fisiológicos o psicológicos dificultan la participación o satisfacción en las actividades sexuales. Existe una disfunción sexual cuando alguna de las respuestas sicofisiológicas implicadas en el ciclo de la respuesta sexual, o la totalidad de ellas, no se producen o solamente se producen de manera parcial”.

Posibles tratamientos

Aunque la disfunción eréctil está asociada a la baja producción de testosterona, no se debe confundir una con la otra. Algunos terapias para la segunda, pueden no arrojar resultados positivos para la DE.

El tratamiento principal del síndrome de deficiencia de testosterona es la terapia sustitutiva, un procedimiento intramuscular que se realiza cada tres meses, el cual restablece los niveles normales de la hormona, mejorando el bienestar físico y el desempeño sexual, disminuye la masa grasa corporal e incrementa la masa magra, estimulando la fuerza muscular.

En cuanto a los medicamentos específicos que se encuentran en el mercado y que casi siempre son la primera opción a la hora de combatir la DE, el doctor Saffón afirma que si no se usan de la manera adecuada, pueden tener consecuencias no deseadas. Y siempre deben ser formulados por un médico.

“Muchos de mis pacientes llegan a la consulta sin esperanzas, porque después de algún tiempo los medicamentos que usaban ya no les sirven, o simplemente no toleran los efectos secundarios que éstos les producen. Y pocos médicos pueden ofrecerles una alternativa diferente a una prótesis… o simplemente, la resignación”, agrega este especialista en desórdenes sexuales.

Por ello, complementa el doctor Saffón, BMGC creó un tratamiento que no está contraindicado para personas que sufren del corazón y además no tiene un límite de edad.

“Este tratamiento se aplica localmente y permite al usuario mantener una erección incluso después de la eyaculación, tampoco requiere de excitación para producir su efecto. Esta técnica  permite en muchos pacientes generar soluciones a largo plazo, mejorando sustancialmente la calidad de vida de las parejas que sufren la DE”, puntualiza el experto.

_____________________

OBESIDAD Y SEXUALIDAD

Existe una correlación inversa entre el Índice de Masa Corporal (IMC) y la eyaculación precoz (EP) primaria.

Este es el resultado de una investigación que duró un año. Se registraron los IMC de más de 100 pacientes que necesitaban tratamiento para la eyaculación precoz, comparándolos con otros 100 pacientes que no tenían este problema.

Los resultados revelaron que los hombres que padecían de esta disfunción (EP) eran más delgados, razón por la que reportaron los IMC más bajos.

“Lo que ocurre es que los hombres con más grasa corporal presentan un nivel más alto de la hormona sexual estradiol, la cual, al parecer, desensibiliza los receptores encargados de controlar el tiempo de latencia en la eyaculación, facilitando el control de la misma.

A pesar de ello, es importante explicar que la obesidad aumenta el riesgo de muchas enfermedades, incluida la disfunción eréctil. De nada sirve durar más en las relaciones sexuales si no se puede lograr una erección”, afirma el doctor Saffón, experto en salud sexual masculina.

_____________________

UNA ENCUESTA REVELADORA

Según el estudio The Massachusetts Male Aging Study (MMAS):

- El 52 por ciento de los hombres con edades comprendidas entre los 40 y los 70 años mostraron algún grado de disfunción eréctil.

Al menos uno de cada cinco hombres no puede alcanzar una erección plena.

- La mayoría de los casos de disfunción eréctil son por causas orgánicas como la diabetes, la hipertensión, problemas cardíacos y otras patologías.

- Existe una fuerte relación entre edad y la disfunción eréctil, a tal punto que las probabilidades de su aparición pueden aumentar un 40 por ciento a la edad de 40 años y un 67 por ciento en hombres de 70.

___________________

MÁS DATOS

Un estudio realizado en 12.500 hombres y mujeres de 27 países dio como resultado los siguientes datos:

- El 48 por ciento de los hombres reporta algún grado de disfunción eréctil.

- El 65 por ciento de los hombres no está satisfecho con la firmeza de su erección y el 63 por ciento de sus parejas… tampoco.

- El  7 por ciento de los pacientes tomó medicamentos contra la disfunción eréctil. Sin embargo, el 74 por ciento estaba dispuesto a tomar un medicamento para mejorar su erección si pensara que sufría de  disfunción y el 64 por ciento de las mujeres apoyaría dicha decisión.

- En general, los participantes que indicaron tener una baja satisfacción con su grado de firmeza de erección eran menos propensos a estar satisfechos con su vida sexual y su salud integral.

 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2377 fotos
65749 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese