Spider-Man: De regreso a la comedia adolescente

08 de julio de 2017 11:27 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

 Twitter: @jeavybreathing.

El personaje masoquista que interpretó Tobey Maguire entre el 2002 y el 2007 sufría de una constante autoaversión. Aquejado por un luto culposo tras la muerte de su tío Ben; el encargado de proteger las calles de New York encontraba su mayor enemigo en el interior de su propia mente. Finalizada la trilogía de Sam Raimi, Marvel intentó darle un nuevo aire a una de sus creaciones más carismáticas.

Las dos películas de The Amazing Spider-Man lograron devolverle elocuencia al arácnido amigable, a pesar de esto, el simpático esfuerzo de Andrew Garfield se perderá en el tiempo como las lágrimas de Roy Batty en Blade Runner, aquel Hombre Araña fue una mera transición equivalente al James Bond de Timothy Dalton.

En Spider-Man: Homecoming, Peter Parker es uno de los mejores estudiantes de Midtown Science High School, vive solo con su joven tía May, y (como era de esperarse) tiene miedo de confesarle su amor a la chica que le gusta. Además debe enfrentarse al temible Vulture, un traficante de armas alado que guarda un odio personal hacia Tony Stark.

Lo interesante de esta película es que no pierden tiempo explicando cómo Parker obtiene sus poderes, mucho menos realizan algún flashback para recordarnos que el tío Ben está muerto. Hay relatos casi mitológicos de los cómics que ya todos conocemos: la explosión de Krypton, el asesinato de los Wayne y la  picadura de araña radioactiva que le da los poderes a Peter Parker.

El guion de Jon Watts (quién también dirige) es impecable. Coloca a Peter Parker en un grupo de amigos nerds, marginados, fiesteros y antisociales. Es como si viajáramos a 1985 y Spider-Man estuviera en el detention room de Breakfast Club. La influencia de John Hughes está presente durante toda Homecoming, alcanzando su punto más alto en una divertida escena de persecución a pie donde Spidey interrumpe una pool party en la que están viendo Ferris Bueller’s Day Off. Las tres comedias adolescentes más importantes de Hughes están disponibles en Netflix: Sixteen Candles, Breakfast Club y Ferris Bueller’s Day Off.

Aunque la predecible secuela con Tom Holland pinta bien, como gamer ocasional mi mayor expectativa se encuentra en el videojuego de Spider-Man. Un exclusivo de PlayStation 4 que será lanzado en 2018. Si el juego de Insomniac cuenta con la mitad de los gadgets que posee el traje del Hombre Araña en Homecoming, tendremos el videojuego arácnido más divertido desde Spider-Man 2: Enter Electro (2001).

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Farándula

DE INTERÉS