Indicadores económicos
2017-09-19

Dólar (TRM)
$2.906,06
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.472,16
UVR, Ayer
$251,65
UVR, Hoy
$251,68
Petróleo
US$49,91

Estado del tiempo
2017-09-18

marea

Marea min.: -6 cms.

Hora: 04:11

Marea max.: 22 cms.

Hora: 22_02

Dirección viento: Oeste

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-09-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Verdades y mentiras de los masajes

Son una efectiva alternativa para descansar, estimular el sistema circulatorio y eliminar toxinas. La clave está en acudir a profesionales, pues un masaje mal hecho puede agravar determinadas condiciones.

Así como hay quienes creen, de manera equívoca por supuesto, que entre más suden mientras hacen ejercicio más grasa queman, también hay personas convencidas de que entre más ‘morados’ les queden después de una sesión de masajes, mejores serán los resultados.
La verdad, sin embargo, explica David López Sánchez, fisioterapeuta Ph.D en quiropraxia y Presidente de la Confederación Latinoamericana de Fisioterapia, es que los masajes nunca deberían provocar hematomas, moretones o sangramientos, porque eso significa que fueron realizados de manera tan intensa que ocasionaron daños en los tejidos, o que quien los realizó desconocía (y debía conocer) que el paciente padecía trastornos de la coagulación o una fragilidad capilar.
“Hay masajes muy intensos, que podrían causar algún tipo de sangramiento, pero un buen terapeuta se da cuenta, en la primera sesión, de que esa persona tiene una fragilidad capilar distinta, y entonces toma las medidas respectivas", enfatiza el experto.
Esta no es la única falsa creencia que acompaña a estas técnicas realizadas con las manos. También hay quienes aseguran que ‘a punta de masajes’ es posible adelgazar sin necesidad de 'matarse' con ejercicios ni dietas. En otras palabras, ¿hacen milagros?

DE ESO TAN BUENO...
De acuerdo con Patricia Otero, fisioterapeuta especialista en terapia manual ortopédica, ninguna razón científica ha comprobado que un masaje adelgaza. "Si una persona acude a un masaje, pero además restringe los alimentos calóricos, toma mucho líquido (especialmente agua) y hace ejercicio, pierde peso; pero que solamente con el masaje adelgace, no es posible", asegura.
Por su parte, los drenantes o aquellos capaces de eliminar el líquido retenido y de estimular el sistema circulatorio son masajes suaves y lentos que normalmente incluyen la elevación, por ejemplo de las piernas, y contribuyen a la eliminación de edemas que se hayan podido acumular.
Éstos son muy apetecidos para tratar la celulitis y la acumulación de líquidos, y existe evidencia de que asociados a una dieta con alimentos que no permitan retener líquido y a un consumo de medicamentos para tratar las condiciones causantes del edema, funcionan muy bien.
Pero, ¿qué es cierto y qué es mito respecto a los masajes, esa técnica cuyo nombre viene del francés massage que significa amasar?

LA VERDAD
1. Disminuyen un dolor.
Los masajes ayudan a aliviar esta sensación porque saturan algunos receptores del dolor ubicados en la piel. “Las molestias musculares y de espalda -explica David López-, pueden desaparecer con el masaje; sin embargo, deben ser examinadas por un profesional de la salud, pues pueden ocultar problemas en el sistema nervioso o vertebral”.
“Es muy distinto -agrega Patricia Otero- tratar un dolor de espalda producto de una hernia discal a uno resultado de un problema en los huesos”.
"Si bien el masaje puede aliviar la sintomatología, no trata la causa. Muchas veces el dolor de espalda no es un trastorno muscular sino que obedece a problemas en las vértebras. Y el masaje puede tratar las contracturas (la contracción persistente e involuntaria de un músculo), ayudar a regenerar la musculatura y relajar, pero no es el mecanismo terapéutico para resolver problemas de columna vertebral", asegura David.

2. Ayudan a eliminar toxinas.
Algunos masajes son ideales para movilizar las toxinas que se acumulan entre el músculo y el tejido subcutáneo, tales como el ácido láctico o elementos inflamatorios.

3. Tonifican.
Hay una línea de masajes especiales que se realizan de manera muy enérgica para 'apretar' el tejido subcutáneao. Además de movilizar parte del tejido graso, aumentan la cantidad de colágeno; por tanto, con el tiempo o con repetidas sesiones, la piel va a estar más tonificada.

4. ¿A diario?
Un buen masaje relajante debería ser suficiente para hacerse dos veces por semana, salvo en deportistas, quienes los requieren a diario. “Pero si el objetivo es un efecto revitalizador y descongestionante, deberá ser realizado máximo tres veces por semana. Si se está en un período posquirúrgico de ciertas intervenciones estéticas, posiblemente se requieran masajes a diario, al igual que cuando se trata una contractura", enfatiza el experto.

MENOS CIERTO
1. 'Cualquiera' puede hacerlos.
“Hay quienes creen que el único requisito para hacer masajes es tener dos manos; de ahí -explica la fisioterapeuta- que mucha gente, de manera equívoca, considere que masajista puede ser cualquiera. Sin embargo, a pesar de los anuncios en los periódicos (de 'combo masaje'), es indispensable que quien los realice sepa de anatomía y de la técnica de realización.
"Los masajes deben ser llevados a cabo por personas con un claro conocimiento de su aplicación, porque así como pueden romper adherencias, también pueden romper estructuras - opina David-. Hay mujeres que después de una cirugía estética (como una liposucción), van a cualquier parte a hacerse los masajes posquirúrgicos y allí les practican unos tan profundos que les provocan una congestión de elementos inflamatorios propios de una poscirugía (como hemorragia, edema y otros que son resultado de la ruptura de los tejidos). De lo intenso que estuvo el masaje, el sistema de eliminación se obstruyó, lo que puede llevar, incluso, a una infección”.
Los fisioterapeutas tienen una excelente formación para hacer masajes y están capacitados para hacer una evaluación completa de todos los sistemas (cardiovascular, respiratorio, digestivo, óseo, muscular, nervioso, etc.

2. No se corren riesgos
Realizados por profesionales capacitados, con conocimiento de sus efectos y contraindicaciones, los masajes siempre serán beneficiosos. En caso contrario, pueden desprestigiar una técnica que realizada por quienes saben, es agradable y ayuda a revitalizar los tejidos. Mal hechos pueden:
- Echar a perder los efectos de una excelente cirugía estética: al dañar, por ejemplo, el sistema de eliminación de los elementos residuales posquirúrgicos.
- Provocar dolor: cuando se rompen, por ejemplo, estructuras. "He recibido pacientes que acudieron a masajes para relajarse; pero se los realizaron de manera tan intensa, que les dañaron el nervio facial, el cual tiene unas zonas superficiales que, al ser elongadas de manera intensa, pueden inflamarse y producir parálisis. En una ocasión atendí a una persona con la mano paralizada después de un masaje en el hombro y el codo, porque en esa zona transita gran número de nervios", explica el experto.
- Provocar accidentes vasculares: como trombosis cerebrales, porque debajo de la piel hay una red capilar importante, compuesta por vasos muy pequeños conectados con otros más profundos. “Así, si alguien padece, por ejemplo, arteriosclerosis o trastornos circulatorios y el masaje es realizado por una persona que desconoce esto, podría remover un trombo o un émbolo, éste viajaría por el torrente sanguíneo y taponaría una arteria o llegaría al pulmón, el corazón o el cerebro. Esto puede ocasionar desde infartos hasta enfermedades cerebrovasculares”, indica la fisioterapeuta.
- Ser causa de lesiones: en ligamentos (producto de masajes realizados mediante maniobras bruscas que pueden provocar esguinces, rupturas y microdesgarros musculares).

3. ¿Aptos para todos?
Los masajes son aptos para todas las personas, incluidos niños recién nacidos (porque estimulan su desarrollo psicomotriz). En general, no están contraindicados, excepto en casos de problemas circulatorios o de coagulación, heridas, quemaduras o infecciones en la piel, pues el masaje puede favorecer la expansión de la infección.

4. ¿Siempre son bienvenidos?
De todo el sistema circulatorio, el que menos capacidad tiene de devolver la sangre al corazón es el sistema venoso, y si se le ayuda en esta tarea mediante un masaje, disminuyen las inflamaciones y los miembros inferiores descansan. Pero masajear a una persona cuando se ha caído y golpeado no es una buena idea, porque esta manipulación originará una mayor ruptura de vasos.

MENÚ DE MASAJES

- Terapéuticos. Incluyen aquellos que se realizan para desintoxicar los tejidos y estimular las diferentes estructuras y tejidos.
- Deportivos. Cuando una persona es deportista o ha llevado a cabo por tiempo prolongado una actividad física, en sus músculos se genera una sustancia llamada ácido láctico, la cual provoca dolor si no es evacuada de manera correcta. Por tanto, los deportistas requieren masajes desintoxicantes.
- Posquirúrgicos. Los requieren quienes se han sometido a una cirugía estética. Tienen como objetivo el drenaje de unas cadenas vasculares que acumulan los desechos posquirúrgicos del organismo.
"Es importante drenarlos para que no vayan a causar dolor y porque el líquido depositado puede formar adherencias o retracciones, lo cual podría perjudicar los resultados de la cirugía", explica la fisioterapeuta Patricia Otero.
Después de una liposucción se forman edemas, elementos inflamatorios o líquidos que deben ser movilizados mediante un masaje de intensidad intermedia, con una técnica de deslizamiento lenta, pues el sistema linfático es ágil y es muy fácil saturarlo cuando no se hace de manera correcta.
- Con instrumentos. Con ayuda, por ejemplo, de piedras calientes. También se realizan con equipos vibradores de alta frecuencia o en camas o sillones especiales.
- MASAJE RELAJANTE.
Además de disminuir la tensión propia del diario vivir, tienen un efecto de movilidad de los tejidos y de estiramiento. Deben ser hechos de manera rítmica y lenta.
"Una sesión de masaje relajante que trabaje los músculos y los vasos sanguíneos en el sentido correcto, es muy saludable", explica Patricia. Cuando se trabajan tejidos blandos no se trata solamente de hacer masajes, sino también de hacer estiramientos y de estimular todo el cuerpo para que el efecto sea duradero.

CONSULTORIO

- Si una persona se aplica una crema corporal mediante un masaje, ¿el resultado será más efectivo?
No hay ninguna base científica para afirmar que un masaje ayuda a la capacidad de absorción de la piel de una crema. "Lo que sí se puede hacer a la hora de aplicar un producto tópico es realizar suaves palmaditas en la zona para estimular los capilares", explica David López, fisioterapeuta.

- ¿Cuáles son más efectivos: los masajes manuales o los que se realizan con aparatos?
“Aunque algunos masajes realizados con elementos que producen calor pueden generar vasodilatación y aportar beneficios, los más indicados -explica Patricia Otero, fisioterapeuta-, son los manuales porque con las manos se mide la presión o hasta dónde al paciente se le puede hacer un masaje profundo sin dañar sus tejidos.
Actualmente se realizan algunos con rayos infrarrojos y bandas que hacen vibrar los tejidos; pero, según la intensidad, pueden romper vasos sanguíneos superficiales y ocasionar, por ejemplo, hematomas.
Si una persona tiene problemas circulatorios y quien le hace el masaje desconoce esta condición y utiliza un masaje muy fuerte con un aparato que no mide la presión, puede ocasionar complicaciones por el desprendimiento de un trombo o un émbolo. De ahí que lo más indicado en cualquier modalidad de masaje sea hacer una evaluación previa del estado de salud del paciente.

- Si el masaje se realiza en un sentido que no debe ser, ¿la piel pierde tonicidad?
La piel tiene unas características especiales de lubricación y firmeza, aportadas por la alimentación y el agua que se consuma. Aunque un masaje debe ser realizado en el sentido correcto con la certeza de cómo está sujeta la piel al cuerpo, la piel no se 'suelta' de su sitio por un mal masaje.

FRASES

"Una persona no va a adelgazar a punta de masajes; para tal fin necesita reducir el consumo de alimentos que originan sobrepeso y hacer ejercicio". Patricia Otero, fisioterapeuta.

"Un masaje con una determinada presión puede ser adecuado para una persona, pero generar un hematoma a otra". Patricia Otero, fisioterapeuta.

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Nueva

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese