Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - [object Object] - N/A

Pepa Pombo y Mónica Holguín: Mujeres que trascienden

-A A +A
 

Ellas serán protagonistas en la próxima edición de Caliexposhow, en la pasarela Yanbal, la cual le dará apertura al evento.

El espíritu renovado, ágil, dinámico y una proyección que trasciende fronteras, son las características de las colecciones de Pepa Pombo. Y ello se debe, en gran medida, a Mónica Holguín, su hija, con quien cumple una década de encuentros y construcciones en el arte del diseño de modas.
Por eso, ellas son las invitadas especiales a la Pasarela Yanbal, Mujeres que trascienden, con la que se abrirá la próxima edición de la feria CaliExposhow, el 13 de octubre, en el Teatro Municipal Enrique Buenaventura.
No es para menos, pues Pepa Pombo está celebrando sus 35 años de carrera, abriéndole camino a nuevas generaciones, llevando el diseño de modas colombiano a las exigentes pasarelas de Francia, Italia, Estados Unidos y Hungría, e incluso llegando con sus diseños hasta la lejana Arabia Saudita. Eso sí, sin descuidar a Colombia y el resto de América Latina.

RESULTADOS: SORPRENDENTES
Los recuerdos de Pepa están intactos, en especial de su época de estudiante de Bellas Artes en la Universidad Los Andes, a inicios de los años setenta, cuando empezó a diseñar sus primeros chales de macramé, sin darse cuenta de que estaba dando sus primeros pasos en la creación, entre lo artístico y artesanal, de nuevos conceptos de la moda colombiana.
Casi dos décadas y media después, decidió que era un buen momento para que su hija, Mónica Holguín, conociera los secretos de Pepa Pompo, una marca de diseño con identidad propia.
Por iniciativa propia, Mónica comenzó a estudiar textiles en la misma universidad donde lo hizo Pepa, y una vez avanzados algunos semestres, en 1999, su madre le pidió desarrollar una colección para presentar en Panamá.
Los resultados fueron sorprendentes: Mónica no sólo respetó los conceptos desarrollados por Pepa durante las últimas décadas, también logró darles frescura y, en especial, versatilidad.

SIEMPRE JUNTAS
Amigas, socias y colegas, todo esto sin perder la relación más importante entre ellas, de madre e hija, aseguran que desde siempre han sido muy unidas. “A mí me encanta hacer lo que hago, me divierte a veces darme cuenta de que me parezco a mi mamá... Me da risa... En algunas ocasiones uno dice: ‘Acabo de sonar igualita a mi mamá’. La genética es muy fuerte y además fui educada por mi mamá y un padre ausente. Yo siempre la vi como una mujer súper luchadora, guerrera, pilosa y amorosa”, comenta Mónica.
Pepa siempre lo ha reconocido: “El potencial en nuestra marca es infinito, y Mónica llegó para explotarlo de la manera más sabia”.
La identidad era clara. Hasta ese momento, Pepa Pombo se había caracterizado por ser una firma que creaba colecciones muy elegantes para mujeres de estratos altos. En sus propuestas predominaban los vestidos largos, las capas y los abrigos, siempre con un detallado trabajo artesanal, quizá lo que más impacto ha generado en las pasarelas internacionales.
Una hiladura del tejido de alta precisión, un teñido hecho con lentitud y cuidado, para luego darle paso a la confección de las piezas, son algunos de los pasos que hacen parte de la larga cadena indispensable para crear trajes y vestidos de distinción y altura.
Tal vez, con la sana rebeldía de la juventud, Mónica partió de un concepto básico para renovar la marca: “Nada de eso me lo puedo poner”, y así empezó a interpretar los nuevos códigos de su generación, como un primer paso para refrescar lo construido por su madre.
Sólo pasaron tres años desde aquella primera experiencia, para que Pepa le encargara todos los diseños de sus colecciones. Y desde hace siete vemos en las pasarelas el nombre de Mónica Holguín para Pepa Pombo, donde lo urbano, las piezas más casuales, más fáciles de llevar y versátiles, sin dejar de lado lo elegante, fueron protagonistas. Una propuesta en la que las prendas no tienen edad específica, pueden utilizarse de maneras muy distintas, son cómodas e incluso divertidas.
Mientras Pepa Pombo inició su marca concentrada en cierta clase de mujeres, ejecutivas y ultraelegantes, Mónica la llevó por otros rumbos, ampliando el rango de mujeres que pueden ser seducidas por esta casa de modas, la cual, además de la sede en Bogotá, cuenta con una tienda en México D.F., en el barrio de Polanco, al lado de Louis Vuitton, Chanel, Tiffany & Co., Salvatore Ferragamo, entre otras.

Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63897 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese