Indicadores económicos
2017-06-25

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-25

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 08:00

Marea max.: 27 cms.

Hora: 00:00

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Esposas de súper ejecutivos ¿Atrapadas en un cuento de hadas?

Salir de compras todos los días, distribuir un robusto tiempo libre entre spas y gimnasios, no perder tiempo excesivo en el cuidado de los niños porque para eso está la nana; pero sobre todo, ser la esposa perfecta de un hombre exitoso y ovacionado por todos. Ese, de lejos, parece un plan de vida cómodo y deseado por muchas.

Pero si repasamos las etapas de toda relación desahuciada por la rutina y la falta de comprensión, podemos encontrar unas constantes que no discriminan clase social. La desigualdad, la falta de comunicación, vivir la vida del otro, son problemas personales que someten el enamoramiento a unas condiciones de insalubridad mortales.

Casarse con un hombre de negocios, conectado por los siglos de los siglos a un Iphone y que pareciera muchas veces más que esposa necesitar una asistente de producción, requiere de la fortaleza de una mujer que tome decisiones claras frente a la posición que está dispuesta a asumir.

Eso por un lado. Por el otro, a muchos les parecería anticuado si quiera pensar en la imagen de una mujer dispuesta a olvidarse de sus propias necesidades por acompañar al esposo en su carrera al éxito. Estamos en la segunda década del siglo XXI, un momento de la historia reservado a los triunfos femeninos, al espacio para que cualquiera de nosotras alcance sus propios deseos.

Así, el panorama cede ante varias perspectivas. ¿Qué tanta igualdad han construido en su relación? ¿Sabe su marido que usted se siente como su sombra? ¿Ha luchado por alcanzar sus propias metas? ¿Se comunican fluidamente? La lista de preguntas es larga, pero sobre todo, es necesaria la concentración adecuada para aceptar los propios errores. Porque aquí no se trata de condenar a nadie.



Una esposa…  corporativa

Una de las propuestas que ha  llamado la atención en el tema es la empresa ExecuMate, formada por Colette Young, la esposa de un alto ejecutivo estadounidense que lleva 20 años escalando posiciones gracias a la colaboración infatigable de su media naranja.

“Nos concentramos en ayudar a ejecutivos a tener éxito. Creemos que un cónyuge dedicado y atento puede contribuir enormemente a ese éxito y a la larga, al éxito también de toda la empresa”, reza el comunicado de la firma que le ha dado la vuelta al mundo a través de diarios y revistas.

Lo primero que recomienda esta consagrada esposa, que no abandonó su propia vida como pianista y maestra, es que las mujeres no deben olvidar la responsabilidad que tienen de responder por sus propias necesidades y las del hogar. Como una especie de ejecutivas, ellas deben saber sacar a flote primero la empresa familiar.

Con varios detractores, ExecuMate logra cobrar a  cada mujer 300 dólares por una hora de asesoría. Los contratos a largo plazo incluyen charlas orientadas a la búsqueda del equilibrio entre la vida personal y la laboral, y la comunicación entre cónyuges. Con estos recauda entre 15 mil y 20 mil dólares.

Colette se defiende de las críticas, basándose en su propia forma de asumir la vida en pareja. A pesar de haber ayudado a Larry Young –su esposo- a ascender, logró formar una empresa próspera, dedicarse al golf, obtener una licenciatura, una maestría en educación musical y estudios de posgrado en entrenamiento musical y asesoría.

Anticuado o no, muchas parejas han encontrado ayuda en su negocio. Este, entre otras recomendaciones, les aconseja a las mujeres mantener una actitud positiva frente a los cambios profesionales de su marido, a la necesidad de cambiarse de ciudad con frecuencia y ser absolutamente comprensiva cuando él trabaja muchas horas, y por más cansado que esté, no puede apagar su celular.

Ser una mano derecha para la pareja le ha resultado muy bien a muchas, en especial a aquellas que supieron mezclar la exigente agenda de su marido con la armonía que produce un hogar bajo control y un desarrollo profesional que le provea dulces palmaditas al ego.

Siempre es necesario, y esto también lo recalca la empresaria, tener inquietudes profesionales propias y encontrar preferencias capaces de llenar los vacíos formados por la rutina. Porque es muy cierto que nadie puede vivir su vida en cuerpo ajeno y dedicarla a cuidar los sueños de otra persona; a la larga, este se convierte en un problema crucial.

Sentirse relegada a la sombra por la abrumadora agenda del marido muestra un dejo de baja autoestima recalcada en la desazón que sienten algunas esposas cuando son ellos quienes se llevan eternamente el crédito.

¡Que él también ayude!

Nelly Rojas, la reconocida terapeuta de pareja responsable de varios libros sobre los componentes a tener en cuenta en una relación exitosa, también ha dado cátedra sobre la importancia de la comunicación afectiva entre los dos. Una perfecta asesora y consejera para las esposas de súper ejecutivos que creen estar a la sombra.

Sentir necesidad de recibir aprobación del entorno que rodea a la pareja o sentirse vacío(a) porque los focos de atención distan de la propia ubicación, son manifestaciones que según la doctora Rojas dan pruebas de una autoestima bastante estropeada.

“Que uno viva de los reconocimientos del círculo de amigos del marido… pues francamente es estar fregado. No se necesita ese reconocimiento. Cuando se empieza a añorar ese tipo de cosas, es cuando la persona ya está muy mal.  Uno debe llenar con sus propias satisfacciones los vacíos en la autoestima. No es obligación de la pareja llenar esos espacios. Los dos deben negociar cómo hacen con los hijos y con el resto de la vida, para que ella no deje de lado su proyecto vital”, asegura la especialista.

Estos retos que fabrique cada mujer alrededor de su propia vida son los peldaños que la ayudarán a crecer mientras acompaña a su marido en su propia ruta. Si no se mantiene el proyecto vital con la ayuda del cónyuge, por supuesto lo más seguro es que ella deje de crecer.

“Uno de los problemas graves dentro de una relación de pareja es la desigualdad. Cada uno tiene, obviamente, unos terrenos en los que se desarrolla más que el otro. El enamoramiento lo cubre todo y está perfecto, pero después, cuando hay una relación estable, todos esos problemas empiezan a salir, especialmente por la falta de equidad”.

Si no se cuenta con la ayuda de una nana para el cuidado de los hijos, la desigualdad tiende a ser más evidente, pues el padre también debe asumir un rol activo en el hogar, y si no lo hace, está dejando un vacío que la mujer tiene que llenar a costillas de cualquier consecuencia.

Según la doctora Rojas, los integrantes de la pareja deben turnarse para ocuparse de los hijos. No solo eso; para ella es vital que la esposa también invierta unas horas a otras actividades que alimenten el crecimiento y esparcimiento personal.

“El marido tiene la obligación de ayudar en el hogar, porque si va a estar todo el tiempo viajando y ocupado, así es muy difícil mantener una relación. El problema más grave ocurre –asegura nuestra asesora- cuando la mujer deja todas sus preferencias e inquietudes de lado, para dedicarse a la crianza de los hijos o a cuidar los detalles de la vida del marido”.

Pero ahí no para todo. Una consecuencia que la doctora Rojas considera natural en estas situaciones es la intromisión de una tercera persona en la relación. Según su experiencia, generalmente los amantes llegan de parte de los hombres, pues en su trabajo están en contacto con mujeres exitosas, que aparentan llevar muy bien su trabajo, matrimonio e hijos y que adicionalmente tienen tiempo para hacer viajes de negocios los cuales comparten con ellos, igual que la propia cotidianeidad.

Autoestima estropeada

“Cuando el poco amor propio es la causa del deterioro de la relación, al diálogo no le podemos echar todo encima. Si ya se dio semejante asimetría y desigualdad, es muy duro echar para atrás. Una mujer con la autoestima baja no le va a poder poner límites a su marido. Además es algo que pasa naturalmente cuando lo abandonamos todo por estar a la merced del otro. La resignación llega y son varias las mujeres que a pesar de estar supremamente aburridas llegan a aguantarse una clase de vida con amantes a bordo, porque ellas no crecieron y no defendieron sus derechos”.

Las consecuencias de no tener una buena autoestima son igual de tóxicas en las mujeres que están por elegir pareja, pues con toda seguridad elegirán mal a su compañero, basadas en expectativas equivocadas que generalmente tienen como punto de partida el volcarle al otro los puntos no resueltos.

Si usted tiene este problema, es muy posible que  no haya solucionado conflictos del pasado, por ejemplo, con sus padres. Este atenuante lleva a que nunca se puedan superar los impases de la pareja. Una repercusión de este hecho son las llamadas relaciones sucesivas, que según la psicoterapeuta, son muy comunes hoy en día.

“Son relaciones que se suceden una a la otra, y cada una más mala que la anterior. Por eso –agrega la doctora- en mis libros exploro varios de estos temas. Por ejemplo, en Ser amigos para ser amantes y 99 preguntas claves sobre amor y sexo, hablo primero que todo sobre cómo manejar la autoestima, la soledad y la superación de los problemas de la historia personal.

No se casen con las expectativas de un marido que las mantenga –continúa-. Ustedes también son miembros supremamente importantes. Sus esposos deben ayudarlas en la casa, en la educación de los niños. Estamos educando los hijos sin padre, eso es muy grave”.

LEA MÁS SOBRE Nueva

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese