Indicadores económicos
2017-12-14

Dólar (TRM)
$3.015,41
Dólar, Venta
$2.818,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.564,80
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$56,60

Estado del tiempo
2017-12-14

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 17:17

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:18

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
3 - 4 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Libros: van más allá de las letras

Se puede con el cuchillo de la cocina. También con la cédula o con una carta de naipe. Y si tiene un típico abrecartas, hasta mejor. Puede esperar a hacerlo despacio, sintiendo el serrucho de la lámina del cuchillo cuando termine un lado y empiece el otro. Puede, si es ansioso, hacerlo sin parar, de una sentada sola.

Volvieron a la idea del libro insonto. “Era un pliego doblado en cuatro. Aquí viene a ser una hoja doblada en dos, pero tiene ese sentido de ir abriendo el libro, de irlo rasgando lentamente a medida que avanza la lectura. Es como ese placer de ir descubriendo el texto, las palabras”, cuenta Pilar Gutiérrez, la directora de Tragaluz Editores.

Entonces todas las hojas vienen unidas de a dos y con el cuchillo, la cédula o el abrecartas se van separando una por una al ritmo del lector. Al final queda un libro abierto, muy al estilo de cada uno: a veces más pulido, a veces más rasgado. “Hay algo de interacción —añade ella— con el libro como objeto”.

La propuesta de Tragaluz es encontrar el punto entre lo que hay adentro, en el contenido, y lo que hay afuera, que enamora a primera vista. Seducir al lector, para llevarlo a conocer a ese autor, desde lo bello.

“Ya cada libro que compras te preguntas si vale la pena tenerlo como objeto o si lo vas a leer mejor en el Kindle. Entonces sí hacemos lo posible porque ese objeto sientas que definitivamente debes tenerlo así. Que la lectura de otra forma va a ser distinta”, expresa Pilar.

Pasa igual con la colección Cartero, que empezó con Cartas a Geraldino Brasil, de Jaime Jaramillo Escobar. La intención es que el lector tenga la sensación de recibir una carta: la correspondencia entre dos personajes, que hay en las letras.

Al lado del rompesellos que trae se lee: “Esta pequeña pieza que se obsequia al lector, servirá para abrir con delicadeza el sello de la poética correspondencia que tiene en sus manos, y luego para marcar el punto exacto en que va su lectura”.

Páginas que encantan Con las nuevas tecnologías, el libro empieza a convertirse para los editores en un reto con la creatividad. Hay que pensar en el papel, en el diseño de las hojas, en la carátula. Todos los detalles valen para capturar al hombre que lo mira. Y a los más pequeños, por supuesto. Ediciones Urano lanzó en la pasada Feria del Libro de Bogotá, su sello editorial para niños, Uranito, en tanto “este público esta creciendo en Hispanoamérica”, explica la jefe de prensa Ileana Bolívar.

Y los niños necesitan elementos importantes: que haya juego y, casi, que sean indestructibles. Por eso las hojas son de cartón, gruesas. Algunos libros se pueden cargar como si fueran bolsos y en otros las ilustraciones son llenas de colores. “No es un público fácil -agrega-. Son libros resistentes, pedagógicos, que buscan que el niño se acerque a ellos”.

Una opción, que también funciona para grandes, son los libros pop up, en el que la ingeniería de papel se la juega con los grandes castillos en los que se convierte el papel, o el drácula que salta de la página con sus colmillos moviéndose. “Los niños además de leer interactúan con la historia”, dice Luisa Noguera, editora de Panamericana. Frankestein, Sherlock Holmes y castillos de princesas hacen parte de su colección.

Las hojas quedan rasgadas, al estilo del lector. Como si ese libro fuera parte suya. De su historia y de su manera propia de acercarse a él. Adentro hay poemas. Afuera hay historias. Porque libros así no son solo para leer: también para manosear, enamorar, ver. En fin. Para rasgarle las hojas, por ejemplo.



Datos

1. Ilustraciones en libros de grandes Paraguas, de María Villa. Un libro ilustrado en el que a través de la metáfora del paraguas se lleva la narración visual y textual. Esta propuesta de Tragaluz sigue con la idea de atrapar a ese que lee, a través de un diseño que va más allá de un texto.

2. Jugar con los famosos para enseñar Colección Famosísimos. La propuesta de Uranito es que grandes personajes, como Shakespeare o Edison, le cuenten historias a niños. Lo hacen a través del texto, ilustraciones y plegados: primero se ve una manzana y al abrir, la mitad es la nariz de un bufón.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese