Indicadores económicos
2017-11-24

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.533,93
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-24

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 17 cms.

Hora: 15:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
S/M

Póngalos en contacto con la música

Llega la noche y es hora para el bebé de ir a su cuna. Mamá lo alza y comienza a arrullarlo con alguna canción infantil, mientras se balancea hacia atrás y hacia adelante. Basta este ejemplo para demostrar que desde el nacimiento, la música está presente en todas las percepciones auditivas que recibe un ser humano: sus propios balbuceos, los aplausos rítmicos de los adultos cuando hace alguna ‘gracia’, el sonido del viento que se mueve entre los árboles o las gotas de lluvia que caen sobre el tejado.

Y uno de los valores agregados de esta manifestación artística es que no se requieren condiciones cognitivas, equipos especializados ni ser un experto en el tema para poderla disfrutar.



Las investigaciones dicen…

Diversos estudios coinciden en que la música ofrece una placentera y provechosa experiencia de aprendizaje, que alimenta la creatividad de los niños y además mejora muchos de sus procesos cerebrales.

Por ejemplo, una investigación de la Universidad McMaster de Canadá, realizada en el año 2006, con niños de 6 años a quienes se les enseñó a tocar un instrumento musical durante cuatro meses seguidos, demostró al final del curso que el aprendizaje de un instrumento genera cambios en la anatomía cerebral de los infantes; las áreas utilizadas para procesar la música resultaron ser mayores y más activas. Así, ese vínculo estrecho con el arte de la música desde los primeros años de vida hace que la coordinación, concentración, disciplina, confianza y el estado anímico mejoren notablemente y sus beneficios se perciben en otras etapas de la vida.

En la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, un grupo de neurólogos realizó un estudio, el cual comprobó que el ritmo musical, la armonía y las melodías de las canciones infantiles estimulan determinadas áreas del cerebro de los niños. “En definitiva, existe lo que podríamos llamar una ‘biología de la música’ –asegura el doctor Mark Tramo, quien fue el encargado de dirigir las pruebas-. La música es, biológicamente hablando, una parte de la vida humana… tanto como todo lo relacionado con el arte en sí mismo es parte de la pasión humana”. La investigación sugiere que la música puede ser usada para ayudar a los niños cuando enfrentan dificultades o retrasos en el habla o tienen enfermedades vinculadas a la vez con el cerebro y con los sonidos.

Otra investigación, realizada hace dos meses por científicos de la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, en la que sometieron a pruebas a 87 adultos, concluyó que las personas que saben tocar algún instrumento musical o que han recibido algún tipo de entrenamiento musical, retrasan el envejecimiento de su cerebro y la aparición de un fenómeno llamado “dilación neuronal”, en la que el cerebro tarda más de lo normal en registrar y procesar datos captados por medio del oído.

Los investigadores pudieron medir que la velocidad para captar y procesar sonidos y significados es mejor entre personas de la tercera edad que han tenido alguna actividad musical desde la infancia y la adolescencia, en comparación con quienes no.



Valores agregados

Eso no es todo: también se ha descubierto que la música le facilita al niño expresarse ante sus pares, disminuyendo la ansiedad y la timidez. Esto, definitivamente, redunda en una mejor y más rápida integración en la sociedad donde se desenvuelve, comenzando por aquellos difíciles y primeros días de jardín preescolar.

Así mismo, tocar algún instrumento o disfrutar con la música a diario no solo les enseña a los pequeños a compartir con los de su edad y con los adultos, sino que les brinda más seguridad en las relaciones y mayor autonomía, así como una autoestima equilibrada y sana. Y también les facilita el aprendizaje de otro idioma.

Cuando el niño está aprendiendo a hablar y al mismo tiempo se encuentra en la etapa de alfabetización, la música es un excelente estímulo para desarrollar los principios básicos de esa época. ¿La razón? Las tonadas repetitivas y las rimas, que van acompañadas de movimientos de manos y pies, facilitan la relación entre términos, su significado y la forma como se pronuncian.

Por otro lado, de acuerdo con el doctor Howard Gardner, un neurosicólogo que por su cuenta realizó un estudio con niños en edad escolar, “la  inteligencia musical influye en el desarrollo emocional, espiritual y corporal del ser humano. La música estructura la forma de pensar y trabajar, ayudando al aprendizaje de las matemáticas, el lenguaje y las habilidades espaciales”.



Desde el vientre materno

Todas las razones anteriores son suficientes para adentrar aún más a los niños en el mundo de la música. Expertos de la Escuela de Música Manollo Bellón, les dan a los padres consejos clave sobre el aprovechamiento de la música en la crianza de los hijos:  



- Un bebé identifica primero la voz de la mamá entre otras voces y al poco tiempo la del padre. Es muy importante que permanentemente le esté hablando y cantando, pues siempre está a la expectativa de escuchar las voces de sus padres.



- El sonido de voces humanas, especialmente cuando son más silenciosas, de tonos elevados o rítmicas, atraen más la atención de los recién nacidos.



- Los bebés atraen la atención de sus padres imitando sus sonidos.



- Los bebés responden a la música de muchas maneras. A través del contacto visual cuando los papás les cantan, moviendo sus brazos y piernas, o volteando su cabeza hacia otro lado cuando necesitan un descanso.



- Ante todo, ¡cántele y tararéele a su bebé! Los estudios demuestran que los bebés prefieren las voces de sus madres y padres por encima de cualquier otra voz. No importa cómo crea usted que suena, su bebé será su público más expectante y adorable.



- A los bebés les gusta ver a la gente moviéndose al ritmo de la música. Actúe las canciones que le canta con sus manos y con movimientos corporales. Por ejemplo, cuando le cante Arroz con leche, use sus manos para hacer la mímica de la canción. A medida que su hijo crece, ensaye con otras canciones.



- Cántele una canción de cuna especial antes de que se duerma, quizás alguna que recuerde de su infancia. Su hijo aprenderá a relacionar esta canción con la hora de dormir. Además es una forma de compartir historias, ritmos y melodías de generación en generación.



- Baile con su hijo. Toque algunos objetos musicales y dance llevando el ritmo.



- Si su hijo ve videos musicales, mírelos con él y únase a la actividad cantando y bailando. También los puede usar para ayudarle a hacer transiciones. Por ejemplo, dígale que usted se irá a trabajar tan pronto se acabe la canción.



Escuela de Música Manolo Bellon: www.escuelademusicamanolobellon.co



MÚSICA EN TV

Los canales infantiles saben de sobra los beneficios y la fascinación que ejerce la música en los niños, así que en la mayoría de sus producciones siempre hay una buena dosis –si no completa- de rimas, armonías y tonadas. Un reciente ejemplo es la nueva serie de Disney Channel, Austin & Ally, donde un extrovertido cantante y compositor, junto a una brillante pero tímida escritora, combinan sus talentos en un intento de crear una verdadera proeza musical. Una oportunidad de acercar aún más de estrechar los lazos entre la música y sus niños.

LEA MÁS SOBRE Nueva



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese