Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

El festival de Cartagena es un ejemplo digno de imitar

-A A +A
 

Si bien es cierto que el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI) siempre ha gozado de gran prestigio y renombre dentro del ciclo de eventos cinematográficos anuales, en sus últimas ediciones se ha renovado y en especial este año donde se volcó hacia los nuevos públicos.

Este miércoles culminaron los siete días de la edición número 52 de esta cita del séptimo arte mundial, cada vez con más aciertos y siempre con cosas que aún se pueden mejorar.

Es natural en los nuevos procesos. Desde hace algunos años, la organización del FICCI se trazó una meta: convertir a este festival en uno de los eventos cinematográficos gratuitos y, para este año, lograron que todas las funciones fueran gratis para los cartageneros y cinéfilos que durante una semana se dieron cita en la ciudad amurallada.

En el centro comercial Caribe Plaz, su Múltiplex Cine Colombia, fue uno de los epicentros del FICCI. Allí, durante siete días, se disfrutó de manera gratuita de toda la programación del festival.

Igualmente en el Centro de Convenciones, así como el antiguo Teatro Heredia, lograron una asistencia extraordinaria, con la presencia de colegios, jóvenes universitarios y de familias enteras que se apropiaron del Festival.

Pero todo esto para empezar. En al menos tres plazas del casco antiguo de Cartagena se instalaron pantallas gigantes para darle vida al proyecto “Cine bajo las estrellas”. Durante las noches del FICCI todos se podían encontrar allí para disfrutar de una película familiar, de distintas partes del mundo, bajo la luz de la luna.

Ahora, si el público no viene al cine, el cine va al público, con el proyecto “Cine en los barrios”, donde pantallas gigantes llegan a las zonas más alejadas de la ciudad, para que sus pobladores también disfruten de lo mejor del FICCI.

De hecho, este proyecto se va extendiendo a varios municipios cercanos a Cartagena, pues la organización del festival es ambiciosa y quiere involucrar a todo el departamento en su programación.

Un festival incluyente, que no suele suceder con otros eventos culturales en la ciudad. Una forma y compromiso de generación de público, en una labor de la cual otros festivales bien podrían aprender.

Siendo un proyecto reciente, siempre hay cosas por mejorar como la entrega de la boletería que se daba con mucha anticipación se solía agotar rápidamente, por lo que muchas personas terminaban por no asistir a las funciones.

Otro punto es la clasificación de las películas. La gente reclamaba las boletas gratuitas y no se detenían a pensar en qué tipo de películas iban a ver, algunas de ellas para mayores de 18 años, contaban con la asistencia de menores de edad. Faltó más información en la entrega de los tiquetes, así como control en las entradas.



Cine colombiano de calidad

En total, 13 películas colombianas estuvieron en competencia, una de las cifras más altas del FICCI. Pero más allá del número de largometrajes, se destacó la calidad, no solo en factura, que año tras año va mejorando, sino también en la diversidad de temáticas, los lenguajes y las formas estéticas que sorprendieron a la crítica especializada y el público.

Mucho se ha dicho de “Porfirio” y su largo recorrido por el mundo, que ahora llega a las salas de cine a partir de este fin de semana.

También estuvo “Chocó”, cinta con la cual se abrió el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, con una propuesta entre la belleza y la denuncia social.

Para destacar, “180 segundos”, una obra de Alexánder Giraldo con una arraigada forma narrativa entre la acción y la comedia negra, que llegará al 30 de marzo a la cartelera de cine colombiana.

Dentro de las apuestas arriesgadas está “Apatía: una película de carretera”, de Arturo Ortegón, en la que recorren buena parte del país en una aventura barroca, llena de detalles y profundidad literaria.

Un trabajo de rodar escenas normales para luego pasarlas a la animación se utilizó en “Gordo, calvo y bajito” de Carlos Osuna, en un juego narrativo que lleva al espectador a los extremos, entre el drama y la comedia.

Andrés Burgos ha logrado crear una obra donde no existen pretensiones, tan solo narrar la historia de una pareja otoñal, que rompe con los esquemas en búsqueda de ir a cumplir los sueños, porque nunca es tarde. Todo esto con la extraordinaria actuación de Gustavo Angarita y la maravillosa Carmen Maura, reconocida por su trabajo con Pedro Almodóvar.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64140 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese