Indicadores económicos
2017-11-21

Dólar (TRM)
$3.011,32
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.547,63
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,09

Estado del tiempo
2017-11-21

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:05

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 6 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-11-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Afectarán a distribuidores menores de combustibles

En un comunicado dado a conocer esta tarde Fendipetróleo del Caribe se pronunció a la medida tomada por el Gobierno Nacional sobre el régimen que reinará en los precios de la venta de gasolina.

La nueva medida reemplaza el actual régimen de libertad de precios vigilada por el de libertad regulada, la cual, considera, que “afectará al sector de la distribución minorista de combustibles, tanto al distribuidor minorista como al consumidor final, al reducir el margen que le corresponde a dicho distribuidor a tan solo un 5.11% del total del precio que se cobra al consumidor, ya que dicho margen de comercialización no permitirá soportar la estructura de costos y gastos de operación de las estaciones de servicio”.

Sostiene que la Resolución  181047 del 22 de junio de 2011, “afectará indudablemente la calidad del servicio público que se presta por parte de las estaciones de servicio, ya que muy seguramente los distribuidores minoristas se verán abocados al recorte de sus plantas de personal, la reducción de horarios de atención e incluso el cierre de algunas Estaciones, ante su inviabilidad económica. Además, garantizando una remuneración justa para quien presta un servicio público, como lo es la distribución minorista de combustibles líquidos, tal y como lo establece la Ley 39 de 1987, el Estado se asegura también de que la prestación de dicho servicio sea eficiente”.

Indica más adelante que el margen que percibe el distribuidor minorista es bruto, es decir, del valor de $ 428.65 por galón que establece la resolución como margen minorista, aún el distribuidor debe deducir todos los costos y gastos asociados a la prestación del servicio de distribución de combustibles, tales como  personal, mantenimiento de equipos, servicios públicos, seguros, vigilancia, impuestos, transporte de valores, mercadeo, certificaciones obligatorias, arrendamientos, gastos financieros, ambientales, papelería, entre otros.

“Como ilustración, una EDS ubicada en la Región Caribe que tiene como promedio la venta de 30.000 galones por mes de Gasolina Corriente, percibiría como ingresos la suma de $12.859.500 mensuales con el margen establecido de 428.65 pesos; por su parte los costos de funcionamiento ascienden aproximadamente, para el caso del ejemplo, a 13.500.000 pesos mensuales, de lo que se infiere que las Estaciones de Servicio estarían trabajando por debajo del punto de equilibrio”, sostiene.

Manifiesta que el Gobierno desconoce la reglamentación del estudio contratado por el mismo Ministerio de Minas y Energía con la firma  Itansuca – proyectos de ingenieria S.A., cuyos resultados se basaron en datos recolectados durante el año 2010, según el cual la recomendación al Ministerio era establecer el régimen de libertad vigilada en la capitales de departamento con un margen de referencia de 515 pesos por galón y el régimen de libertad regulada en el resto de ciudades con un margen de referencia de 624 pesos por galón.

“Teniendo en cuenta que el mismo Ministerio contrató dicho estudio, no se entiende por qué la resolución desconoce dichos resultados y establece un margen que no garantiza ni siquiera la recuperación de los costos y gastos involucrados en la operación de las estaciones de servicio”, puntualiza el informe.

Seguidamente expone que imponer un precio único para cada una de las ciudades del país “es poner en riesgo y llevar a la quiebra a gran parte de las Estaciones, particularmente las pequeñas, que son las mayoría de las 4.760 de las que operan en el país, y el mismo estudio que fue desconocido por el Ministerio determina la necesidad de establecer márgenes de acuerdo con el tipo de EDS”.

Dice además la entidad que existen otros estudios, como el realizado por la Universidad del Norte de Barranquilla, denominado ‘Estudio de Mercado de los Combustibles en el Departamento del Atlántico’ que determina que en Atlántico existen 158 estaciones de servicio de combustibles líquidos operando, con un promedio de ventas mensuales de 34.000 galones, lo cual muestra lo deprimido de los volúmenes en esta zona, y hace imposible la subsistencia de una EDS con el margen establecido por el Ministerio de Minas a través de la resolución 181047 del 22 de junio de 2011.

Según el presidente de Fendipetroleo del Caribe, Jairo Gómez Fontalvo, los Distribuidores Minoristas de combustibles agremiados siempre han trabajado por el bienestar de todos los consumidores, acogiéndose al marco legal exigido por el Ministerio de Minas y Energía.

“Lo que necesita el sector es una política que no vaya en contra de los intereses del consumidor final, pero tampoco en contra de los Distribuidores Minoristas”, quienes percibirían sólo un 5.11 por ciento del total del precio cobrado al consumidor final, ya que el resto del precio corresponde principalmente a los productores de la gasolina y alcohol carburante (Ecopetrol) con un 59.5 por ciento y  a impuestos  (Global, IVA y Sobretasa) con un 28,32 por ciento.”, agregó.

En el informe Fendipetróleo sugiere que es una necesidad inmediata la expedición de una reglamentación que establezca unos márgenes que permitan la operación de los distribuidores minoristas de manera que puedan prestar un servicio eficiente y se garantice la subsistencia de este negocio; “de lo contrario, los distribuidores se verán obligados a operar en las condiciones que les permita el mínimo margen impuesto por el Ministerio, que los llevará a la inminente toma de decisiones como el cierre nocturno de las estaciones de servicio y la disminución del personal operativo consecuentemente; y en algunos casos, teniendo en cuenta los volúmenes mínimos de algunas EDS el cierre total de las mismas, generando así el detrimento en la prestación de este servicio, considerado público y el aumento del desempleo”.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese