Mariana Pajón, un ejemplo de madurez

ALEXANDER MARTÍNEZ, AFP | LONDRES, INGLATERRA | Publicado el 10 Agosto 2012

Mariana Pajón. Mariana Pajón. AFP LEON NEAL

La colombiana Mariana Pajón, que ganó el oro olímpico en el bicicrós de Londres-2012, tiene apenas 20 años, pero es un ejemplo de madurez y carisma

, virtudes que complementa con algunas cábalas como competir con medias y guantes de distintos colores (Lea aquí: Mariana Pajón da el primer oro para Colombia)

Nacida en Medellín el 10 de octubre de 1991, Pajón se inició en el BMX a los cuatro años, influenciada por una familia de deportistas cargados de adrenalina por la velocidad, con su padre piloto de autos de carreras y un hermano corredor de karts. 

“No hubo muchas muñecas en la niñez, pero sí una buena bicicleta. Siempre tuve el apoyo de mi familia para competir desde niña y hoy se están viendo los resultados”, asegura la deportista, décima en el ránking de la Unión Ciclista Internacional (UCI) y que superó una lesión en el hombro durante el ciclo olímpico

Amante de la pizza y la música hip hop, y admiradora del ciclista estadounidense Lance Armstrong, Pajón siempre prefirió entrenarse con hombres, aduciendo que con ellos “hay que correr más agresivo y ser técnico, con lo que el nivel sube mucho”. 

De hablar rápido y casi siempre sonriente, la ciclista 'paisa' no se cansa de repetir que sus rivales no logran quitarle el sueño, pues la mayor entre todas es ella misma. 

Apodada “la reina del ciclismo” y “la tata”, esta joven de 1,58 m de estatura y 53 kg de peso tiene una rica cosecha de éxitos internacionales, la cual incluye 13 títulos mundiales y nueve latinoamericanos, además de preseas doradas en Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe. 

También acapara cinco títulos mundiales UCI, luego de haber sido monarca juvenil en China-2008. En 2009, en Adelaida, Australia, se llevó las medallas de oro tanto en rin 20 como en crucero, también en juvenil. Mientras, en Sudáfrica-2010 ganó en crucero. 

Destaca la corona que consiguió en el Campeonato del Mundo-2011 en Copenhague, Dinamarca, que la lanzó al estrellato de la especialidad. 

En lo que constituye una muestra de fe en sí misma, Mariana se tatuó en 2010 los aros olímpicos en la parte anterior de la muñeca derecha, y este viernes corrió con las uñas de las manos pintadas con esmalte dorado. 

“Me tatué los aros olímpicos en 2010, sabía que este era un sueño que iba a hacer realidad, que iba a estar en unos Juegos Olímpicos, y ahora me voy a hacer otro tatuaje como campeona olímpica, eso es algo muy bonito”, comentó este viernes a la AFP. 
Pero la seguridad que deja ver en todas sus intervenciones no parece ser suficiente, y por ello Pajón también abrió en su vida un espacio para dos cábalas que hasta ahora no le fallan: correr con medias y guantes de distintos colores. 

“Un día me puse las medias cambiadas y ese día gané, quedé campeona mundial y entonces me ahí dije 'esto puede ser'. Entonces cada carrera uso las medias de diferentes colores”, relató. 

Colombia tenía cifradas sus esperanzas de oro en ella, y si bien reconoce que sintió alguna presión, al final supo manejarla. 

“La presión no me ganó. No fue fácil, pero lo supe manejar poniéndole energía positiva”, dijo.

     
    
© 2011 - Todos los derechos reservados.
Se prohíbe la copia, redistribución o retransmisión de cualquier material incluido en esta página.
Dirección: Pie del Cerro Cl. 30 No. 17-36 Cartagena, Colombia PBX: (575) 642 4646 - FAX: (575) 642 4609