Indicadores económicos
2017-08-17

Dólar (TRM)
$2.967,32
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.474,73
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$46,78

Estado del tiempo
2017-08-17

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 12:26

Marea max.: -31 cms.

Hora: 20:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Julio Cortázar: una revolución literaria llamada Rayuela

Hace algunos días se conmemoró medio siglo de la aparición de la primera edición de Rayuela, la reconocida novela del escritor Julio Cortázar, uno de los máximos exponentes de la literatura argentina que nació accidentalmente en Bélgica y se nacionalizó francés.

Los aniversarios son una excelente excusa para volver a un autor o encontrarlo por primera vez, más cuando se habla de una novela como Rayuela, a la que se le atribuye hacer parte del cambio de la historia de la literatura, sacudiendo la vida de miles de jóvenes de todo el mundo en los convulsionados sesenta. Hoy, sigue siendo leída con curiosidad, asombro, interés y en muchos casos, devoción.

Fueron cinco años de intensa creación desde 1958 hasta 1963 cuando fue publicada. Desde un inicio fue exaltada por el uso de un estilo muy variado, renovadora en el uso de las herramientas narrativas (al romper con lo establecido en ese momento), con altas dosis de poesía e incluso llegando al surrealismo que no era usual en la literatura latinoamericana de los años sesenta.

Por primera vez un escritor llevaba hasta las últimas consecuencias la voluntad de transgredir el orden tradicional de una historia y el lenguaje para contarla.

Hoy se presenta una edición especial, que cuenta con un apéndice donde Cortázar mismo cuenta la historia del libro que buscó él más allá de todas las fronteras.

“Terminé una larga novela que se llama Los Premios, y que espero leerán ustedes un día. Quiero escribir otra, más ambiciosa, que será, me temo, bastante ilegible; quiero decir que no será lo que suele entenderse como novela sino una especie de resumen de muchos deseos, de muchas nociones, de muchas esperanzas, y también, por qué no, de muchos fracasos”, comentó Julio Cortázar sobre Rayuela en una carta enviada en 1958.

Su complejidad es tal, que el propio autor propone tres maneras distintas de lectura, además de la lectura lineal del primer capítulo al 155. Una de ellas empezando por la primera página y siguiendo el físico del texto hasta el capítulo 56. La otra es alternando capítulos, lo cual hace que el lector sienta que está leyendo tres novelas diferentes. Así se demuestra la genialidad de Cortázar.

POR SU CORRESPONDENCIA

Si bien cuando se habla de Julio Cortázar la principal referencia es Rayuela, también tiene una nutrida obra literaria. Es el caso de su correspondencia, de la cual se conocen cerca de 1.800 cartas publicadas, a falta ya de un quinto volumen que saldrá próximamente.

Son joyas sobre los diferentes rostros de la literatura y los procesos políticos que se vivían en América Latina en los tiempos de Cortázar, todo a través de los ojos de un escritor que si bien nació y vivió buena parte de su vida en Europa, no dejó su mirada atenta sobre este continente.

Desde hace un tiempo sus herederos decidieron sacar a la luz dicha correspondencia, y en el cuarto volumen que se acaba de conocer se reúnen cerca de 450 de esas misivas, que muestran diálogos de Julio con escritores, editores, críticos literarios, medios de comunicación, familiares y artistas varios, porque él le escribía a todos el mundo.

Es un encuentro más cercano con el ser humano, donde relata lo que le sucede, cómo se siente, qué opina sobre lo que le rodea y el gusto por los viajes, para cerrar con una larga e intensa carta que parece haberlo resumido todo.

El propio Cortázar tenía su visión sobre la correspondencia entre escritores: “Odio las cartas literarias, cuidadosamente preparadas, copiadas y vueltas a copiar; yo me siento a la máquina y dejo correr el vasto río de los pensamientos y los afectos”.

Para crear los volúmenes, la tarea no fue sencilla, pues las misivas estaban en manos de terceros. Durante años, los herederos de Cortázar hicieron un paciente trabajo recopilatorio para tener acceso a este material, que muchos aún guardan como tesoros, pero que se dieron cuenta que valía la pena compartir con los seguidores del escritor.

Pero no todo giraba en torno a la literatura: “Si ya no fuera demasiado viejo para estas cosas, y no amara tanto a París, me volvería a Cuba para acompañar la revolución hasta el final”, escribió en 1963. Y no dejaba de lado su relación, distante en distancia pero cercana de corazón, con su Argentina: “Por ahora soy un argentino que anda lejos, que tiene que andar lejos para ver mejor”.

ELLOS Y CORTÁZAR

Grandes escritores de las últimas décadas no ahorran elogios sobre la obra de Julio Cortázar.

“Cortázar nos ha dejado una obra tal vez inconclusa pero tan bella e indestructible como su recuerdo”. Gabriel García Márquez.

“Si no hay una voluntad de lenguaje en una novela en América Latina, para mí esa novela no existe. Yo creo que la hay en Cortázar, que para mí es casi un Bolívar de la literatura latinoamericana. Es un hombre que nos ha liberado, que nos ha dicho que se puede hacer todo”. Carlos Fuentes.

“Prosa hecha de aire, sin peso ni cuerpo pero que sopla con ímpetu y levanta en nuestras mentes bandadas de imágenes y visiones, vaso comunicante entre los ritmos callejeros de la ciudad y el soliloquio del poeta”. Octavio Paz.

LEA MÁS SOBRE Nueva

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese