Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Trastorno bipolar: Montaña rusa de emociones

-A A +A
 

Esta enfermedad, caracterizada por cambios drásticos en el estado de ánimo, afecta las relaciones sociales y la vida personal y laboral del paciente.

De la risa al llanto, de la euforia a la tristeza absoluta. Así vive su día a día un enfermo bipolar. Entre altibajos emocionales, la vida se les complica. Sus relaciones interpersonales se ven empañadas entre los abruptos episodios de excitabilidad y los periodos depresivos que experimentan.
El Trastorno Afectivo Bipolar (TAB) es una enfermedad mental severa. Las personas que la sufren experimentan cambios drásticos en su estado de ánimo. Pueden pasar de estar muy enérgicos y eufóricos a sentirse tristes, desesperanzados y luego comenzar el ciclo de nuevo. Frecuentemente tienen estados de ánimo normales entre uno y otro ciclo.
El paciente, a lo largo de su vida, presenta episodios depresivos, alternando con los maníacos o hipomaníacos. De hecho, la existencia de uno solo de estos episodios hace que debamos hablar ya de trastorno bipolar. En este sentido cabe calificarlo siempre como potencialmente crónico. Esta condición suele empezar al final de la adolescencia o al inicio de la edad adulta.

TIPOS DE TAB
Hay dos tipos principales de trastorno bipolar. Las personas con el trastorno bipolar I han tenido al menos un episodio completo de manía con períodos de depresión grave, (las sensaciones de euforia se conocen como manías, y a las de tristeza y desesperanza se les llama depresión).
Quienes sufren trastorno bipolar II rara vez experimentan un episodio maníaco completo y en su lugar presentan períodos de hipomanía (niveles elevados de energía e impulsividad que no son tan extremos como los síntomas de la manía). Dichos períodos hipomaníacos alternan con episodios de depresión grave.
Una forma leve de trastorno bipolar, llamado ciclotimia, implica períodos de hipomanía y depresión leve, con menos fluctuaciones en el estado de ánimo. Es posible que las personas con trastorno bipolar II o ciclotimia sean diagnosticadas erróneamente como pacientes que padecen únicamente depresión.

LOS SIGNOS DE LA ENFERMEDAD
Los síntomas de manía se observan con el trastorno bipolar I. La fase maníaca puede durar de días a meses y abarcar los siguientes signos:
- Agitación o irritación
- Elevación del estado de ánimo
- Hiperactividad
- Incremento de la energía
- Falta de autocontrol
- Pensamientos apresurados
- Autoestima elevada (delirios de grandeza, creencias falsas en habilidades especiales)
- Poca necesidad de sueño
- Compromiso exagerado en las actividades
- Control deficiente del temperamento
- Comportamientos imprudentes (incurrir en excesos de comida, bebida o consumo de drogas, promiscuidad sexual, hacer gastos exagerados)
- Tendencia a distraerse fácilmente
En las personas con trastorno bipolar II, los episodios hipomaníacos implican síntomas similares, pero son menos intensos.
La fase depresiva de ambos tipos de trastorno bipolar involucra síntomas de depresión grave como:
- Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones
- Trastornos en la alimentación (pérdida del apetito y pérdida de peso, o consumo exagerado de alimentos y aumento de peso)
- Fatiga y desgano
- Sentimiento de desesperanza, culpa y falta de valor
- Pérdida de la autoestima
- Tristeza permanente
- Pensamientos frecuentes acerca de la muerte
- Trastornos del sueño (somnolencia excesiva o incapacidad para dormir)
- Pensamientos suicidas
- Apatía por las actividades que alguna vez fueron placenteras
- Aislamiento de los amigos

Algunas veces hay una superposición entre las dos fases. Los síntomas maníacos y depresivos se pueden presentar simultáneamente o en una sucesión rápida denominada “estado mixto”.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO
“Los altibajos que genera la bipolaridad tienen incidencia directa en el comportamiento del paciente. No sólo afectan su salud física sino sus sentimientos”, explica la sicóloga Claudia Almanza, experta en este tipo de desordenes emocionales.
Un desequilibrio químico en el cerebro es una de las posibles causas de esta patología, también denominada “enfermedad maniacodepresiva”. “Este trastorno es provocado por alteraciones en las áreas del cerebro que controlan los estados de ánimo en el ser humano”, indica la doctora Almanza.
Según datos de la Asociación Colombiana de Bipolares, de cada mil personas, 10 ó 15 pueden padecer el trastorno. Esta organización también revela que aunque es posible que la enfermedad se manifieste en la infancia, generalmente se hace visible a los 20 años.
La sicóloga sostiene que esta enfermedad no tiene distingo de género: afecta de la misma manera a hombres y mujeres, y en un alto grado a personas que tienen antecedentes familiares. “Es muy frecuente que hijos de pacientes bipolares hereden la enfermedad. Cuando se tiene este tipo de patologías en casa es mejor buscar asesoría profesional para evaluar si la bipolaridad está presente”.
Para diagnosticar un trastorno bipolar, lo primero que hace el siquiatra es indagar si alguien de la familia ha sufrido trastornos bipolares.
Un periodo de observación sobre cambios de ánimo y el tiempo durante el cual la persona los ha experimentado es otro aspecto que el profesional evaluará, así como realizará un análisis detallado del comportamiento del paciente.
Además ordenará exámenes para descartar causas físicas de los síntomas, y muestras de laboratorio que verifiquen o descarten el uso de drogas (el consumo de sustancias psicoactivas puede ser responsable de algunos síntomas, aunque esto no descarta el trastorno afectivo bipolar. La drogadicción también puede ser en sí un síntoma del trastorno bipolar).
El especialista debe descartar trastornos del estado de ánimo inducidos por anfetaminas, cocaína y otros estimulantes; trastornos por déficit de atención con hiperactividad; esclerosis múltiple, tumores cerebrales e incluso hipertiroidismo.

LOS MEDICAMENTOS
La ayuda sicológica y siquiátrica es la puerta de entrada a una vida saludable y tranquila. Es muy importante que durante el tratamiento el paciente trabaje en equipo con los especialistas que lo asisten para garantizar un mejor control de emociones.
“El paciente está fuera de control y requiere ayuda inmediata cuando manifieste ideas suicidas y cuando los episodios de depresión o manías sean reiterados y severos”, asegura la doctora Almanza.
El uso de medicamentos es frecuente en el tratamiento del trastorno bipolar, especialmente para manejar los cambios de humor y estabilizar los estados de ánimo con sus característicos y constantes altibajos.
“Si la medicación es adecuada, el paciente notará un cambio favorable a pocas semanas de iniciar el tratamiento. Es fundamental tomar los medicamentos tal como el médico lo indique”. La advertencia se vale, pues es frecuente que algunos pacientes suspendan el tratamiento cuando empiezan a sentirse mejor.
Suspender o tomar medicamentos de manera inadecuada puede llevar a que los síntomas se presenten de nuevo, así como las siguientes complicaciones:
- Alcoholismo y/o drogadicción como una estrategia para "automedicarse"
- Las relaciones personales, laborales y financieras pueden verse afectadas
- Presencia de pensamientos y comportamientos suicidas

El tratamiento de esta enfermedad es un reto y los pacientes, amigos y familiares deben ser conscientes de los riesgos que supone descuidar el tratamiento del trastorno bipolar.

LA VIDA DEL BIPOLAR
Para mantener su salud física y emocional, el paciente bipolar tiene que llevar una vida equilibrada, que garantice el desarrollo de un buen proceso de recuperación
“Un persona con trastorno bipolar debe evitar el exceso de trabajo y realizar cualquier actividad con moderación. Es necesario que descanse y duerma bien, coma saludablemente, haga deporte, se recree y disfrute con sus familiares, pareja y amigos”, recomienda la sicóloga Claudia Almanza.

FAMOSOS BIPOLARES

Van Gogh fue bipolar, así como Miguel Ángel, Leonardo Da Vinc y Mozart. En la actualidad, el cantante Robin Williams y el actor Jim Carrey son relacionados con esta enfermedad.

LA CLAVE

Los episodios maniacodepresivos pueden ser controlados con asesoría profesional. Un diagnóstico temprano y medicación adecuada ayudan a controlar los síntomas y le facilitan al paciente relacionarse con los demás.
“Es de vital importancia que los enfermos bipolares cuenten con apoyo profesional, el cual debe estar respaldado por familiares y por quienes hacen parte de su entorno para garantizar que puedan llevar una vida normal, sin el temor de ser juzgados”, explica la sicóloga Claudia Almanza.

MÁS DATOS
Dormir lo suficiente ayuda a mantener un estado de ánimo estable en algunos pacientes. Asimismo, la psicoterapia puede ser una opción útil durante la fase depresiva. El hecho de vincularse a un grupo de ayuda también es de particular utilidad para los pacientes con trastorno bipolar y para sus seres queridos. La persona bipolar se da cuenta de que no es un caso único y puede compartir experiencias con otros que sufren sus mismas dificultades. Por su parte, la familia puede, entre muchas otras cosas, aprender a manejar las situaciones cotidianas en la vida del paciente.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64088 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese