Indicadores económicos
2018-06-18

Dólar (TRM)
$2.890,06
Dólar, Venta
$2.790,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,36
Euro
$3.351,31
UVR, Ayer
$258,76
UVR, Hoy
$258,78
Petróleo
US$73,36

Estado del tiempo
2018-06-18

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 10:32

Marea max.: 18 cms.

Hora: 03:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-06-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Una liberación significativa

El país entero ha expresado su complacencia por la liberación de los últimos 10 miembros de la fuerza pública secuestrados por las Farc, y compartimos esa alegría, sin que por ello dejemos de preguntarnos qué pasa con ese número indeterminado de civiles que permanecen en poder de este grupo guerrillero y cuya suerte no parece convocar el mismo interés, al punto de no contar con el apoyo necesario para propiciar un proceso de liberación.

Para las familias es un júbilo indescriptible abrazar de nuevo a sus seres queridos que pasaron demasiados años en cautiverio, pero no puede magnificarse la decisión de las Farc de dejarlos en libertad, calificándola de “gesto humanitario”, cuando se trata en realidad de una obligación que tenían con el país entero y que se tardaron en cumplir.

Por supuesto, hay que considerar las liberaciones y la promesa de no volver a secuestrar a nadie más, que hizo hace algunas semanas la comandancia de esa guerrilla, como hechos esperanzadores que pueden por fin abrir las puertas a un verdadero proceso de paz.

Varias circunstancias permiten tener un poco más de optimismo en esta ocasión, como la debilidad evidente que padecen las Farc, cuya ofensiva ha tenido que emplear estrategias prohibidas por el Derecho Internacional Humanitario y cuya vulnerabilidad ha sido comprobada en las últimas semanas.

En tales condiciones, y considerando que las Fuerzas Militares y de Policía se muestran cada vez más eficientes y profesionales, puede decirse que hay más razones para que la guerrilla decida en serio sentarse a negociar la paz.

Esa debilidad no puede ser una razón para que el Gobierno imponga exigencias demasiado fuertes que las Farc no aceptarían por dignidad, como la de entregar las armas o cesar las hostilidades antes de empezar la negociación, porque ese es el objetivo mismo de ella.

En cambio, no sólo el Gobierno sino la propia sociedad civil si deben exigirle a ese grupo guerrillero que contribuya a visibilizar a los secuestrados civiles, de los que no se sabe ni el número ni las condiciones en que se encuentran.

Las Farc deben culminar su ofrecimiento de no practicar más el secuestro con la liberación de los civiles en su poder, generalmente retenidos para exigir una suma de dinero por su rescate, porque es la única forma de que el país disminuya la enorme desconfianza que tiene sobre su voluntad de paz.

La Fundación Ideas para la Paz propone un marco de negociaciones que empiece por dilucidar la complejidad que tiene el conflicto colombiano, donde grupos y asociaciones de grupos armados al margen de la ley, con diferentes orígenes y estructuras, operan rodeados por amplias redes de delincuencia organizada.

La fragmentación dentro de cada grupo se ha intensificado en los últimos años y las características y forma de actuar de cada uno de ellos cambian de una región a otra.

También es obvio que se tiene que buscar la paz en medio de la guerra, y las Fuerzas Militares deben seguir haciéndole la guerra a las Farc como si no se estuviera buscando la paz.

Las liberaciones de ayer son un gran paso en esa búsqueda, mucho más porque se produjeron en bloque, sin grandilocuencias propagandísticas más allá de la natural exposición mediática.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese