Indicadores económicos
2017-09-25

Dólar (TRM)
$2.924,57
Dólar, Venta
$2.790,00
Dólar, Compra
$2.640,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.470,58
UVR, Ayer
$251,73
UVR, Hoy
$251,76
Petróleo
US$52,22

Estado del tiempo
2017-09-26

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 17:01

Marea max.: -6 cms.

Hora: 00:44

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Guía completa sobre el pelo

Expertos le hablan sobre cómo hacer un diagnóstico de su pelo, los mitos y verdades sobre su cuidado, los problemas que suelen afectarlo, los productos infaltables y aquellos que es mejor no usar, los cuidados que requiere el cabello teñido y sometido a productos químicos… y mucho más.

RESEQUEDAD Y CASPA

Dicen las estadísticas que algo más de la mitad de las mujeres en el mundo no se escapa de sufrir un episodio de caspa en el transcurso de su vida. Una alteración de las glándulas sebáceas que origina resequedad en el cuero cabelludo, la cual, a su vez, produce descamaciones del cuero cabelludo; en otras palabras, células muertas desprendidas de la piel.
También conocida como dermatitis seborreica, la caspa es una descamación o resequedad del cuero cabelludo que se presenta por la acción del hongo llamado Malassezia globosa. Éste se encuentra de manera natural en la zona capilar, pero si existe alguna condición que favorezca su proliferación, el hongo comienza a alimentarse de los ácidos grasos que se encuentran en la capa sebácea del cuero cabelludo.
Es entonces cuando se altera el equilibrio de la piel, produciendo una pérdida mayor de humedad. Esta situación causa acidez y si no se trata a tiempo, puede comprometer las condiciones generales del cuero cabelludo, al aparecer irritación, resequedad y rasquiña, ésta última culpable de que se extienda la infección.
Un episodio de caspa puede desembocar en el daño irreversible, tanto del cuero cabelludo como de los folículos pilosos (unidades productoras de pelo), lo que implica el deterioro del pelo y su posterior caída.
Básicamente, existen dos tipos de caspa: la seca tiene la apariencia de una “lluvia” fina de escamas blancas sobre los hombros. La grasa es usual en ese mismo tipo de pelo, aunque también aparece frecuentemente en plena adolescencia, originada por el aumento de producción sebácea. Las escamas son más grandes, se localizan en el cuero cabelludo y son grasas.

QUÉ HACER PARA COMBATIRLA
El primer paso es elegir un buen champú que controle la caspa, restaure el equilibrio normal del cabello y también trate de raíz el problema de la caída (la cual es resultado, a largo plazo, de la caspa).
Utilícelo con la regularidad que su pelo exija y después de enjuagarlo aplique una crema o una mascarilla nutritiva.
(Con información de H&S)

FRASE
Las personas que sufren de caspa tienen un desequilibrio en el proceso natural de eliminación de células en el cuero cabelludo: ellas eliminan esas células muertas más frecuentemente.

ENTENDIENDO AL CABELLO
El pelo es un tejido de células muertas que se divide en dos partes: la que está por fuera, que se llama fibra capilar, y la que está por debajo de la piel, denominada comúnmente raíz. Estas raíces se forman durante la etapa fetal, lo que significa que después del nacimiento no se forman más. Nacemos con el pelo que vamos a tener.
Una sola raíz puede producir cabello por un periodo de hasta siete años, por eso logra ser largo. Durante este tiempo tenemos fases de nacimiento, crecimiento y caída, pero es necesario entender que lo que se pierde es la fibra capilar, la raíz no.

HAGA UN DIAGNÓSTICO DE SU PELO

Normalmente vamos a puntos de venta o almacenes de cadena a comprar los productos para el cuidado capilar. Sin embargo, no es usual encontrar expertos que nos ayuden a definir las verdaderas necesidades de nuestras fibras capilares y es en este momento en donde un diagnóstico capilar se hace más urgente.
Pero, ¿de qué se trata y para qué hacer un diagnostico? Generalmente este tipo de estudios son realizados por especialistas, quienes observan nuestro cabello y determinan las carencias, necesidades y propiedades. Al mismo tiempo, nos brindan soluciones exactas para afrontarlas. Y aunque los expertos son quienes tienen la última palabra, nosotras podemos lograr un diagnóstico a grandes rasgos.

¿CÓMO HACERLO?
Con la asesoría de expertos de L’Oreal, le explicamos cómo. Antes de comenzar, tenga en cuenta cuáles son las propiedades del cabello para evaluarlas a profundidad: elasticidad, porosidad, densidad y textura. El análisis de estas propiedades le ayudará a saber qué es lo que necesita para tener un cabello ¡perfecto!

- Elasticidad. Esta propiedad le permite al cabello estirarse más allá de su largo original y luego volver al mismo lugar. Para evaluarla, simplemente jálelo un poco y con mucha suavidad. Si nota que algunas fibras se rompen fácilmente, su cabello le está pidiendo un tratamiento con urgencia. Generalmente las cualidades elásticas del cabello son alteradas por el sol, el medio ambiente, excesivo calor seco y tratamientos químicos.
- Densidad. Demuestra la cantidad de cabello. En promedio, el ser humano tiene aproximadamente unos 2.200 cabellos por pulgada cuadrada, para un total de alrededor de 100.000 pelos. Así que para evaluarla, sólo es necesario tomarlo durante un rato y ver si su cabellera es abundante, mediana o muy fina.
- Porosidad. Es la capacidad del cabello de absorber la humedad y se determina por la forma de la cutícula, es decir, el ‘esqueleto’ externo del cabello. Para reconocerlo, basta con tomar un pequeño mechón de pelo. Trate de de peinarlo en dirección a la raíz. Si obtiene un efecto de mucho crepé, es decir, un doblez extremo, su cabello es demasiado poroso. Si, por el contrario, es poco, la porosidad también lo será.
- Textura. Es la medida de la circunferencia de nuestro pelo. Los expertos clasifican la textura en tres categorías: gruesa, fina y media. Para reconocerla, toque el cabello. Verifique si las puntas están quebradizas, si tiene horquilla y el grosor de cada uno de las fibras.

ALIADOS INFALTABLES

La clave del cuidado del pelo debe ser una rutina diaria y aunque para muchas mujeres se convierte en extenuante, lo mejor es tener paciencia y no olvidar que cada paso es fundamental para la reparación, protección y prevención de problemas capilares. Bastan cuatro pasos y cuatro productos:

- A la hora de lavar, escoja un buen champú
Según los expertos de L’Oreal, lavar suavemente el cabello es la mejor manera de retirar todos los rastros de suciedad. No aplique el champú con la yema de los dedos, hágalo con la palma abierta. También es recomendable la doble aplicación de champú, pues la primera lavada retira todos los residuos y en la segunda, el cabello recibe los beneficios del champú que esté utilizando.
- Acondicionador, más que un desenredante
Muchas mujeres creen que el acondicionador les hace caer el pelo. No es cierto. Por sus propiedades desenredantes, este producto hace que las fibras muertas que se fijan en el pelo firme se caigan con facilidad, haciéndonos creer que el pelo se está cayendo.
Las funciones de l acondicionador son desenredar, acondicionar y sellar la cutícula del cabello, por lo que es un elemento fundamental a la hora de proteger y dar cuerpo, brillo, suavidad y ductilidad al pelo.
- Cremas para peinar: perfectas moldeadoras
Éstas moldean, definen y mantienen el volumen del cabello y también nos ayudan a tratar la fibra capilar mientras permanecen en el pelo. La idea es aplicarlas de la manera correcta, pues de lo contrario el cabello quedará visiblemente acartonado. Utilice la menor cantidad posible y póngala de medios a puntas, sin tocar el cuero cabelludo, pues podría activar las glándulas sebáceas y la grasa aparecerá.
- El uso de un tratamiento: ¡infaltable!
Cada día, el mercado nos ofrece diferentes tipos de tratamientos capilares: reparadores y protectores de color, entre otros, hacen parte de la diversa gama. A la hora de comprarlo, tenga claras las necesidades de su cabello, pues es el único producto que trata a profundidad la fibra capilar.
Utilícelo una vez por semana, con un tiempo de aplicación de 5 a 30 minutos, dependiendo de las recomendaciones de uso del producto. ¡Recuerde: cuando se aplique un tratamiento, no se ponga acondicionador!

¿CUÁL ES SU TIPO DE PELO?
- Normal. Es luminoso, no presenta fisuras, es fácil de peinar y tiene bastante flexibilidad. Para mantenerlo en perfecto estado recuerde utilizar un champú con pH balanceado o neutro.
- Seco. Es un cabello opaco, quebradizo y resulta muy difícil manejarlo. La mejor recomendación es no prescindir del acondicionador y de las cremas reparadoras e hidratantes. Además, puede estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo a través de masajes y mascarillas nutritivas.
- Graso. Este tipo de pelo se ensucia con facilidad y es mucho más brillante debido a la actividad de las glándulas sebáceas. En este caso se debe prestar especial cuidado a la limpieza, por lo que es necesario utilizar productos indicados y evitar los muy agresivos.
- Frágil. Es un cabello sensible y quebradizo. La cabeza suele picar todo el tiempo y el cuero cabelludo ponerse rojizo. Para evitar los quiebres, debe fortificarlo con mascarillas naturales. Péinelo suavemente y evite exponerlo a temperaturas elevadas.

DÍGALES… ¡NO!

- Aunque el gel no es el causante de la pérdida de cabello, los ingredientes que contiene no son los mejores a la hora de hablar de cabellos sanos. Uno de ellos es el alcohol, un componente que reseca el cuero cabelludo, daña la fibra capilar y quita propiedades al cabello. Prefiera la cera, que seguramente le dará más movimiento y no le dañará sus fibras capilares.
- Pese a que no todas las lacas son nocivas para el cabello, lo mejor es restringir su uso, pues además de dar una apariencia acartonada, también tiene alcohol entre sus componentes.

PROTECCIÓN: LA BASE PARA UN CABELLO SANO
El sol, el agua, el viento y la polución son los principales enemigos del pelo. Para mantenerlos hidratado y protegido, estos consejos le servirán:
- Durante las épocas de sol excesivo, utilice sombreros o pañoletas, pues los rayos UV, además de alterar el color, deshidratan la cutícula.
- Prefiera los productos capilares que tienen filtros solares dentro de sus componentes.
- Después de tomar el sol, un baño en la ducha y una mascarilla ayudarán a revitalizar el cabello.
- Los productos multivitamínicos son ideales para darle mayor fuerza al pelo, y evitar el maltrato y el quiebre.

¿COLORES EN SU CABELLO? UN CUIDADO ESPECIAL

Un pelo sometido a tratamiento químico necesita cuidados más profundos. Tenga en cuenta estas recomendaciones antes y después de utilizar cualquier producto químico.

- Antes de aplicar un tratamiento químico sobre la fibra capilar, es necesario asegurarse de que el pelo está en perfecto estado; es decir, que no tenga resequedad o puntas abiertas. Estos factores, unidos a los químicos, pueden afectar el pH natural, causando deshidratación.
- Un cabello tinturado requiere cuidados especiales desde el lavado. Utilice champú y acondicionadores para cabello tinturado. Además de ayudar a fijar el color, muchos tienen un efecto reparador.
- No abuse de los beneficios de los tratamientos químicos; el exceso puede alterar el balance natural de su pelo.
- Prefiera las tinturas con pH natural o ligeramente ácidas: además de cuidar su salud, evitan el maltrato de la fibra capilar.

QUE NO LE TOMEN DEL PELO…
MITOS MÁS COMUNES

¿El cabello corto es más sano que el largo?
FALSO. Esta creencia es más un efecto visual. El cabello tiene un ciclo de vida de 3 a 4 años y cuando cumple su ciclo, simplemente se cae empujado por otro nuevo pelo. Es por ello que el cabello largo suele verse más maltratado que el corto, pues los pelos de medios a puntas son los que están más expuestos a los factores externos. Por el contrario, el cabello corto parece ser nuevo todo el tiempo, lo que le da un efecto de brillo y salud.

¿Las planchas y el secador dañan el cabello?
VERDADERO. Los expertos no recomiendan su uso excesivo, pues puede propiciar la pérdida de los lípidos del pelo, dañando la cutícula y reduciendo la hidratación. Lo mejor es no hacerlo a diario, dejar descansar el cabello y, sobre todo, utilizar productos que protejan las fibras capilares, antes, durante y después de cada cepillado.

¿Lavar el cabello con agua caliente es perjudicial?
VERDADERO. Hágalo con agua fría. El pelo tiene escamas sobrepuestas que ayudan a proteger sus nutrientes, y al lavarlo con agua caliente favorece su pérdida y hace que el pelo se vea poroso, maltratado y opaco.

¿Rapar a los niños ayuda a que el cabello sea más grueso o más abundante?
FALSO. Esta es una ilusión óptica, pues el cabello sufre un proceso de desgaste natural, haciendo que el pelo saliente se vea más grueso. Nacemos con el cabello que vamos a tener toda la vida, éste no va a cambiar.

¿Lavar el pelo y utilizar champú a diario tumba el pelo?
FALSO. El cabello debe ser lavado cuantas veces sea necesario y el uso del champú y otros productos especializados no provocará la caída, pues ninguno llega a la raíz, donde está la ‘fábrica’ de producción de pelo.

¿Peinar el pelo durante largo tiempo y antes de acostarse favorece su crecimiento?
FALSO. El cepillado no tiene nada que ver con el crecimiento del pelo. Por el contrario, acelera la caída del cabello que se encuentra en la última fase de crecimiento e incluso puede provocar irritación del cuero cabelludo y quiebre en el caso de malos cepillados.

¿Las tinturas dañan el cabello?
VERDADERO. Este tipo de procedimientos daña la calidad de la fibra capilar y entre más permanentes sean, más daño habrá. Con éstas se altera la estructura normal del cabello, haciendo que pierda brillo, sedosidad y volviéndose más frágil. Por eso las casas fabricantes agregan a sus tinturas ingredientes especializados que lo reparan y lo protegen.

¿Funcionan los tratamientos “milagrosos” para evitar la calvicie?
FALSO. Estos tratamientos genéricos no funcionan. Cada caso es diferente y sólo el diagnostico de un dermatólogo ayuda a prevenir y solucionar este problema.

¿Lavar todos los días el cabello graso es lo mejor?
FALSO. Por el contrario, el lavado diario estimula las glándulas sebáceas, que son las causantes del exceso de grasa en el pelo. Use productos especializados y consulte con el dermatólogo.

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Nueva

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese