Indicadores económicos
2018-07-20

Dólar (TRM)
$2.883,81
Dólar, Venta
$2.820,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,31
Euro
$3.341,75
UVR, Ayer
$259,45
UVR, Hoy
$259,47
Petróleo
US$72,58

Estado del tiempo
2018-07-20

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 11:50

Marea max.: 21 cms.

Hora: 19:13

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 4 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.2 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2018-07-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
1

Concurso Señorita Cartagena 2018: Nathalia Blanco, determinada y segura

Nathalia Blanco Mathieu, de 22 años, proyecta seguridad. Ella se define como una mujer determinada, dedicada, apasionada y servicial, aunque afirma que constantemente está “en un encuentro personal” para cambiar lo que no le hace bien a ella, ni a los demás. “Cuando me obsesiono con algo que quiero, me dedico tanto que descuido otras cosas”.

Su mamá, Rocío Mathieu, es la que ha sostenido en el tiempo esa idea de ver convertida a su hija en Señorita Cartagena. “Desde muy pequeña siempre lo estuvo alimentando. Ella es parte especial en este proceso y siempre he dicho que, de ganar, nos tienen que dar dos coronas. Una a ella y una a mí”. Su papá, José Blanco, es su mejor ejemplo de humildad. Él le ha inculcado que debe ser dedicada en todo lo que se propone, sobre todo en lo académico. Y sus dos hermanas... “mi puente hacia el mundo. Me permiten estar bien conmigo misma y exteriorizarlo”.

¿Con quién de tu familia tienes mayor conexión en este reto?
-Con todos he tenido esa conexión. Todos me han apoyado. De hecho, creo que el sacrificio de todo esto son ellos. Quizá para mí es solo un esfuerzo, pero el sacrificio es abrir un espacio en la vida de ellos para ayudarme a que mi sueño se desarrolle. Con mi mamá de principio a fin estamos hablando del reinado. Con mi papá también, pero orientado más a cultivar la mente, el alma. Mis hermanas saben que desde pequeña he perseguido esto y siempre me cuestionan qué estoy haciendo para lograrlo.

¿La idea de ser reina surgió hace poco?
-No, precisamente que no haya surgido desde ahora me ha permitido que año tras año lo vaya desarrollando y definiéndome a través de mis sueños, qué es lo que quiero, por qué lo quiero y, si no pasa, qué significará en mi vida. Ser Señorita Cartagena y posteriormente Señorita Colombia es una posibilidad para tener una voz, porque uno se vuelve visible, uno se vuelve un puente hacia la sociedad.

¿Por qué participar este año y no otro?
-Todas las cosas se han dado para que sea este año. Desde pequeña siempre decía que lo haría en 2017. Yo tenía una ‘agendita’ donde anotaba y hacía cuentas: termino este año el colegio, entro a la universidad, aquí ya tengo la mitad de la carrera y ahí sí mi papá me va a dejar lanzarme. Tenía todo eso medido. Sin embargo, por múltiples traslados de mi papá, tuvimos que cambiar de colegio y me atrasé un poco, no me gradué para la fecha que yo creía y además no inicié la universidad apenas terminé el colegio. Además, todos los cambios que hubo en el Concurso Nacional de Belleza influyeron para que no me presentara el año pasado sino este.

¿Qué ha sido lo más difícil en tu preparación?
-Desde pequeña hago deporte. Mi papá siempre me cultivó eso, siempre salíamos a patinar, a montar bicicleta, a jugar tenis, a él le apasiona trotar y desde chiquita siempre he sido la que le ha seguido esos pasos, así que, por ese lado, en este proceso no había tenido problema con el ejercicio. No soy de comer pizza, perros calientes, pero sí soy de comer mi mote de queso, peto, pan de coco, patacones, suero, queso, entonces, si hoy me preguntan qué ha sido lo más difícil para mí, es la comida. Abandonar esos placeres del Caribe.

¿Cómo ves la competencia?
-La competencia siempre va a estar fuerte, sobre todo cuando la empiezas a ver desde ti. La competencia es conmigo misma y de eso me doy cuenta todos los días cuando, por ejemplo, salgo a trotar y hago pausas que no son muy comunes. Creo que la competencia desde siempre ha estado fuerte en todos los aspectos, pero hoy diría que la competencia es fuerte porque estoy midiéndome todos los días conmigo misma.

En caso de no ganar, ¿seguirías intentando?
-Creo que sería muy prematuro si te digo ahora que no. Creo que las cosas se van dando en el camino y en el tiempo. Lo importante es el por qué quería ser Señorita Cartagena, si ese por qué todavía se mantiene y sé que se puede hacer con otras cosas podría insistir, seguramente.

¿Cuál crees que es tu mayor fortaleza para ganar?
-La espontaneidad, ser fresca, ser yo misma y espantar todos esos estereotipos que quizá en esa estampa de reina quieren apropiar de uno.

¿Qué crees que le puedes aportar como Señorita Cartagena a la ciudad?
-No solo como Señorita Cartagena sino como Nathalia. Primero, sería mi amor por Cartagena, ese sentimiento de entrega al servicio. Eso es lo que le podía entregar de ejemplo a Cartagena.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese