Indicadores económicos
2017-11-22

Dólar (TRM)
$3.001,07
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.516,65
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,72

Estado del tiempo
2017-11-22

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:24

Marea max.: 18 cms.

Hora: 13:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Linda Palma... En el bastidor de su gran gala

La frescura es una de esas cualidades conocida por todos, pero explicada por pocos. ¿Quién no es capaz de reconocer la agradable sensación de aquello que es “fresco”? Ahora, ¿quién con la misma claridad es capaz de describirla? Bastante pesada resulta la labor de definirla, pero afortunadamente la vida nos pone ejemplos que, como por arte de magia, conjugan todos los ingredientes que pretendíamos explicar con palabras, y con una armonía perfecta se convierte el verbo en acción.

Así, y no solo por moda, llegamos a la figura de Linda Palma, una presentadora que con ‘su frescura’ ha demostrado porqué a duras penas está en los bastidores de su propia gala, una carrera ascendente, con un rumbo escogido y que le exige pensar muy bien cada uno de sus pasos a seguir.

“Mi familia es súper importante para mí, en todas las decisiones que tomo ellos están presentes. Tengo claro hasta dónde debo llegar y no hago nada que vaya en contra de los valores con los que crecí. Además, tengo que pensarlas a largo plazo, en un futuro voltean y dicen ‘ah, ésta estuvo en tal programa, no me sirve, no tiene credibilidad para mí’. Pero gracias a Dios, ni productores ni directores me han visto como presentadora de farándula, a mí no me gusta”.

Y es tan cierto, que su familia es muy importante, como que lo suyo no es solo entretenimiento. Por un lado, su padre la acompaña a algunas sesiones de fotos y entrevistas, encabezando al público más crítico que tiene (los demás integrantes son la madre y los cuatro hermanos); por el otro, su meta a mediano plazo es tener su propio programa de entrevistas; eso sí, sin figuras de la farándula… “mas bien con grandes líderes de la cultura, músicos, directores, escritores…”.

Aunque una propuesta en radio la tienta con insistencia, su carrera como presentadora ya está allanada. No solo eso, con un sello personal que cada vez le aplauden más personas, es una digna representante de las nuevas generaciones de televidentes, aquellas que ven el programa y le escriben un tweet para sentirla cerca, justo a la misma distancia que ella desea estar.

“Me da mucha felicidad ser una presentadora que la gente no ve distante, lejana, imposible, sino cercana. Es importante para mí crear una comunicación como la que he creado con la gente….”.

Lejos del lugar común

Aunque la historia de su carrera vista de lejos parece la de la típica reina que tras no ganar la corona se volvió presentadora de televisión, con esta mujer se debe tener cuidado, pues hay que verla de cerca y entender por qué tiene al país sintonizado en Yo me llamo, y por qué es la imagen de una campaña que regala becas para que mujeres de escasos recursos puedan estudiar.

“Detesto los moldes establecidos, verme igual al otro o hablar como otra persona. Tener los mismos ademanes no es la idea, la idea es ser diferente y que digan ‘Linda Palma se diferencia por esto’. Es muy importante no perder eso que te hace espontáneo y único”.

Y eso que la hace única debe ser también responsable de que le dé pánico tener solo buenos comentarios. “Creo que es necesario recibir críticas constructivas, está bien que de vez en cuando te digan ‘lo hiciste mal’, porque te ayuda a parar un momento y analizar. Cuando todo son buenos comentarios y todos te dicen que ‘lo estás haciendo perfecto’, asusta más porque de pronto te lleva a no exigirte tanto”.

Nada raro sería que justo cuando su carrera está por las nubes le dé por incursionar en radio. Hace rato que no se la toma como un pasatiempo y más que algo incomprensible, esa decisión soportaría la estructura de un elaborado plan. “Me parecería una buena escuela y además es bueno refrescar al público; que no te vean todo el tiempo, aislarte un momento, estar hablando de otros temas y después volver….”.



“No me creo el cuento de la fama”

- Muchos hablan de la fama que se sube. ¿Ha sentido algo parecido?

No. Gracias a Dios se me han dado las cosas en el momento en que han tenido que llegar. Si hubiera llegado a los 17 o 18 años, cuando estaba más perdida en el mundo, de pronto lo habría asimilado distinto. Pero tengo los pies en la tierra, sé que busco y a dónde quiero llegar… y esto es un momento de la vida muy bueno… y ya.



- ¿Qué se le aprende a semejantes compañeras de set?

Nunca me hubiera imaginado trabajar con Amparo Grisales. Como compañera, eso ya te hace sentir importante. De ella admiro su disciplina, trabaja todo lo que tenga que trabajar, es una mujer que habla de frente, lo que no le gusta lo dice y tiene mucho carácter. De Luz Amparo me gusta que es muy humana; con todas las personas de la producción es igual, a todos los trata con respeto”.

LEA MÁS SOBRE Nueva



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese