Indicadores económicos
2017-08-18

Dólar (TRM)
$2.980,03
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.485,74
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$47,09

Estado del tiempo
2017-08-18

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:35

Marea max.: 31 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 14 a 28 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-08-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El arte de elegir mascota

Los perros son las mascotas por excelencia, casi todos crecimos con uno. Los gatos, en cambio, no eran tan populares en la época de nuestros padres, pues diversos mitos supersticiosos narraban a estos animales rodeados de un halo de misterio y mal agüero. Y aunque cada vez logran más adeptos, es un hecho que los perros siguen siendo preferidos a la hora de elegir compañía animal.

Infortunadamente, llevar a casa al perro equivocado es garantía de muchísimos problemas que no sólo afectarán al animal, sino al dueño y a toda la familia. La clave es hacer un alto, dejar de lado el entusiasmo y analizar una a una las posibilidades de tiempo, espacio y compromiso que se le pueden ofrecer a la futura mascota.

De acuerdo con el doctor Luis Carlos Díaz, médico veterinario, el lugar determina el tamaño del canino que se elija (entre mayor sea el espacio, más grande puede ser el perro). Sin embargo, son más importantes las normas bajo las cuales sea educado. “Yo he visto a perros San Bernardo que viven en apartamentos; la clave es la educación que dé el propietario. Porque puede tener una casa muy grande, pero si el perro se sube a las camas, destroza la ropa o se orina donde no debe… Una excelente educación hace que un perro llegue a un espacio pequeño y se adapte perfectamente”.

Las razas de “moda”

Como suele suceder en muchas otras circunstancias, la sociedad también nos impone tendencias en los perros “que deberíamos tener”. Por eso no es raro que hoy veamos más golden retriver, schnauzer, bull terrier y beaggles, por ejemplo, que dálmatas, pastores o pequineses. 

- El labrador, el golden retriver, el beaggle y el bull terrier son ideales para adolescentes o deportistas, pues necesitan mayor actividad física. Y es mejor tenerlos en una casa grande. “El beaggle, especialmente, exige mucha actividad. De lo contrario, destruye la casa. Cuando es cachorro todo lo coge, lo muerde, lo rasga; eso está dentro de su forma de ser, así que si va a tener un beaggle ‘porque está de moda’, tiene que saber que debe proveerle muchísima actividad y paciencia”, aconseja el doctor Díaz.

- Los schnauzer y los french poodle son perros ideales para niños entre 5 y 7 años, ya que los pueden agarrar sin problemas y jugarles. Además, “son peluditos, parecidos a los peluches”.

- Los jack russell son adecuados para personas de 30 a 40 años de edad, por ser perros más tranquilos. “A pesar de ser muy juguetones, son pasivos y juiciosos. En otras palabras, perfectos para alguien que no quiera una mascota bulliciosa”, asegura el experto.

Si lo suyo son los gatos…

En la actualidad, los felinos son una buena opción para acompañar a personas que están mucho tiempo fuera de casa o viven solas o en espacios más pequeños. La independencia y autosuficiencia de los gatos nos permiten un menor compromiso. Por ejemplo, no hay que sacarlos al parque ni bañarlos, pues son labores que realizan sin ayuda alguna.

Los gatos son la mascota favorita en toda Europa, Argentina y Brasil, por la adaptabilidad que muestran a cualquier espacio. “Son animales que se cuidan solos y no necesitan tanta dedicación. Para un ejecutivo que no tenga mucho tiempo, pero que necesita compañía y desestresarse, es ideal. El perro siempre requiere de mayor tiempo, sobre todo si vive en un espacio pequeño, pues debe ser paseado por lo menos tres veces al día”, asegura el doctor Díaz.

Casi todos los mitos alrededor de los gatos son inventos. Por ejemplo, no es cierto que estos hermosos felinos ataquen a los bebés de la casa y, por supuesto, no dan mala suerte. El gato es un animal doméstico que ve en su amo al “macho alfa”, a menos que éste no le dé una crianza que así lo sustente.

Tenga en cuenta que son animales muy territoriales, por lo que querrán marcar su espacio continuamente. Por ello, una buena alternativa es castrarlos.

Otras ‘posibles’ mascotas

- Los peces requieren un acuario limpio y con la temperatura adecuada, además deben ser alimentados diariamente. Apropiados para quienes no quieren tener mayor compromiso y que además planean enseñarles un poco de responsabilidad a sus hijos, pues a veces las labores que se adquieren con un perro son demasiado pesadas para los pequeños de la casa.

“Los orientales lo saben bien: el acuario está hecho para  apagar las luces de la casa y lograr un relax total al ver lo que contiene”, explica el veterinario.

- Las aves ornamentales proponen un desestresante auditivo, pero ensucian mucho más, y sobre todo en espacios cerrados. Su mantenimiento es muy dispendioso”, arguye el doctor Díaz.

- Los populares hamsters no son recomendados por nuestro asesor. Según él, son mascotas que no duran más de dos años, así que “siempre suponen duelos muy fuertes en sus pequeños propietarios”.



UN DUELO COMO TODOS

Las relaciones con las mascotas son importantes lazos afectivos en la vida de cualquier persona. Por ello, cuando llega el momento de su partida, el duelo que se afronta pasa por las mismas tres etapas que el que se vive por la muerte de un ser humano:

1. Negación de la muerte. Depende de cómo se haya perdido a la mascota: si fue a causa de un accidente o un hecho imprevisto, se requerirá de más tiempo para asimilarlo, que si fue originado por una enfermedad.

2. Culpa. Este periodo se caracteriza por emociones como rabia, culpa y una fuerte depresión. La persona puede presentar trastornos anímicos y fisiológicos, como palpitaciones, insomnio, y un mutismo intenso, ya que todo el cuerpo está centrado en la vivencia de la pérdida.

3. Aceptación. Después de un proceso que dura aproximadamente un año llega la aceptación de la pérdida, y la persona está preparada para afrontar su vida en solitario.

Los niños menores de 7 años pueden demorarse un poco más en el duelo, ya que funcionan con el hemisferio derecho del cerebro, que es el emocional. Por ello, las pérdidas a esta edad se recordarán por el resto de la vida; además, porque en la mayoría de los casos enfrentan por primera vez al niño a la idea de la muerte. Lo importante es que tenga una buena red de apoyo familiar y se le respete este tiempo antes de decidir regalarle una nueva mascota.

SI EL PERRO ATACA

La ansiedad de un niño por tener un perro como mascota puede convertirse en un sentimiento de terror si es atacado por uno. Si este es el caso, lo mejor es recurrir a una terapia para que el pequeño entienda que ese suceso no necesariamente se repetirá con todos los perros con que se relacione.

Un ataque deja no sólo la herida física, sino que se instala en el inconsciente, generando mucha angustia. Por ello, lo ideal es que el niño tenga un periodo en el que, con ayuda sicológica, pueda sacar de sí los sentimientos negativos, para que en un futuro pueda volverse a relacionar, sin temor, con cualquier mascota.

 

LEA MÁS SOBRE Nueva

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese