La primera saudí en Juegos Olímpicos compite en judo con la cabeza cubierta

AFP | LONDRES | Publicado el 03 Agosto 2012

Wodjan Ali Seraj Abdulrahim Shaherkani hizo historia al convertirse en la primera mujer saudí en competir en los Juegos Olímpicos AP Matt Dunham

Wodjan Ali Seraj Abdulrahim Shaherkani hizo historia al convertirse en la primera mujer saudí en competir en los Juegos Olímpicos, donde se presentó con la cabeza cubierta por una especie de gorro de natación ante una gran expectación.

La participación de Shaherkani duró apenas 82 segundos, los que tardó la puertorriqueña Melissa Mojica en vencerla por ippon (punto de muerte súbita) en el combate de la primera ronda de la categoría de más de 78 kilogramos.

Pero la joven espera haber abierto un nuevo camino para las deportistas de la ultraconservadora Arabia Saudí, que hasta Londres-2012 era uno de los tres países que nunca habían enviado representación femenina a los Juegos, junto a Catar y Brunei.

"Estoy orgullosa y honrada de participar en unos Juegos Olímpicos y continuaré practicando este deporte", dijo la saudí a la AFP nada más bajar del tatami.

El nerviosismo se marcaba en el rostro de la joven en el momento de salir ante los 10.000 espectadores del centro ExCeL que esperaban a descubrir cómo se había resuelto el contencioso sobre cómo la saudí iba a cubrir su cabeza.

Finalmente, y pese a que las normas del judo no lo contemplan, se le permitió utilizar un gorro negro que le cubría toda la cabeza y que se tuvo que ajustar en varias ocasiones durante el combate.

"Estaba muy asustada por toda esa multitud alrededor y por perder", reconoció la judoca, acompañada de su hermano Hasan.

El público del ExCeL aplaudió la llegada de Shaherkani y, tras la esperada derrota ante la puertorriqueña, la despidió con otra gran ovación.

"Estoy muy emocionada y orgullosa por estar representando a mi país. Lamentablemente perdí pero espero hacerlo mejor la próxima vez. Con un poco de suerte conseguiré una medalla la próxima vez", dijo con optimismo la saudí, que apenas lleva dos años practicando judo y posee un simple cinturón azul.

Tras el combate explicó que proviene de una familia en la que todos sus miembros practican el judo y que su padre, Ali Siraj Shaherkani, también fue judoca y árbitro, además de su entrenador.

El padre fue quien condujo las negociaciones para conseguir que su hija pudiera llevar el 'hiyab', a lo cual se opuso el presidente de la Federación Internacional de Judo (FIJ), Marius Vizer, con lo que su participación estuvo en riesgo hasta días después de iniciarse los Juegos.

La normativa de este deporte prohíbe cualquier objeto que cubra la cabeza de los atletas por seguridad.

Pero las autoridades saudíes habían advertido que sus deportistas -también participará en cinco días la corredora de 800 metros Sarah Attar- sólo podían competir si respetaban la vestimenta tradicional islámica.

Las negociaciones se aceleraron bajo los auspicios del Comité Olímpico Internacional y el martes se anunció un acuerdo que no revelaba los detalles que finalmente se descubrieron este viernes.

El presidente de la Federación de Judo saudí, Hani Najem, dijo que otras deportistas podrán estar en los Juegos si siguen respetando las normas islámicas.

"La primera mujer judoca en los Juegos fue 24 años después del debut olímpico del judo. Cada cosa necesita su tiempo en el mundo, nada puede ocurrir de repente", afirmó Najem.  

Para la joven Shaherkani "esto puede ser el principio de una mayor participación en otros deportes (...) Es el principio de una nueva era".
 

     
    
© 2011 - Todos los derechos reservados.
Se prohíbe la copia, redistribución o retransmisión de cualquier material incluido en esta página.
Dirección: Pie del Cerro Cl. 30 No. 17-36 Cartagena, Colombia PBX: (575) 642 4646 - FAX: (575) 642 4609