Indicadores económicos
2017-03-24

Dólar (TRM)
$2.921,25
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.150,86
UVR, Ayer
$246,72
UVR, Hoy
$246,80
Petróleo
US$47,70

Estado del tiempo
2017-03-24

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 15:22

Marea max.: 14 cms.

Hora: 08:16

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 9 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Estos son los tiranos del alma

-A A +A
 

Carlos Climent, siquiatra de la Universidad de Harvard, jefe del Departamento de Siquiatría de la Universidad del Valle y experto en temas del comportamiento humano, escribió Los tiranos del alma (Editorial Panamericana) como una guía para que el común de la gente entienda ciertos comportamientos de la conducta humana que se disfrazan o pasan desapercibidos, y poco a poco acaban con la vida de quienes los sufren y de las personas que les rodean.

Para el doctor Climent, esas enfermedades ocultas en el inconsciente son como un cáncer que va sometiendo a la sociedad, volviendo esclavos a quienes las sufren y haciéndoles unos seres incomprendidos, problemáticos e incapaces de disfrutar de la vida normalmente con sus imperfecciones.

Temores  tiranos

“Existen temores que paralizan y llevan a las personas a esconder o a ignorar las evidencias de una enfermedad mental: el miedo al compromiso, a la soledad y al cambio. Todos inhiben la personalidad y se mezclan con otros aliados, como el aburrimiento, la rutina y la depresión. Mezclas explosivas que arrasan con la salud mental del cualquier ser humano y lo hunden en un negro túnel, difícil de superar”.

Escribe el doctor Climent que todos esos temores se relacionan con algo que la sociedad de consumo ofrece diariamente: la comodidad, como parte de la felicidad. Y esa “comodidad” va separando a las personas de la realidad de la vida, llevándolas a buscar soluciones superficiales, fáciles y engañosas a los problemas, con tal de encontrar un placer transitorio que termina tiranizándolas.

Los siguientes son los tipos de personas que sufren de este mal:

- El que hace todo sin llegar al fondo de las cosas.

- El padre atemorizado por sus hijos, que les permite saltarse sus reglas porque los niños “deben ser felices”.

- El marido o la esposa que niega su situación de pareja a pesar de saber de infidelidades o problemas de conducta.

- El conciliador que todo lo tapa y todo lo “traga”.

- El sufrido que vive una vida mediocre, llena de miedos.

- El escurridizo que siempre está ausente, nunca responde y es lejano y distante.

- El adicto que recurre al alcohol, las drogas, el sexo o el internet con tal de estar tranquilo y que nadie lo moleste.

¿Y LOS TRASTORNOS DE PERSONALIDAD?

En su libro, el doctor Climent se refiere a los diferentes rasgos de personalidad que son una realidad, y a la vez una fortuna o una limitación para el desempeño de la persona en su relación con las demás. Pero también hay trastornos en la personalidad que siempre hacen daño.

Si un amigo o un familiar encajan dentro de uno de los siguientes patrones, será más fácil encontrar la solución al problema, se evitarán sufrimientos y se facilitará la convivencia entre todos.

- EL OBSESIVO

Sufre por la necesidad de tener todo bajo control, en orden y en perfecto estado. Es incapaz de manifestar sus sentimientos y mantiene pocas relaciones afectivas equilibradas.

Generalmente son personas poco generosas, a quienes les cuesta dar. A todo le encuentran un ‘pero’ o ponen tantas condiciones, que cualquier actividad en su vida pierde encanto.

Chequean siempre lo que los demás hacen, y confeccionan listas, reglas, programaciones, cuadros y planes para cumplir al pie de la letra. Nunca tienen tiempo para un descanso, ni para ellos ni para sus familias, pues  los demás deben andar a su ritmo… y si logran liberarse de sus ocupaciones, los sentimientos de culpa los persiguen.

Jamás delegan responsabilidades en otros y si lo hacen, dejan una gran lista de recomendaciones.

No todas las manifestaciones obsesivas son enfermizas; de hecho, la disciplina y el orden son necesarios para culminar tareas rutinarias. Pero cuando esta condición interfiere con el funcionamiento del individuo en sociedad, debe tratarse como una enfermedad.

- EL PARANOIDE

Durante 24 horas al día cela, desconfía, sospecha y tiene la sensación de que siempre están tramando algo en su contra. Cree que la gente se burla de él, y se vuelve crítico, discutidor, sarcástico. Muestra unos celos absurdos hacia las personas que le aman, como su pareja o sus hijos.

- EL HISTRIÓNICO

Tiene una emocionalidad excesiva, con actitudes ostentosas y dramáticas. Necesita llamar la atención y busca aprobación constante. Generalmente, cuando no se le da gusto, hace “pataletas”.

Cambia de estado de ánimo con facilidad, pasando de la felicidad a la ira o viceversa. La tranquilidad y el silencio le aburren y casi nunca está solo o sola.

El histriónico, a primera vista, parece un ser sociable y extrovertido, pero convivir con él es una verdadera proeza, ya que usualmente no reconoce el problema y está convencido de que no necesita la ayuda de nadie.

- EL ESQUIZOIDE

Su característica más importante es el distanciamiento en las relaciones sociales. Frío y distante, jamás expresa sus sentimientos a nadie.

Exige a los demás que se acomoden a él, porque es usual que dé nada de sí, ni le gusta compartir. Muchas de sus actuaciones se pueden comparar con las del obsesivo.

La posibilidad de cambio es mínima. Casi siempre, cuando enfrenta algún obstáculo por culpa de su comportamiento, como un divorcio o la pérdida del trabajo, intenta cambiar la conducta y hace un esfuerzo real, pero al poco tiempo retoma su personalidad inicial.

Quienes rodean al esquizoide deben documentarse sobre el tema, pues esta es una enfermedad y no una actitud pasivo-agresiva.

- EL LIMÍTROFE O BORDERLINE

Es característica su inestabilidad emocional: un día ama a una persona y al otro día la odia. Es sensible a los cambios de su entorno; todo lo que dicen los demás es susceptible a distorsionarse y por ello siempre está en conflicto con quienes le rodean. Tiene problemas de identidad y se deprime constantemente.

La mayoría muestra conductas autodestructivas e incluso en su historial médico hay intentos de suicidio. Es impredecible, irresponsable y gusta de hacer comentarios irracionales.

El doctor Climent considera este trastorno propio de los adultos, pues no se debe confundir con algunas crisis que sufren los adolescentes.

- EL ELUSIVO

Su autoestima es pobre, y se critica constantemente. Parece tímido, callado e introvertido, pero realmente tiene miedo a fracasar socialmente; teme ser humillado o que le hagan pasar por una vergüenza.

La diferencia con el esquizoide es que a éste no le molesta su aislamiento; por el contrario, el elusivo vive fantaseando acerca de relaciones románticas o sociales.

Cuando esa persona está dispuesta a enfrentar sus vivencias con un terapeuta, las posibilidades de mejoría son enormes.

- EL NARCISISTA

Quiere ser el centro de atención. Es egoísta, prepotente, frío y calculador. Subestima a los demás y no reconoce méritos de ninguna clase. En ocasiones es demandante, porque cree que todo se lo merece, y es experto en hacer sentir a los demás como que siempre están en deuda con él o ella.

El manejo de un narcisista es complicado y merece ayuda profesional.

- EL SOCIÓPATA CAMUFLADO

A estas personas se les llama “locos lúcidos”, porque son difíciles de identificar. Conviven en grupos sociales y nadie parece darse cuenta de sus fallas graves, como la irresponsabilidad en todo sentido. Eso sin contar con que son adictos al engaño y al disimulo. Excesivamente amables, se creen mártires, no aman a nadie y sólo desean sacar ventaja de las situaciones y de las personas que los rodean.

- EL HIPÓCRITA

El doctor Climent los califica como “manipuladores por estrategia y serviles por necesidad. Personajes difíciles de identificar, andan por el mundo con la careta puesta. El hipócrita jamás está equivocado y nunca tiene la culpa de nada. Su habilidad para llevar y traer recados, difundir chismes y ser un traidor, en todo el sentido de la palabra, es innata.

En lo laboral, es el empleado exageradamente amable y el típico que cuando quiere algo se deshace en halagos, pero cuando lo necesitan, no aparece por ningún lado. Lleva y trae información y es capaz de desatar crisis inmensas entre sus compañeros y quedar como si no hubiera hecho nada. Su lema, ‘pollo que no se voltea, no se asa’.”

Este tipo de individuos sobreviven en la sociedad porque las personas no los enfrentan y los toleran, en especial en los altos círculos sociales.

- EL DE LA RABIA REPRIMIDA

“Sentir rabia es normal en cualquier ser humano e incluso es un sentimiento saludable cuando se expresa libre y abiertamente. Uno tiene derecho a sentir rabia y expresarla a quien generó la injusticia. Eso libera el sentimiento de impotencia ante ciertas cosas que ocurren en la vida.

Sin embargo, reprimirla de manera crónica puede ser grave y llevar a las personas a la depresión y al suicidio. La rabia reprimida es causa de exceso de rencores y desmoralización, y va afectando las defensas inmunitarias de las personas, llevándolas de una enfermedad a otra.

Quienes sufren de rabia reprimida generalmente muestran poca tolerancia a la frustración y les es difícil entender que todo necesita un esfuerzo continuado”.

OTROS CAMINOS…

Al final de su libro, el doctor Carlos Climent comenta una teoría válida, la cual puede liberar a las personas que sufren con los “tiranos del alma”: comenzar a vivir haciendo uso de sentimientos altruistas como la generosidad, la entrega desprendida, el ejercicio honesto de los quehaceres y la consideración por los demás

En especial, el experto recomienda a los padres y educadores generar estos sentimientos en sus hijos y pupilos, pues ellos serán los adultos del mañana y deberán crecer libres de esos lastres en su personalidad que la sociedad misma les impone.

Notas recomendadas
2455 fotos
69187 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese