Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Toxina botulínica: Más allá de la belleza

-A A +A
 

Los usos médicos de esta toxina, más conocida por su nombre comercial, están dando muy buenos resultados en casos de migraña, distonías y sudoración excesiva, entre otros.

En el IX Congreso Nacional de Neurología realizado en Cartagena se presentaron los avances y novedades en tratamientos relacionadas con esta especialidad médica. Y uno de los temas ‘de mostrar’ fue el uso de la tradicional toxina botulínica, una aliada tradicional de la belleza, que ahora retoma su función de medicamento biológico.
En efecto, este tipo de toxina, tipo A (cuyo nombre comercial, Botox, se popularizó hasta el punto de volverlo casi genérico), lleva más de 25 años utilizándose en especialidades médicas como la oftalmología, específicamente en los casos de estrabismo, y la dermatología.
Hoy, retoma protagonismo, al mostrar resultados en casos de distonías, bruxismo y migraña, entre otras alteraciones.

SE UTILIZA EN CASOS DE…

- Bruxismo. Este es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes, consciente o inconscientemente, y el cual se desarrolla casi siempre en las noches, mientras la persona duerme.
Indica el doctor Antonio Mesa, neurólogo, que la verdadera causa del bruxismo no se ha determinado, pero parece que los desencadenantes son la ansiedad y el estrés.
El tratamiento tradicional incluye técnicas de manejo de la ansiedad, placas relajantes y antidepresivos (en casos graves). Sin embargo, algunos especialistas están usando la toxina botulínica como una alternativa igualmente eficaz. Pero debe ser colocada por un experto, pues su errónea aplicación puede causar alteraciones en la maloclusión.

- Migraña. Cuando los medicamentos de primera elección no dan resultado, la toxina botulínica es una buena opción, al actuar sobre los mecanismos que generan dolor. Aunque depende de cada caso, es usual que las inyecciones sean administradas en dosis de 100 a 300 unidades, cada tres a cuatro meses.
De acuerdo con los neurólogos que la utilizan, cuando da resultados, la necesidad de tomar medicamentos indicados para ataques severos se reduce en forma significativa. Incluso hay casos en los que no son necesarios.

- Hiperhidrosis. La toxina botulínica puede reducir en forma significativa la sudoración excesiva. La sustancia se inyecta en las axilas, manos o pies, y detiene el proceso de sudoración por unos seis meses. Luego, la persona vuelve a sudar, pero mucho menos.

- En distonías. Estas son alternaciones del movimiento, en las cuales, contracciones sostenidas del músculo causan torceduras y movimientos repetitivos o posturas anormales. Esos movimientos, involuntarios y a veces dolorosos, pueden afectar un solo músculo o un grupo de músculos en brazos, tronco, piernas, cara, cuello y, en casos graves, todo el cuerpo.
Se cree que esta enfermedad se debe a un defecto en la capacidad del organismo de procesar neurotransmisores, sustancias que ayudan a las células del cerebro a comunicarse entre sí.
Las distonías más frecuentes son: parpadeo frecuente y cada vez más intenso (incluso se llega a no poder abrir los ojos durante minutos u horas), contracciones de los músculos de la mandíbula, distonía cervical (la que llamamos “torticolis”) y contracciones anormales de los músculos de la mano o del brazo (calambre del escribiente).
El tratamiento tradicional incluye medicamentos orales (que originan importantes efectos secundarios) y fisioterapia. Hoy, un número importante de neurólogos están inyectando toxina botulínica a sus pacientes con distonías. La sustancia produce, en el sistema nervioso, un bloqueo en la conducción nerviosa entre el nervio y el músculo, haciendo que la acción muscular se desactive.
De acuerdo con el doctor Jesús González, neurólogo, la toxina botulínica Tipo A tiene un muy buen índice de eficacia y menos efectos adversos. “La toxina se inyecta directamente en determinados músculos y el resultado es el alivio del espasmo muscular y del dolor. Claro que el efecto es transitorio, durante el tiempo que dure la acción del Botox -generalmente entre 3 y 6 meses., y es necesario seguirlo aplicando”.
Sólo un experto neurólogo clínico, con experiencia en el manejo, puede identificar los músculos hiperactivos y decidir la dosis apropiada para normalizar la actividad muscular. Indica el doctor José Enrique Vargas, neurólogo clínico, que cuando este tratamiento es realizado por un especialista, los efectos secundarios deben ser mínimos o nulos, pero también depende de la respuesta de cada paciente.

Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64000 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese