Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Marihuana: plebiscito en California

El 3 de febrero de 1990 en esta misma columna, bajo el título “Marihuana U.S.A.”, comenté una publicación aparecida en “la Pura Verdad”, revista editada en Pasadena, California, donde entre otras cosas decía: “El cultivo de la marihuana. Los Estados Unidos ocupan el tercer lugar en la producción de marihuana, después de México y Colombia. El cultivo y la venta de marihuana se ha convertido en una industria ilegal de 10.000 millones de dólares.

“Según se ha informado, en los estados de California, Oregón, Hawai y Kentucky la marihuana es el cultivo que mayores ingresos produce. Los que cultivan la marihuana están utilizando casi un millón de hectáreas de reservas forestales que la administración de los bosques ha cerrado al público, porque no puede garantizarle protección contra los agricultores armados que protegen los cultivos. El gobierno norteamericano ha presionado a muchos países para que eliminen la producción de estupefacientes en sus territorios. Pero, ¿cómo puede exigir que otros países la erradiquen si no eliminan la producción y el consumo nacional?”.
En agosto de 2002 publicamos en esta columna “Volviendo a la marihuana”, donde dijimos: Según estudios adelantados en el año 2000, divulgados por la Organización de las Naciones Unidas, los Estados Unidos pasaron a ocupar el primer puesto en el cultivo, producción y consumo de marihuana. Por eso notamos que las presiones de los organismos del Norte, hacía nuestros países, ha disminuido, en lo que a marihuana se refiere. En cambio, se acrecientan cuando se trata de la cocaína y la heroína.
En “El tiempo” del 11 de agosto de 2002 leemos: “Mientras el gobierno de Washington impulsa la guerra contra las drogas en todo el planeta, en Nevada se prepara una consulta popular, que se hará simultáneamente con las elecciones parlamentarias de noviembre, para preguntar a los ciudadanos si aprueban la legalización del consumo y el porte de la dosis personal de marihuana. De ser impulsada la iniciativa eliminaría las penas vigentes por posesión en Nevada y ordenaría a la Legislativa Estatal dar a la marihuana el mismo tratamiento que al tabaco y el alcohol, adoptando un impuesto por su consumo. Según encuestas, 44 por ciento de los votantes favorece la idea y el 46 por ciento la rechaza. Ya los electores de Nevada aprobaron el uso de la marihuana para fines médicos, lo que también han hecho en Alaska, Arizona, California, Colorado, Hawai, Maine, Oregón y Washington.
Al paso que vamos, no sería raro que en el futuro se legalice la producción y Estados Unidos termine siendo exportador de marihuana. Y nosotros, fumigue que fumigue”.
Por todos los antecedentes no debió sorprendernos el plebiscito reciente (Proposición 19) presentado al electorado de California el 2 de noviembre. Ya sabemos que la propuesta fue denegada por margen estrecho.
Nos preguntamos: ¿Cómo manejaría el gobierno de los Estados Unidos su actitud ante países como Colombia, a los que ha impuesto una guerra total a las drogas, incluyendo la marihuana, frente a una legislación estatal que se muestra permisiva al consumo?

*Asesor Portuario

fhurtado@sprc.com.co

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese