Indicadores económicos
2017-06-29

Dólar (TRM)
$3.023,64
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,45
Euro
$3.439,39
UVR, Ayer
$251,16
UVR, Hoy
$251,18
Petróleo
US$44,74

Estado del tiempo
2017-06-29

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 10:52

Marea max.: 11 cms.

Hora: 03:48

Dirección viento: Sureste

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.2 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-06-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Desactivar el conflicto del suelo

Los acontecimientos luego del invierno atizaron, sin duda, el conflicto en el uso del suelo. Los millones de damnificados que perdieron su patrimonio bajo el agua se sumaron a quienes reclaman la restitución de tierras, a la demanda gubernamental de suelos urbanizables, a los movimientos subrepticios de hecho como los de Urabá, y a los ambientalistas, que exigen proteger áreas ecológicas.

Se requieren reordenamiento territorial urgente, que equilibre variables productivas, alimentarias, ambientales y de desarrollo humano, pero que, además, frene el colosal proceso urbanizador.

Ese es el reto descomunal del Estado para las décadas venideras, y que será abordado en el próximo Informe de Desarrollo Humano del PNUD para Colombia, en el que incluimos la visión del sector ganadero. Apostamos por un mejor futuro para el desarrollo rural, reordenando espacialmente la producción agropecuaria, ambiental y minera. Los objetivos: aumentar y reubicar áreas de cultivos, reforestar, impulsar las compensaciones ambientales minero-energéticas, cerrar la frontera agropecuaria, demarcar el suelo urbanizable y las zonas de reserva y modernizar la producción agrícola y pecuaria, bajo criterios empresariales y ecológicos.

Es la propuesta de los ganaderos desde principios del milenio. Y como mayor usuario de la tierra rural, anunció en 2004 querer reconvertir no menos de 10 millones de hectáreas hacia usos forestales, agroalimentarios o de producción de biocombustibles y avanzar hacia sistemas intensivos y sostenibles de producción sobre 28 millones de hectáreas con más del doble de la carga animal para 2019. La tarea ya se inició con sistemas silvopastoriles que corrigen prácticas nocivas del sector, usan la tierra sosteniblemente e incrementan producción y productividad.

El proyecto es ambicioso y busca expandirse a un millón de hectáreas, pero desafía al modelo de desarrollo económico. La institucionalidad y los recursos son claves para transformar el sector agropecuario. La “tasa de retorno” podrá medirse por una mayor producción de bienes agroalimentarios, como también de materias primas para biocombustibles y servicios ambientales, atada a contener el cambio climático y cumplir las metas sugeridas en Copenhague.

Pero la transformación espacial del campo debe involucrar a todos los poseedores de la tierra rural, para favorecer un proceso racional e individual de reorientación productiva. Y, sin duda, la vía más expedita es la política fiscal, en dos componentes: el Avalúo Catastral y el Impuesto Predial. Invitamos a construir un sistema impositivo virtuoso, que más allá de establecer las rentas prediales, sirva para orientar el desarrollo territorial y la transformación productiva, que sea percibido como un aliado del bienestar de los trabajadores del campo y su entorno productivo y no como una sobrecarga que frene la producción, inversión, ahorro, consumo, generación de empleo y reducción de la pobreza.

Sólo en la medida en que el sistema privilegie a los productores que destinan la tierra a sus usos potenciales, bajo condiciones sostenibles y sustentables y que, por otro lado, consulte la capacidad de pago real de los contribuyentes para asumir las cargas tributarias, el campo podrá trascender a un entorno de desarrollo económico, social y ambiental, capaz de desestimular la “tierra ociosa” o vinculada a usos irracionales y, de paso, desactivar la violencia y las actividades ilícitas, que convirtieron la tierra en un activo de acumulación patrimonial.

*Presidente Ejecutivo de FEDEGÁN

jflafaurie@yahoo.com

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese