Indicadores económicos
2017-02-20

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-20

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El que saca a pasear a las ánimas

-A A +A
 

Durante 40 años, este hombre llamado Jesús Torres ha cargado con la tradición de sacarlas del cementerio y llevarlas de paseo por el pueblo. A punta de padrenuestros, dice que ha salvado miles.

“Por cada Padrenuestro que se reza, son mil almas que se salvan”, dice Jesús Torres, y por eso, como devoto de ellas, él se dedicó a rezarles. Lo hace cada año durante un mes seguido, todas las noches de noviembre, entre las 12:00 p.m. y las 2:00 a.m.
Pero sólo del 2 al 30. "El primero no, porque es el día de Todos los Santos y no se puede -apunta este hombre de 65 años, a quienes en su pueblo apodan ‘Chucho Huevo’- por la cabeza pelada, aunque también me dicen ‘el animero’".
Jesús nació y vive en Copacabana, municipio a 15 minutos de Medellín, y es uno de los pocos que en Colombia conserva la tradición del ‘animero’, un personaje que a punta de oraciones saca las ánimas del cementerio, les da una vuelta por el pueblo, y salvadas del infierno o el purgatorio, las regresa al camposanto.
"Todo tiene que ser entre las 12:00 y las 2:00. Más allá de esa hora no se pueden dejar afuera porque se vuelven espíritus malignos", sostiene muy seguro ‘Chucho Huevo’, a quien para nada le molestan sus remoquetes.

PURA DEVOCIÓN
Noviembre es el mes de las ánimas y este hombre es el tal vez el único en Antioquia que se preocupa de verdad por ellas, por darles salvación a tantas que están sufriendo porque quedaron con cuentas pendientes en la tierra.
Él afirma que en el país son escasos los municipios que conservan esta tradición y que a pesar de hacerlo con mucho amor y haber ganado mucha fama, nunca ha recibido un peso. "No se puede cobrar, porque se sala uno".
En 40 años que lleva dedicado a esta labor, ¿se imaginan cuántos padrenuestros ha rezado y cuántas ánimas ha salvado? "Yo nunca las he visto, pero siento su energía; ellas van detrás de mí, yo no puedo mirar atrás ni a los lados, todo el tiempo con la cabeza clavada en el piso y orando", explica este hombre de baja estatura y mucha seriedad.
Cuando el animero sale del cementerio a andar las oscuras calles de Copacabana, la gente se va sumando a sus rezos hasta armar una procesión. Él viste una capa impermeable, un sombrero de alas caídas que le cubre casi todo el rostro y una campana de cobre que resuena todo el trayecto. Atrás, dice, "oigo el murmullo de las ánimas, pero no entiendo lo que rezan; y sí, me da algo de miedo, pa'qué lo voy a negar".
Pasado mañana, ‘Chucho’ empezará su rutina. Lo hará con todo amor y respeto por las benditas ánimas. Y tiene un motivo especial: "Antes de volverme animero era muy salado, no duraba en los empleos, pero después conseguí trabajo estable y me jubilé, fue el mayor favor que me hicieron", repite Jesús, que sin haber estudiado para cura, ha salvado más miles de almas que el mejor de los religiosos.
Todo a punta de padrenuestros y de darles un merecido paseo por el pueblo, que debería vestirse de gala para darles de nuevo la bienvenida al mundo… a este mundo cruel del que se fueron y que no sabe uno si de pronto quisieran regresar a quedarse para siempre.

2408 fotos
67292 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese