Indicadores económicos
2017-02-27

Dólar (TRM)
$2.886,52
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.062,30
UVR, Ayer
$244,39
UVR, Hoy
$244,48
Petróleo
US$53,99

Estado del tiempo
2017-02-27

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:20

Marea max.: 9 cms.

Hora: 11:30

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 33 a 42 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Clásicos músicos y confesos polizones del Titanic

-A A +A
 

“Yo tenía cuatro versos de hace mil años, de los que nunca pude hacer una canción porque me encantaba la idea de pensar en unos músicos que seguían tocando mientras el barco se hundía, como una metáfora perfecta del mundo de hoy en día, donde los artistas salimos de gira a divertirnos, a pasarla bien, mientras el mundo se cae a pedazos”.

Es la razón que Joaquín Sabina da al reencuentro, casi de inmediato, con Joan Manuel Serrat, el cual han denominado “Dos pájaros contraatacan” y que ha dado como resultado “La Orquesta del Titanic”, un álbum editado hace tan sólo algunas semanas, pero que ya es todo un suceso en España y buena parte de América Latina.

En 2007 apareció la primera producción de la unión Sabina & Serrat, “Dos pájaros de un solo tiro”, en un cóctel perfecto entre canciones exitosas de ambos cantautores, que los llevó ha realizar una gira de cerca de 18 meses de duración.

“Cuando acabamos la gira ‘Dos pájaros de un solo tiro’ estaba convencido que ni él ni yo queríamos o pensábamos en embarcarnos en un nuevo proyecto musical, porque al lugar donde has sido tan feliz no deberías volver nunca. Pensábamos que si lo tocábamos lo echaríamos todo a perder. Pero fue pasando el tiempo y se cocinó solo”, continuó Joaquín Sabina.

Y Sabina sabe bien de desencuentros musicales con otros cantautores. En 2008 se gestó un álbum conjunto con Fito Páez, que no podía tener otro nombre que “Enemigos íntimos”. Aunque el trabajo discográfico estuvo a la altura de estos dos letristas y músicos, fue tormentoso el proceso de producción, por la disciplina de Páez versus la bohemia de Sabina, que terminaron como verdaderos enemigos.

Pese a tener una gira programada por América Latina, Estados Unidos y toda España, era tan mala la relación que decidieron cancelarla, así que nunca “Enemigos íntimos” llegó a los escenarios.

Solo hasta los últimos años de la pasada década, los músicos se reencontraron, dejaron atrás la pelea y la controversia. Exactamente fue el primero de octubre de 2008, cuando en Madrid (España), interpretaron juntos la canción “Contigo”.

Pero la relación de Sabina & Serrat es de años de los años atrás. Primero se volvieron los más grandes amigos para poner a prueba su relación con una extensa gira de conciertos conjunta y, ahora, con la producción de “La Orquesta del Titanic”.

“Lo mejor que le puede pasar a un músico, en sus mayores locuras, es tener once canciones nuevas, una gran cantidad de países que entienden tu idioma y lo que dices para viajar por ellos cantándolas con un amigo como Serrat, que además te lleva a comer a los mejores sitios en cada país”, afirmó Sabina.

Para esta ocasión, “no queríamos el equipo médico habitual, no queríamos sonar a nuestros discos”, por lo que se rodearon de otros artistas de gran nivel, encabezados por Javier Limón, un productor que, además de ser una de las figuras más relevantes del flamenco en la actualidad, ha realizado discos para Buika, El Cigala y Andrés Calamaro, entre otros.

Además, contaron con colaboraciones de altura, pero todo por el placer y honor de compartir en un disco que lleva la firma Sabina & Serrat, como fue el caso de Alejandro Sanz. “Las mejores cosas nacen de la casualidad, como Alejandro que siempre había soñado hacer un solo de guitarra en un blues y pues vino y lo hizo”, continuó Sabina.

El taconeo de la bailarina Belén López, así como la magistral caja de Antonio Carmona, son otros de los elementos que hacen parte de este proyecto único, titánico, pero que será difícil de hundir.

Mientras sigue en los primeros lugares entre los discos más vendidos en España, parece que el encuentro artístico y amistoso Sabina & Serrat está dispuesto al éxito, pues se han confirmado que este lunes comenzarán su gira de conciertos en Salta (Argentina), para luego realizar 18 conciertos en el mítico escenario de la capital argentina, el Luna Park, y seis en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, por nombrar algunos de los espectáculos ya confirmados.



Paso a paso por el titanic

El álbum abre con la canción que le da título, “La Orquesta del Titanic”, un tema orquestado, lleno de nostalgia, como si fuera la última canción que interpretaran los ocho músicos de aquel barco que se hundió hace cien años.

Le sigue “Después de los despueses”, una de las más cercanas al estilo de Sabina en este disco, una vuelta de tuerca al género de la ranchera y con el característico juego de palabras de este legendario cantautor español.

En “Idiotas, palizas y calientabraguetas” parece que el Titanic hubiera pasado cerca de Brasil y los músicos se dejaran tentar por sus ritmos, para mezclarlos en una canción en clave de rock, “Porque los locos no son tan tristes, porque un buen polvo no es un trofeo, porque los buenos no son tan grises, ni los sabios tan serios, ni lo pobres tan feos”.

A esta altura del partido, Sabina & Serrat pueden hacer lo que se les dé la gana, musicalmente hablando, hasta un villancico en “Canción de Navidad”, donde aparecen las castañuelas y el taconeo de Belén López.

Mientras que “Quince o veinte copas” huele a Latinoamérica, “Acuérdate de mí”, quizás las más sensibles canciones del álbum, en la que no le sobra letra y está llena de estupendos arreglos.

“Hoy por ti, mañana por mí”, una total inspiración en los versos de Mario Benedetti, mientras que “Dolent de mena” es el debut en catalán de Sabina, campo en el cual Joan Manuel Serrat le gana en experiencia y de lejos.

Confesión que ya todos conocíamos en Sabina y sólo sospechábamos en Serrat, es “Malo por naturaleza”, para luego llegar a “Martínez”, con todo el aliento serratiano y profunda letra, complementado con “Cuenta conmigo”, la primera canción con la que se promocional “La orquesta del Titanic”, para cerrar con “Maldito Blues”, como invitación a volver a iniciar la travesía musical de este verdadero Titanic artístico que parece no tener iceberg que lo detenga.

“La idea es que la orquesta se hunde con el barco, mientas nosotros escaparemos a otros mundos”, finaliza Sabina.

Notas recomendadas
2411 fotos
67665 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese