Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Luis Fernando Salas debuta en el teatro

-A A +A
 

La temperatura sube cada noche en el escenario del Teatro Santa Fé, en Bogotá, cuando un Eros moderno se enfrenta a Afrodita y a Venus en una picante parodia al sexismo.

Se trata de la comedia musical ‘Esto está que arde’, protagonizada por el actor caleño Luis Fernado Salas, quien debuta en las tablas. Allí actúa, canta y baila junto a las actrices Adriana Campos y Carolina Sepúlveda.

De su primera vez en el teatro, de sus nuevos proyectos en la televisión y de sus amores ‘El negro’ Salas habló con El País.



¿Cómo llegó esta oportunidad teatral?

Inicialmente me habían seleccionado para otra obra del mismo director, Juan Ricardo Gómez, ‘Lo que ellos callan’, pero cuando empezamos los ensayos, me dijo que me veía como el personaje de Eros en ‘Esto está que arde’. En principio tenía algo de temor por la temática de la obra y por la exigencia física del show musical y el baile. Consulté con amigos y todos me dijeron: “íHágale!”. Sin embargo, durante el proceso pensé varias veces en renunciar. La verdad no me sentía muy cómodo. Mis compañeras, Adriana y Carolina me ayudaron mucho en la construcción del personaje. Y llegó el momento en que encontramos la clave: divertirnos nosotros mismos.



¿Hasta ahora qué le ha parecido lo más difícil de hacer teatro?

La memoria. Hay un demonio que todo el tiempo te dice: “Se te va a olvidar el parlamento”. En televisión es otra cosa, porque uno sabe que si se le olvida, pues cortan y retoman la escena. En cambio en teatro siempre tienes un miedo terrible a que te falle la memoria.



Pero también debuta como bailarín... ¿complicado?

Sí. La coreografía fue lo más exigente, porque todo debe salir perfecto. Cuando tengo que alzar a Carolina y a Adriana, es preciso saber manejar el peso de ellas. Al principio me quedaban los brazos encalambrados, hasta el punto de tener que ir al médico por ese motivo. La coreógrafa nos sometió a duros entrenamientos. Fueron tres meses de ensayos durante tres veces por semana, de 2:00 p.m. a 8:00 p.m.



El personaje de Eros subraya su imagen de ‘sex symbol’, ¿en qué manera ha influido esto en su carrera?

Nunca ha sido un veto y la verdad yo nunca he hecho de galán. Recibo cualquier propuesta interesante, no necesariamente protagónica. Al contrario, me parece más interesante un personaje coprotagónico o antagónico, sin necesidad de que sea sexy.



¿Aceptaría posar desnudo?

No. No veo ningún inconveniente en hacer fotos sexys, pero desnudos no aceptaría. Siempre te proponen hacerlo por la supuesta publicidad que esto genera. No quiero que suene pedante, obviamente hasta Brad Pitt necesita publicidad. Respeto mucho a todos los que lo han hecho, pero no voy a empelotarme para que otro gane plata.



La obra trata el tema del machismo, ¿qué tan machista es usted?

Profesaba machismo hasta hace algunos años. Yo era el típico hombre que pensaba que todo debía pagarlo uno y que la mujer debía quedarse en la casa. Pero he cambiado. Me parece un buen ejercicio de confianza que tu pareja vaya a una fiesta sola, por ejemplo. Antes jamás lo hubiera admitido.



¿Cómo ha sido la reacción del público frente a la obra?

Variada. Jamás me había parado frente a un público real y el nerviosismo era extremo. El debut lo hicimos en Villavicencio, con teatro lleno. Yo soy una persona muy sana, cero cigarrillo o drogas. Pero esa noche me tomé media botella de whisky, de puros nervios. Sin embargo, apenas empezamos, la risa contagiosa de la gente nos impregnó de seguridad. Otra historia fue en Barranquilla, donde la gente no acudió en la misma proporción, y tampoco recibieron la obra con entusiasmo, prácticamente no se rieron. Fue un desastre. Finalmente, en Bogotá nos ha ido de maravilla y la gente sale muy contenta y satisfecha con nuestro trabajo.



Regresa a la televisión, ¿cómo será su personaje en ‘El Secretario’?

Es un personaje divertidísimo, un galán de vereda, que pretende enredarlos a todos con su inglés ‘pachuco’. En realidad es un indio asqueroso, pero a mí no me interesa que eso afecte mi supuesta imagen sexy, sólo me interesa verme como el director concibió el personaje.



¿Y qué ha pasado con el cine?

He tenido un par de ofertas en las que no pasé el casting. Otras no se han concretado por tiempo o dinero. Pero me gustaría hacer cine, me parece que una obra musical como ‘Esto está que arde’, podría adaptarse al cine. Quizás algún productor se interese en ella.



¿Y cuándo veremos a ‘El negro’ Salas casado?

Por ahora estoy ennoviado. Estoy contento y tranquilo.



¿Cómo conquista?

No sigo ningún patrón. Soy muy cariñoso con todas las mujeres. Me gusta escucharlas. A ellas les gusta mucho que las hagan reír.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64182 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese