Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Ojo con sus lentes de sol

-A A +A
 

La mayoría de los usuarios de gafas deportivas suelen subestimar los efectos nocivos de los rayos UV. No permita que una apariencia moderna y chic ponga en riesgo la salud de sus ojos.

Los lentes de sol no deben ser sólo un asunto caprichoso que se deja llevar por las tendencias. Eso lo saben las casas fabricantes serias y por ello están incorporando tecnología de vanguardia que busca proteger los ojos de los rayos del sol.
Incluso algunas marcas prestigiosas muestran en el proceso de elaboración de sus gafas deportivas diseños adoptados por la Nasa y materiales que utilizan las fuerzas militares de Estados Unidos en la fabricación de los parabrisas de sus helicópteros o en las viseras de los cascos de la Fórmula 1.
Los datos anteriores lo dicen todo: independientemente de si usted está en la orilla del mar, haciendo ecoturismo en el campo o mirando vitrinas en la ciudad, el uso de unas buenas gafas deportivas le evitará, a mediano y largo plazo, enfermedades a sus ojos, originadas por los rayos UV.
De ahí que sea clave comprar lentes de sol con protección certificada ciento por ciento contra los rayos ultravioleta (UVA, UVB y UVC) y resistentes a los impactos. Y mucho mejor si ese escudo protector se incorpora a la estructura de los lentes en el momento de la fabricación y no como una capa superficial posterior a la elaboración, que tiene el riesgo de caerse al poco tiempo de uso.

LA URGENCIA DE PROTEGERLOS
Diariamente, los rayos UV tienen una incidencia sobre los ojos, generando un daño acumulativo que puede provocar alteraciones oculares de tipo agudo o crónico.
El 79 por ciento de las personas saben que el sol causa cáncer de piel y sólo el 9 por ciento tiene conocimiento del daño que éste le causa a los ojos por su exposición sin protección.
Los rayos solares pueden provocar inflamación en los parpados, envejecimiento de la piel, formación precoz de cataratas, deslumbramiento, algunas lesiones en la retina e incluso quemaduras en la córnea.
“La radiación ultravioleta presente en la Tierra es clasificada como UVA y UVB. Cada una de éstas tiene que ver con la presencia de problemas simples en los ojos hasta enfermedades oculares graves (cataratas y degeneración macular) que generalmente aparecen en personas de mayor edad.
Teniendo en cuenta esta tendencia, es recomendable acostumbrarse a utilizar lentes oftálmicos que bloqueen los rayos UV todos los días del año, ya sean nublados o soleados, porque en cualquier momento puede haber exposición”, explica la doctora Nubia Isabel Bejarano, optómetra y Gerente de Transitions Optical para América Latina.

PRIMERO, LOS NIÑOS
Ellos están más expuestos a sufrir enfermedades oculares desde temprana edad, pues los órganos de la visión son mucho más sensibles.
Una de las más recientes investigaciones realizadas acerca de la salud visual, es la que da cuenta de que un niño debería usar lentes de sol antes de cumplir un año de vida. Así lo afirma el médico oftalmólogo chileno José Luis Rodríguez, del Instituto de Prevención y Rehabilitación de la Ceguera David Bitrán, de ese país.
De acuerdo con los estudios de expertos como el doctor Rodríguez. los lentes de sol se deben usar independientemente de la edad de la persona y, en el caso de los menores, porque sus estructuras oculares son más transparentes y esto los expone a daños mucho más severos ocasionados por los rayos del sol.
“En el ojo, el cristalino absorbe la mayor parte de la radiación, ayudando a proteger a la retina de un potencial daño fotópico. No obstante, este filtro solar humano, al recibir esos rayos, puede verse afectado por un efecto acumulativo, perdiendo su transparencia, y dar lugar a las cataratas, la principal causa de ceguera en el mundo”, dice el especialista.
El uso de lentes protectores es primordial en los pequeños para evitar problemas como los pterigios (originados por el crecimiento anormal de tejido sobre la córnea, causante de inflamaciones cuando los ojos se exponen al sol, el viento y elementos contaminantes en el medio ambiente); las cataratas, conjuntivitis y lesiones maculares (en una zona de la retina que nos permite ver detalles).
El efecto acumulativo del que habla el especialista es precisamente la razón por la cual los lentes de sol deben volverse una cultura de salud más que una moda.
“Como los niños son los que pasan más tiempo al aire libre, están más expuestos a los rayos UV. Si desde la niñez los padres se preocuparan por ayudar a sus hijos a protegerse de la radiación solar, ellos sufrirían menos enfermedades originadas por la exposición a esos rayos”, indica el doctor Rodríguez.
“Incluso –asegura el oftalmólogo-, es una protección que no debe limitarse a los días soleados, pues la radiación ultravioleta está presente también en los días nublados, y es conocida la acción reflectiva de los rayos solares sobre las superficies”.

LOS MEJORES LENTES DE SOL PARA NIÑOS
Unas gafas deportivas infantiles de calidad tienen características definidas. Los expertos de la marca Julbo aseguran que deben ser especialmente dirigidos a la protección visual de los niños y ello incluye monturas con modelos antialérgicos y sin recubrimientos -como pinturas tóxicas que impliquen algún riesgo para los pequeños-, y materiales irrompibles con diseños ergonómicos, rompiendo con la creencia de que los niños no pueden usar este tipo de lentes.
En general, los lentes de sol para un niño responden a las mismas condiciones protectoras de las de un adulto, pero es necesario que se adapten a su tipo de actividades. En este sentido, es importante que sean livianos, con marcos flexibles para que se sientan cómodos y que se ajusten a su cara para que cubran bien los ojos y no se caigan.
No basta con que sean lentes oscuros (por eso las gafas de sol deben adquirirse en ópticas que garanticen la protección UV), pues los lentes no auténticos hacen que la pupila se dilate y entre más radiación. Por eso los rayos pasan directamente a las estructuras oculares si no se cuenta con esa protección.

¿Y LOS AVENTUREROS Y DEPORTISTAS?
El principal factor al cual deben responder las gafas de sol es a la protección. Una de las particularidades del uso de lentes deportivos es que quienes los usan rara vez se detienen a pensar que cada 1.000 metros sobre el nivel del mar, los rayos solares son 10 por ciento más nocivos.
Las personas a quienes les gusta hacer deporte, ya sea competitivo o de bajo rendimiento, deben usar lentes con cristales endurecidos, alta definición de imagen, con resistencia al impacto y a la abrasión, y sobre todo, que sean muy livianos.
Asimismo, estas gafas necesitan dar máxima protección contra los rayos solares y tener lentes polarizados que eliminen los destellos y sean fotocromáticos (se aclaran u oscurecen de acuerdo con los cambios de luz).
Algunas gafas deportivas también incluyen en su proceso de fabricación un tratamiento antivaho o antiempañante.

CON PRESCRIPCIÓN
Quienes utilizan lentes por prescripción médica no necesariamente tienen que renunciar a las gafas deportivas. Indican los asesores de la marca Vuarnet que actualmente se ofrece la posibilidad de fabricarlas con la formulación del oftalmólogo incorporada en el lente, directamente de fábrica, y con un certificado de autenticidad.
“En estos casos se respetan las características originales del lente: en vidrio, cristal endurecido, con alta definición de imagen y los mejores estándares de protección”.

HASTA PARA CONDUCIR
Por normas internacionales, los automóviles deben incorporar en sus vidrios frontales un filtro UV para retrasar y debilitar en parte la acción de los rayos UV, pero no lo hacen totalmente. Y los lentes normales no reaccionan ante los rayos que logran traspasar el limpiaparabrisas.
En el mercado se encuentran ahora gafas de sol que pueden usarse mientras se maneja un automóvil. Tienen lentes fotocromáticos que cuentan con un tratamiento especial llamado VWS, el cual los hace mucho más sensibles a la luz. Gracias a esta tecnología, el lente se oscurece aún detrás del limpiaparabrisas del vehículo.

SI PRACTICA UN DEPORTE, PROTEJA SUS OJOS

Contusiones, hemorragias, daños en la retina, predisposición a cataratas y pérdida del globo ocular son cada vez más frecuentes en deportistas de alta competición o personas que hacen deporte por pura diversión.

La práctica de deportes al aire libre, o que involucran el uso de elementos como pelotas o raquetas, ofrece más posibilidades de accidentes que afectan los ojos.
“Por eso son frecuentes los moretones, las hemorragias y predisposición a cataratas, desprendimiento de retina y, en casos graves, hasta la pérdida del globo ocular”, señala la doctora Nubia Isabel Bejarano Varela, optómetra y gerente de Transitions Optical para el Cono Norte de América Latina.
De acuerdo con la Academia Americana de Optometría, en Estados Unidos cada año suceden cerca de cien mil accidentes oculares relacionados con la práctica de algún deporte, de los cuales más de la mitad han requerido atención médica u hospitalaria.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), resulta paradójico el hecho de que el 90 por ciento de las lesiones se habrían podido prevenir con el uso apropiado de protectores oculares.
Las estadísticas también dicen que quienes practican deporte aficionado son las “víctimas” más frecuentes de accidentes en los ojos. Los comunes son el trauma (golpe) directo, las lesiones penetrantes y las lesiones por radiación proveniente de los rayos solares.
Explica la doctora Bejarano que “en la práctica deportiva, los ojos son una de las zonas más vulnerables del cuerpo con un alto riesgo de sufrir lesiones. Sin embargo, tanto los deportistas amateur como los profesionales suelen olvidarse de su visión, cuando deberían brindarle protección al igual que el usar cascos, rodilleras, coderas y otros elementos para proteger su cabeza y cuerpo”.
Deportes como tenis, atletismo, ciclismo, motociclismo, paint ball, pin pon y raquetball ofrecen mayor riesgo de sufrir lesiones visuales.

LOS TRAUMAS MÁS COMUNES
El trauma directo causa la mayoría de las lesiones oculares en deportes de raqueta (squash, badminton, tenis). “La severidad y el tipo de lesión depende del tamaño, la velocidad y la dureza del objeto que golpea el ojo, y van desde un simple moretón, inflamación, hemorragias internas y fracturas, hasta cataratas, desprendimiento de retina, daño al nervio óptico y, en casos graves, ruptura del globo ocular, con la probabilidad de pérdida de la visión”, explica la optómetra.
Las lesiones penetrantes, caracterizadas por rasguños y cortaduras, pueden ser provocadas por dedos, rotura de un lente u objetos puntiagudos que se insertan en el ojo. Los resultados pueden variar de un arañazo en la parte frontal del ojo (abrasión en la córnea) hasta laceraciones en el globo ocular.
Las lesiones por radiación, originadas por la exposición constante a los rayos UV, son usuales en quienes practican deportes al aire libre como golf, esquí y ciclismo. “La exposición a estos rayos –asegura la doctora Bejarano- incrementa el riesgo de lesiones como quemaduras de la superficie ocular, aparición de cataratas, tumoraciones en la conjuntiva y lesiones en la retina”.

¿QUÉ HACER?
Busque gafas cuyo diseño resulte útil de acuerdo con el deporte, el tipo de deportista que es usted y el riesgo que afronta cuando lo practica. Si usa prescripción óptica, las marcas más serias le ofrecen lentes desarrollados en materiales resistentes a los golpes, que al mismo tiempo le permiten corregir su defecto refractivo.
Si el deporte es al aire libre, asegúrese de llevar lentes que absorban el ciento por ciento de la radiación ultravioleta, que regulen la cantidad de luz solar que ingresa a sus ojos y, en caso de que tenga prescripción óptica, le permitan llevarla al mismo tiempo.

CONSEJOS PARA UNA BUENA SALUD VISUAL
- Visite al oftalmólogo mínimo una vez al año o según indicaciones de éste.
- Lleve una dieta balanceada y sana.
- Cuando trabaje periodos largos frente al computador, descanse por lo menos unos cinco minutos, fijando la mirada en otro punto.
- No se frote los ojos con las manos sucias.
- Proteja sus ojos con lentes oftálmicos que absorban el 100% de los rayos UV.
- Tome medidas de protección desde temprana edad, ya que en los niños los rayos atraviesan más rápido y pueden afectar más la retina.
- No compre las gafas o los lentes en la calle. Éstos deben adquirirse en lugares seguros y confiables.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64088 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese