Indicadores económicos
2017-04-26

Dólar (TRM)
$2.899,13
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.157,54
UVR, Ayer
$248,95
UVR, Hoy
$248,99
Petróleo
US$49,56

Estado del tiempo
2017-04-26

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 15:44

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:35

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El territorio claroscuro de la pasión

Pasión: un concepto que guarda una profunda dualidad. Puede ser el eje funcional de las metas de una persona, pero también el catalizador de esa parte oscura que cada uno alberga en lo más hondo de su ser. Entonces, ¿cómo mantenerse en equilibrio?

Hace un par de años, la poetisa y lingüista argentina Ivonne de Bordelois dijo que aunque el término “pasión” es muy viejo, el significado que conocemos actualmente está signado por la clara legitimación del placer que define nuestra sociedad. “Cuando hablamos de pasión nos referimos a un movimiento muy intenso, pero no le asignamos, como lo tuvo en su origen, el significado de sufrimiento y de pasividad”.
Si nos remitimos al diccionario de la Real Academia de la Lengua, encontramos los siguientes significados: acción de padecer, lo contrario a la acción, perturbación o afecto desordenado del ánimo, inclinación muy viva de alguien a otra persona, apetito o afición vehemente a algo, sermón sobre los tormentos y muerte de Jesucristo.
Como se puede ver, la pasión designa estados de ánimo, aparentemente contradictorios pero igualmente intensos. Este es un concepto definitivo en la historia de la humanidad, pues guarda la dualidad de los sentimientos del hombre: nada es enteramente bueno, nada es enteramente malo. Muestra tanto la fuerza creadora en las artes, como los actos oscuros que proyecta el instinto animal que ha domado la razón.
“Pasión es la fuerza envolvente de la persona para pensar, actuar, amar, jugar. Es incontrolada, pero controlable. Una persona apasionada se identifica porque todo su cuerpo y su mente están concentrados en lograr algo que quiere emprender”, afirma Guillermo González Illidge, psicólogo, sexólogo y psico-orientador.

EL INICIO DE LA PASIÓN
“La pasión surge frente a estímulos externos, ya sean personas, ideas, actividades o anhelos. Y se caracteriza por ser un sentimiento exagerado que tiende a dominar los pensamientos”, asegura el doctor González, quien considera que todas las pasiones tienen un mismo origen: la energía vital.
Aunque el término se ha asociado a la pulsión sexual, en realidad abarca territorios sensibles más amplios, pues alimenta también la motivación que se puede tener en áreas como la laboral o la familiar.
“Cuando el estímulo es un proyecto que nos interesa, ese estímulo externo se convierte en motivación, envuelve al cerebro y es una fuerza que lleva del pensamiento a la acción. Es el caso de todos los que somos apasionados por nuestra profesión u oficio”, afirma el experto.
Él considera que quien no es pasional es sólo un ser vegetativo que sobrevive en un continuo mar de apatía e insensibilidad. “Sigmund Freud recordaba un año antes de morir que sólo existe razón de vivir cuando el ser humano es capaz de amar y de recibir amor, de trabajar con entusiasmo y ganarse la vida como fruto del trabajo, y cuando es capaz de disfrutar del descanso como recompensa del esfuerzo”.

LA DUALIDAD PASIONAL
Las conductas de agresión, odio, venganza y egoísmo son pasiones negativas. Amar, perdonar y compartir son pasiones positivas. Desde los primeros años de vida de un ser humano, la influencia del entorno crea una especie de disco duro en su cerebro, correspondiente al trato que haya recibido tanto de su hogar como del ambiente.
Por esto se requiere tener un feelingware (disco duro sentimental) que alimente la inteligencia emocional para formar jóvenes y adultos llenos de entusiasmo, con un espíritu de comprensión frente a otras ideologías, religiones, razas y orientaciones sexuales.

LA PASIÓN VISTA POR CRISTINA UMAÑA
Para la actriz colombiana, pasión es entrega y deseo de satisfacer una necesidad de una manera intensa. Cristina, una mujer consagrada en televisión y teatro, conocida por su profesionalismo y talento, asegura que lo bueno de abordar la vida apasionadamente es “que uno se realiza. La pasión es realización”.
“Soy más apasionada en el trabajo y en el amor, porque son las dos cosas en las que más enfoco mi vida, aunque es instintivo. No es una decisión. Para mí, el trabajo es un apasionamiento inmediato y el amor también.
Por otra parte, pienso que el exceso de pasión puede cerrar a las personas en sus juicios de valor y puntos de vista. Esto es negativo, porque la vida me ha demostrado que debo dejar fluir las cosas, y entender que lo que yo pienso, siento y creo no tiene que ser necesariamente lo que el otro piensa, siente o cree.
El punto de equilibrio está en la realidad. Yo puedo ser muy apasionada con mi trabajo o mi pareja, pero también debo entender dónde estoy parada. Y esto no quiere decir que sea más o menos apasionada, sino que determino cuál es la realidad. La claridad es lo que equilibra a la pasión”.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese