Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Agencia Tay, aventura de un periodista por amor a su tierra

-A A +A
 

La necesidad de dar a conocer los eventos y demás acontecimientos que sucedían en Córdoba motivó a Jairo Polo Herrera a fundar la única agencia de prensa que ha tenido este Departamento.

Tay, el nombre de la princesa indígena, hija del cacique Te, quien en la época precolombina gobernó los territorios del medio Sinú cuya capital era Cereté, fue la palabra escogida por este veterano periodista como razón social para la agencia de prensa que por más de tres décadas produjo noticias para medios de información regionales, nacionales e internacionales.

Sentado en una cómoda silla mecedora en una casa del barrio Santa Teresa de Cereté, Jairo Polo Herrera, considerado un maestro del periodismo en Córdoba, en medio de los quebrantos de salud, pues hace varios años le amputaron una pierna, pone a girar la máquina de los recuerdos y cita los motivos que lo llevaron a fundar un medio informativo que multiplicara las noticias de la tierra del sombrero vueltíao.

“Leía en los periódicos noticias de varias ciudades de Colombia. Con frecuencia salían publicaciones de las necesidades de esas poblaciones y sus eventos culturales y folclóricos que se realizaban. Yo veía que Córdoba estaba relegado pues se presentaban hechos importantes y no pasaban del plano local, por eso monté la agencia TAY”, rememora en tono melancólico.

El amor por su tierra y el deseo de informar acerca de la cultura, el folclor, la riqueza natural y las necesidades que afectaban a la gente de su región motivaron a ese nato periodista a crear su agencia de prensa.

TAY fue fundada en 1960. En esa época Córdoba era un departamento joven y muy atrasado, pues solo tenía 8 años de creado. Aquel tiempo estaba marcado por un ambiente pastoril y Montería, la capital, era un pueblo de calles polvorientas y con deficientes servicios públicos.



40 años informando

Con la voz pausada y con la emoción que le produce recordar sus tiempos de gloria en el ejercicio de la profesión más linda del mundo, en la que se distinguió por su gran olfato periodístico, Polo Herrera relata que durante aproximadamente 40 años difundió los acontecimientos de Córdoba en todos los periódicos que existían en el país y las cadenas nacionales de radio.

“Las noticias de mi agencia no solo se publicaban en El Tiempo y El Espectador, que eran los diarios más reconocidos, sino que medios impresos de varias naciones como México, Venezuela, Cuba y Ecuador sacaron informaciones producidas por Tay”, expresa.

Afirma que esas publicaciones lo obligaron a salir adelante con su empresa periodística porque medios internacionales utilizaron sus servicios.

En una ocasión el periódico El Nacional de Caracas publicó la noticia de la realización del Reinado Nacional de la Ganadería. Con mucha alegría recuerda que recibió con sorpresa un ejemplar del rotativo que le trajo un paisano suyo cuando regresó de Venezuela donde trabajaba.

Expresa que el pago que recibía por las noticias era muy poco. “En ese tiempo el periodismo no tenía el auge comercial de hoy, se trabajaba con mucho altruismo y amor al arte. Para mí la gran satisfacción era leer las informaciones publicadas en la prensa y escucharlas en radio”, rememora al señalar que a él le faltó mayor visión empresarial y organización para que su agencia de prensa trascendiera hasta la actualidad produciendo noticias.

Hoy, asombrado con los avances de la tecnología el ‘Maestro’ como cariñosamente le dicen sus colegas en Córdoba, trae a la memoria aquellas agitadas jornadas de reportería que iniciaba en las primeras horas del día hasta media noche. Cuenta que en los primeros años de su agencia, las noticias eran publicadas a los ocho días o a las dos semanas de redactadas, pues en ese tiempo se enviaban por correo ordinario.

“Antes el periodismo era muy trabajado y los periodistas corríamos mucho para la publicación de las noticias porque no existían los equipos que se utilizan ahora, que hacen que las noticias le den la vuelta al mundo en cuestión de segundos”, dijo Jairo mientras hacía una pausa para escuchar el último boletín informativo que emite una reconocida cadena radial.

A los dos años de haber establecido la agencia, esta empezó a producir noticias con mayor rapidez para los medios de las diferentes ciudades colombianas y para el exterior. En 1962 compró un teletipo que permitía que las informaciones de Córdoba llegaran actualizadas a las redacciones de los periódicos y las emisoras nacionales e internacionales.

En su casa, de donde sale muy poco por sus problemas de salud, Polo Herrera recuerda que con el teletipo que aún conserva difundió los principales acontecimientos de aquellos años. Eran los tiempos del auge del reinado del algodón que se realizaba en Cereté, del Festival del Porro y de la Feria Nacional de la Ganadería.



Su historia

A los 22 años de edad empezó a ejercer el periodismo de manera empírica en las emisoras de radio de Montería, guiado por personas que si bien no tenían título profesional de comunicadores sociales, ni de periodistas, eran poseedores de una inmensa formación humanística y amplia cultura general que les daba autoridad e idoneidad para trabajar en medios de comunicación eficientemente.

Su interés en aprender bien el oficio que ha realizado durante toda su vida lo convirtió en un autodidacto que devoraba libros después de las arduas labores de reportería para ser un periodista competitivo.

Con nostalgia recuerda las enseñanzas de quienes considera sus maestros: Germán Gómez Peláez, Vicente Robles Fernández, Augusto Yépez Fernández y Rafael Yances Pinedo cuenta que este último influyó mucho en su estilo periodístico y lo acompañó por varios años en la agencia TAY.

Al hablar de aquellos tiempos de juventud en el ejercicio del periodismo, Polo Herrera da rienda suelta a los recuerdos y evoca momentos de alegría y anécdotas que relata emocionado. “Las transmisiones que se hacían en directo eran difíciles porque se originaban por teléfono y eran muy escasos. Había que tirar cables a varios kilómetros de distancia y algo nos pasaba. Una vez mi camisa blanca me quedó colgada en un alambre de púas”, narró.

Se desempeñó simultáneamente en la radio y en medios escritos, con mayor intensidad desde que fundó la agencia de prensa.

Por varios años fue corresponsal en Córdoba del El Espectador, de la cadena Todelar, laboró en todas las emisoras de Montería y en la Voz de Cereté donde obtuvo reconocimiento regional. También estuvo vinculado al periódico La República y el Diario del Caribe.

Además de su trabajo en medios radiales e impresos la agencia TAY fue uno de los amores de su vida. Este medio informativo se convirtió en una escuela del periodismo en Córdoba donde toda una generación de jóvenes periodistas en la década de los años 70 aprendió las claves del oficio y redactaron sus primeras notas, al tiempo que hacían reportería afanosamente para ponerlas a viajar en el teletipo de Jairo que no se paraba.

Fue un periodista enamorado de su carrera y su agencia de noticias formó parte de sus sentimientos.

El maestro Jairo bautizó a una de sus hijas con el nombre TAY. “Ella es comunicadora social y me alegra mucho que desde niña haya seguido mis pasos. Ahora vive en Estados Unidos donde trabaja de periodista, eso lo aprendió de mí y me satisface”, cuenta al señalar que ama al periodismo como a sus seres queridos.

Por la grandeza humana que para él significa la labor periodística siempre quiso que sus descendientes escogieran esta profesión pero la mayoría de los hijos no emularon su trabajo.

“De mis 12 hijos sólo a dos les gustó el periodismo: Patricia que trabaja en Sincelejo es una comunicadora muy dedicada al oficio y Tay que lo ejerce en Estados Unidos”.

A sus 73 años y retirado del periodismo Jairo Polo se define como un periodista de nacimiento y fiel trabajador de la noticia. “Yo empecé a redactar noticias solo. Pienso que nací periodista pero en la radio tuve unos maestros que me ayudaron mucho”.

Dice que admira mucho a los periodistas de ahora que ejercen su carrera con disciplina y principios. Cree que el periodismo de hoy es mucho mejor que el de antes porque los jóvenes tienen la oportunidad de estudiarlo en las universidades.



El ocaso

Ante la falta de planificación empresarial y los cambios suscitados por el periodismo, con los avances de la tecnología y sus problemas de salud, TAY se fue quedando estancada. Desde hace 10 años el maestro Jairo no ejerce la actividad periodística.

La enfermedad lo apartó de la que considera su razón de ser. Actualmente su medio de comunicación se mantiene vigente pero ya reducida a una programadora radial que produce un magazín dominical que se denomina Ecos Regionales que es emitido por la emisora Radio Panzenú de Montería y transmisiones de eventos folclóricos que dirige Luz Mery Caro, la mujer con quien ha convivido durante varios años.

A pesar de los quebrantos de salud Polo Herrera siempre fue un eterno enamorado del periodismo.

Permanecía con el radio encendido desde que se levantaba hasta que se acostaba con el fin de estar actualizado de todo lo que ocurría en el mundo.

Después de casi medio siglo en la profesión y cuando sabía que estaba llegando el ocaso de su vida, le recomendaba a las nuevas generaciones de periodistas que se entregaran a esa carrera y la ejercieran con rectitud. “Esta es una profesión muy bonita, que es de servicio a la sociedad, es muy lindo y gratificante servirle a la gente”, dijo con nostalgia en su última entrevista.

Jairo Polo se fue. Murió el lunes en la tarde en un centro asistencial de Montería y dejó un legado que recordarán todos los periodistas por siempre.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64002 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese