Indicadores económicos
2017-03-29

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-29

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 07:11

Marea max.: -2 cms.

Hora: 11:51

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 15 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El oficio de ser papá

-A A +A
 

Los padres primerizos imaginan escenas de película como aquella donde llevan a su hija de la mano al colegio, juegan fútbol con su pequeño o comen palomitas de maíz en el cine… En la realidad, las cosas pueden cambiar. Algunos sienten los malestares del embarazo, entran en crisis durante los primeros días de crianza o hasta son víctimas de los celos al verse ‘desplazados’ por su nuevo hijo.

MELBA LUCÍA GARNICA
De acuerdo con el ginecólogo y sexólogo Guillermo Sánchez, es lógico que un hombre sienta angustia ante el hecho de ser padre. Esta es una opción que se divide en dos partes, en la capacidad física y en la capacidad sicológica, y no todos los hombres pueden o desean desempeñar este papel, así que tomarlo como opción de vida es una responsabilidad enorme.
Los padres de hoy son producto de una evolución positiva, y a la vez la sociedad les ha ido involucrando más en la maternidad. Tanto, que algunos hombres divorciados tienen la custodia de sus hijos y ‘funcionan’ casi como mamás. “Hace 50 años, el hombre sólo se sentía padre cuando tenía a su hijo en brazos; participaba poco o nada en el proceso de embarazo. La mujer lo asumía en su totalidad, así como la preparación al parto, mientras que él era un simple espectador”, asegura el doctor Sánchez.
Afortunadamente, hoy las cosas han cambiado. La mayoría de los hombres van a los cursos de preparación al parto, quieren estar presentes, se preocupan por entender los cambios sicológicos y físicos de su pareja y desean hacer parte activa de la crianza de sus hijos.
La nueva generación de padres aporta, lee, investiga, se documenta y está dejando atrás esa imagen del padre cabeza de familia que ayudaba poco y apenas se despertaba abriendo un ojo ante el llanto de su hijo.
¿CÓMO AFECTA LA PATERNIDAD A UN HOMBRE?
Las expertas en cursos sicoprofilácticos (preparación al parto), Marien Gómez, Martha Lucía Cárdenas y Sonia Rubio, aseguran que a medida que el embarazo de la mujer va evolucionando, inconscientemente el hombre puede sentir:
 Celos: Originados por ser un simple espectador del embarazo. De ahí que se les recomiende a los futuros padres acompañar a su pareja a las consultas con el obstetra, asistir a las clases de preparación al parto e intentar involucrarse activamente en todo lo que tenga que ver con esta etapa.
 Temor: Causado por no disponer de suficiente información. Ellos deben leer libros y acceder a los temas sobre embarazo y parto. Esto les dará la seguridad que tanto necesitan durante esos nueve meses y cuando llegue el momento del parto.
 Preocupación: A la mayoría de los hombres, los gastos familiares que aumentan con la llegada de un bebé les quitan el sueño. La mujer debe ayudar, apoyando a su pareja muy de cerca y organizándose con anticipación para poder afrontar los cambios en la economía doméstica que se avecinan.
 Intimidad con la pareja: Los hombres temen ser rechazados por su pareja debido al embarazo o creen que pueden hacerle daño al bebé, que aún está en el vientre materno. Ese miedo desaparecerá si la futura madre cuenta con el consentimiento del médico obstetra.
HOMBRES Y EMBARAZO
En el embarazo, las mujeres viven mes a mes la maternidad con todos los cambios físicos y altibajos emocionales que ese estado conlleva. Por su parte, en los hombres se originan (o aumentan), el sentimiento de dar protección y el deseo de convertirse en proveedores con un serio compromiso a largo plazo.
Así como la mujer afronta experiencias únicas en el embarazo -el aumento de peso y la sensibilidad a flor de piel, por ejemplo-, algunos hombres pueden sentir náuseas, antojos y malestares, hecho que ya tiene nombre científico: Síndrome de Couvade, ésta última una palabra francesa que significa incubar o criar.
Las estadísticas indican que 2 de cada 6 hombres, muy compenetrados con su pareja, pueden sentir los síntomas del embarazo. Y aunque es un asunto de tipo sicólogico y no físico, ellos ¡se sienten realmente embarazados!

EL MOMENTO CRUCIAL
La mayoría de los hombres sienten temor cuando llega el momento del parto y esto es normal. Sin embargo, ese sentimiento se puede atenuar, evitando también momentos muy angustiosos, si el papá se hace partícipe durante el proceso de embarazo.
De acuerdo con Marien Gómez, “generalmente el curso sicoprofiláctico comienza dos meses antes del parto. Siempre será mejor que los dos asistan. A la madre, entre otras cosas, se le enseña a respirar; al padre se le capacita para ayudarla en todo momento y para que sepa cuáles son los signos que delatan el inicio del gran momento.
Sin embargo –continúa la especialista-, cuando llega la hora, muchos de ellos están muy nerviosos en la clínica y olvidan las instrucciones que aprendieron. Ha habido casos de algunos hombres que durante todo el curso se mostraron muy valientes y a la hora de la verdad se desmayaron o estaban tan estresados, que su misma pareja prefirió alejarlos un momento hasta que naciera el bebé”.
LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE UN BUEN PADRE

1. ASISTIR AL PARTO: ¿SÍ O NO?
Es opcional y debe hacerse una preparación a todo nivel. Los expertos le permiten al padre presenciarlo, siempre y cuando el parto se desarrolle de manera normal. Si existen emergencias, si se trata de un parto de alto riesgo o de una cesárea, él no podrá estar presente.
Y la regla de oro es que jamás un padre debe estar de frente a su pareja en el momento del alumbramiento.

2. GANARSE A LA SUEGRA
A partir del momento en que llega el bebé a la casa, ella se convertirá en indispensable para la familia. Y con su sabiduría, logrará enseñar a la pareja los detalles clave de la crianza del bebé. Sin embargo, las visitas de la suegra deben ser de mayor calidad y de menor cantidad. La pareja necesita tiempo a solas para compenetrarse con su hijo.

3. SACRIFICAR EL SUEÑO
Un bebé necesita atención tanto en el día como en la noche. El llanto del bebé, la necesidad de arrullarlo en la madrugada y las ojeras de papá y mamá serán el pan diario de cada día por unos cuantos meses. Lo mejor es acostumbrarse y programar el horario de sueño con la pareja. Al final, aprenderán a disfrutar esta experiencia.

4. APOYAR LA LACTANCIA
Esta etapa es una de las más difíciles para la mujer, especialmente en los primeros días del bebé. El hombre debe ser consciente de la importancia de darle apoyo a su pareja para que ella continúe lactando, pues es primordial para el recién nacido. La clave es mimarla y darle mucho afecto y tiempo para que se pueda sentir segura.

5. TENER CONFIANZA EN SÍ MISMO
Si usted optó por el compromiso de ser padre, tómeselo con seriedad, demostrándole tanto a su pareja como a sus familiares que puede cuidar al bebé como lo hace la madre. En otras palabras, hágase confiable.
“Algunas mujeres no confían en su pareja y eso está mal. Al hombre no se le debe etiquetar con frases como ‘él no sabe’, ‘él no puede’, ‘él es hombre’, ‘él lo va a dejar caer’, ‘él no sabe cómo cargarlo’, etc. En este error cae la mayoría de las mujeres, las suegras, las amigas de la esposa y hasta el mismo hombre termina creyéndoselo.
Así que mucha atención, porque este tipo de comentarios pueden hacerlo sentir mal y herirlo en un proceso que para los hombres es difícil. Además, logra generar, en un comienzo, grandes sentimientos de inseguridad”, indica el ginecólogo Guillermo Sánchez.
6. HACER EL CURSO SICOPROFILÁCTICO
El hombre debe asistir al curso de preparación al parto junto con su pareja. Es allí donde dedicará unas horas para comprender que este curso puede darle las herramientas prácticas para el momento del nacimiento de su hijo. Además aprenderá a bañar el bebé, sacarle los gases y saber qué hacer en un momento de llanto.
Gracias a las diferentes conferencias que se dictan en estos cursos, también entenderá que el proceso que está viviendo es el mismo por el cual atravesaron otros hombres, lo cual le dará mayor tranquilidad.
7. ACTUAR CON SENTIDO COMÚN
Los expertos nos cuentan que debido a la inexperiencia y a la falta de información, los padres primerizos cometen muchos errores, llevados por un escaso sentido común. Por ejemplo:
- Bañar al bebé cuando tiene hambre.
- Despertarlo para comer.
- Arroparlo en exceso para que no sienta frío.
- Creer que los bebés siempre lloran por hambre.
- Llevar al bebé recién nacido a sitios como restaurantes o centros comerciales, donde la familia estará muy estresada y nadie disfrutará. (Mejor opte por paseos cortos al aire libre y al sol).
- Pretender tener un esquema. ¡Lo único que se puede planear con un recién nacido es que come cada tres o cuatro horas!
8. TENER TIEMPO PARA LA PAREJA
Si bien la atención de los dos ha estado centrada en el nuevo miembro de la casa, es recomendable que la pareja se dé un día libre. Las abuelas o las cuñadas estarán felices de cuidar al bebé mientras los dos van a cenar, a cine o a pasear. Es tiempo de reencontrarse como pareja.
En circunstancias normales, los expertos recomiendan sacar al niño del cuarto de los padres cómo máximo antes de los tres meses.
9. NO COMPRAR TODO LO QUE EXISTA EN EL MERCADO PARA BEBÉS
Los hombres, por la influencia cultural de ser proveedores, tienden a comprar los objetos más innecesarios para un recién nacido. Algunos no sólo memorizan todos los catálogos de tiendas especializadas y compran sin pensar, sino que de sus viajes de trabajo traen columpios que no pesan, perros de cuerda, tinas con alarma, cunas ultralivianas y carros a control remoto.
10. RECORDAR QUE SE APRENDE SOBRE LA MARCHA
Nadie nace aprendido y ser padre se aprende sobre la marcha. El hombre es más dado a improvisar y hace cosas que sólo a él se le ocurre, como llevar a un recién nacido en un cargador al supermercado. La mayoría de los papás primerizos son más tranquilos y relajados que la nueva madre, lo que les permite ayudar a sus parejas a sentirse más confiadas con su labor.
Así son ellos, y lo mejor es tener a un padre feliz y no a un hombre angustiado y nervioso ante el reto de criar a su propio hijo.

ASESORÍA: Marien Gómez de Zamudio, Martha Lucía Cárdenas y Sonia Rubio. Curso Sicoprofiláctico de la Clínica del Country. Teléfono: (1)5301720, Bogotá. Doctor Guillermo Sánchez, ginecólogo y sexólogo. Teléfono (1)2561712, Bogotá.
HABLANDO DE PADRES… ESTOS SON LOS MÁS ASOMBROSOS DEL REINO ANIMAL
1. El león. Es cierto, el rey de la selva puede pasarse 20 horas del día durmiendo. Sin embargo, cuando se trata de sus hijos, no hay quien le gane. Este animal defiende a su familia a toda costa, incluso con su vida, pues si pierde una batalla, su contendor podrá comerse a toda su familia.
2. El ratón marsupial australiano. Por engendrar a sus hijos olvida comer, beber y dormir. Puede ser el padre de hasta 800 ratoncitos en tres días. Y cuando termina de procrearlos, muere.
3. El chacal dorado. Fiel a su pareja y a sus hijos hasta que muere. Es muy responsable y siempre lleva comida a sus pequeños y a su esposa. ¡Nunca se va de la casa!
4. La chincha acuática gigante. Apenas sabe que va a ser padre se dedica a cuidar los huevos de su hembra y cuando nacen lleva a 150 pequeños sobre su lomo.
5. El ñandú. Este macho pasa días a sol y a sombra sin comer mientras cuida los huevos. Pasa todo el día sentado y después se dedica a cuidar hasta 20 polluelos durante dos años.
6. El pez espinoso. Construye la casa para sus hijos con un líquido que segrega de sus riñones. Cuando la estructura está lista, la hembra pone los huevos allí y él los fecunda. Desde ese momento se hace cargo de sus hijos, abanicando sus aletas 400 veces por minuto para asegurar su supervivencia.
7. La rana toro africana. Protege a seis mil hijos, haciendo grandes huecos con sus patas traseras. La idea es que ninguno se pierda y sobreviva a cualquier desastre que ocurra en la charca.
8. La ranita de Darwin. El macho pone en su boca los huevos que ha puesto su pareja y los mantiene hasta que nacen allí mismo. Protege a sus hijos haciéndose el muerto para pasar inadvertido.
9. El pingüino Emperador. La hembra sólo produce un huevo y este increíble padre construye un nido en sus patas hasta que su bebé nace después de 65 días de espera. Y como la hembra se ha ido en busca de alimento, él produce un líquido parecido a la leche materna para alimentar a su hijo.
10. El caballito de mar. La hembra pone sus huevos en el estómago del macho, la cual se convierte en una bolsa de incubación. Es el único animal que guarda a sus hijos en su propio cuerpo y él mismo los hace nacer mediante contracciones. ¡El campeón de padres en el reino animal!

2464 fotos
69459 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese