Indicadores económicos
2017-03-28

Dólar (TRM)
$2.913,48
Dólar, Venta
$2.887,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.172,48
UVR, Ayer
$246,88
UVR, Hoy
$247,12
Petróleo
US$47,73

Estado del tiempo
2017-03-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:50

Marea max.: 14 cms.

Hora: 23:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 14 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Exportar energía dejaría las divisas que genera el petróleo

-A A +A
 

Bernardo Naranjo ha estado vinculado con el sector eléctrico colombiano desde hace 40 años, siendo testigo de las grandes transformaciones en este campo.

Este ingeniero eléctrico, que está al frente de la Empresa de Energía del Pacífico (Epsa) desde hace casi 10 años, considera que hoy el país cuenta con un sector competitivo que puede convertirse en una fuente de importantes divisas para la Nación.

El directivo que renunció esta semana a su cargo, aseguró que los cambios registrados en términos de regulación llevaron a que empresas como Epsa se consolidaran y hoy mantengan un continuo plan de expansión. Es así como para el 2012, proyectan la entrada en operación de las microcentrales de alto y bajo Tuluá.



¿Cuál es el balance que hace de su trayectoria en Epsa?

—He pasado 40 años en el sector eléctrico, toda una vida en la que hemos vivido miles de cosas, la mayoría muy satisfactorias. Pero en especial destaco haber contribuido a la electrificación rural en el Valle del Cauca y consolidado el sistema de transmisión y distribución de energía. En Epsa aportamos a la construcción de una gran compañía y participé en la estructuración de muchos proyectos como las microcentrales y en las decisiones sobre la compra de Hidroprado. También me tocó el proceso de transformación desde el punto de vista de la gestión de Epsa, convertirla en lo que es hoy, una empresa con procesos eficientes y con sistemas de última tecnología y como fruto de ello es una organización con indicadores de gestión de los mejores del sector.



¿Cómo ha visto la evolución del sector energético colombiano?

—Ha tenido cambios transcendentales, las leyes 142 y 143 permitieron que entrara capital privado a participar en el sector y se cambia la filosofía a empresas de servicios públicos domiciliarios con gestión y manejo privado y permite la libre competencia. Esto hace que desde 1995 entren jugadores nuevos y arranca un proceso de eficiencia que ha sido descomunal. El sector eléctrico a finales de los ochenta tenía el 30% de la deuda nacional. En otras palabras estaba drenando la economía del país. Ahora es al contrario, las compañías le aportan al Gobierno a través de impuestos y regalías.



¿Qué avances quedan por hacer en materia eléctrica?

—Este sector es de los más dinámicos y avanzados y siempre hay algo nuevo para hacer como ganar mayores eficiencias. Además quedan sectores importantes por electrificar, no en cantidad de usuarios, pero sí en unas áreas muy grandes como por ejemplo el Pacífico que tiene un nivel bajo de electrificación, los Llanos Orientales y Amazonía.



¿Hacia dónde apunta el futuro del sector?

—Hacia un gran desarrollo, Colombia tiene todo el potencial de convertirse en un exportador de energía.  Están dadas las condiciones para que en unos años el país reciba divisas por la exportación de energía de una magnitud que puede ser igual a la que percibe por vender petróleo o carbón. Tenemos muchos recursos para lograr eso y producir más energía, estamos ubicados en un sitio estratégico. Ya estamos interconectados con Venezuela, con Ecuador y se avanza hacia el sur del continente, además con la conexión a Panamá prácticamente llegaremos hasta Estados Unidos. Es una situación privilegiada y cambió el pensamiento del sector de no sólo producir energía para el mercado nacional, sino como un negocio internacional.



¿Cuál es la posición de Epsa en el mercado nacional?

—Es una empresa financiera sólida y en este momento sigue creciendo en generación con la construcción de tres centrales, dos en Tuluá y otra Tolima. Además cuenta con un portafolio de nuevas inversiones que se irán desarrollando en la medida en que vayan apareciendo las oportunidades. Igualmente se está mirando nuevas alternativas de crecimiento en materia de distribución con la compra de algunas electrificadoras, que saldrán a la venta en próximos años en el país.



¿Es decir que se mantiene la expansión?

—Claro eso está dentro de la estrategia de la compañía. Tenemos dos tipos de inversión, una recurrente que se hace cada año para mejorar sistemas y tecnología de unos $70.000 millones. Por otro lado están las inversiones en plantas. El año entrante se tienen presupuestados $150.000 millones y entrarán en funcionamiento alto y bajo Tuluá con un aporte de 40 megavatios.



¿Qué pasó con la segunda línea a Buenaventura?

—El proyecto está en marcha y en materia de transmisión regional es muy importante. La segunda línea a Buenaventura se construirá desde Calima al puerto y en este momento ya están saliendo los estudios ambientales. Esperamos que en tres o cuatro años esté lista y se invertirán unos $30.000 millones.

Notas recomendadas
2461 fotos
69390 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese