Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Obras de Grau, en Nueva York

-A A +A
 

El Caribe, rica mezcla de culturas y personas y lugar donde se funden historia y mito, es objeto de una inédita megamuestra organizada por tres museos de Nueva York, una de las ciudades más caribeñas del mundo por su composición demográfica. 

La exposición “Caribe: cruce de caminos del mundo” fue inaugurada a mediados de junio y estará abierta hasta principios de 2013 en el Museo del Barrio en Manhattan, el Museo de Arte de Queens y el Studio Museum de Harlem. 

Casi 400 artistas están representados en la muestra, desde los posimpresionistas Paul Gauguin y Camille Pissarro hasta el vanguardista Jean Michel Basquiat, pasando por figuras latinoamericanas como el cubano Wilfredo Lam, el colombiano Enrique Grau o el portorriqueño Francisco Oller. 

La bienvenida que recibe el público es la fascinante pintura “We have to dream in blue” (Hay que soñar en azul), del portorriqueño Arnaldo Roche Rabell, en la que se ve el rostro “vegetal” de un mestizo de ojos azules que observa al espectador. 

La muestra toma como punto de partida la revolución haitiana (1791-1804) para examinar la evolución del Caribe a través de seis ejes temáticos: economía de la tierra, formación de las identidades nacionales, esclavitud, el mito del placer y los fuera de la ley, el mar y la coexistencia cultural. 

“Al hacer una investigación nos dimos cuenta que no se había hecho nada de historia que abarcara toda la región. Se habían limitado al Caribe español, el Caribe inglés, el Caribe francés. Pero nunca se había tratado de hacer algo que abarcara todo”, contó a la AFP uno de los curadores del Museo del Barrio, Elvis Fuentes. 

Para nosotros era importante hacer un balance entre la historia que queríamos contar, que es la historia del Caribe, pero contada a través del arte. Ha habido intentos de definir una estética caribeña. Tenemos secciones aquí que apuntan a mostrar eso, el universo del arte intuitivo, el surrealismo, el barroco, la luz”, explicó. 

Si desde afuera, en el imaginario de la gente, la región puede parecer homogénea, el Caribe sorprende ante todo por su extraordinaria diversidad en ese laberinto de islas rodeado por las costas de América del Norte, Central y del Sur y habitado por nativos, europeos, esclavos africanos, inmigrantes chinos, indios. 

Esta heterogeneidad no excluye una identidad caribeña, producto de siglos de mestizaje y del intercambio incesante entre las Antillas Mayores (como Cuba, Jamaica, Haití y República Dominicana), las Antillas Menores (Barbados, Granada, Trinidad y Tobago, entre otros) y las costas de los países continentales (como Colombia, Venezuela, Panamá, Costa Rica). 

La muestra permite, por ejemplo, observar el desarrollo de la sociedad a partir de las plantaciones de azúcar y el tabaco, opuestas por la necesidad de grandes superficies y mano de obra sin calificación alguna de un lado, y espacios más reducidos, trabajo artesanal y contacto con la ciudad por el otro. 

También saca a la luz aspectos olvidados de la historia de la región, como la presencia danesa hasta 1917 en lo que hoy son las Islas Vírgenes estadounidenses, vendidas por Copenhague a Washington un año antes. 

Otro aspecto interesante es el vínculo con grandes artistas como el caso de Paul Gauguin, que estuvo en Martinica (territorio francés de ultramar) y trabajó brevemente como obrero en la construcción del Canal de Panamá. 

Los organizadores analizan además el papel de Nueva York en el desarrollo del Caribe, ya que muchos de los revolucionarios de la región encontraron albergue allí para sus ideas independentistas, y actualmente gran parte de la población de la ciudad es oriunda de alguna de sus islas. 

“Un tercio de la población de Nueva York tiene una relación con el Caribe, o son inmigrantes directos o son descendientes de inmigrantes caribeños. Nueva York siempre se vio como una ciudad abierta, como otro cruce de caminos, y por ello la relación con el Caribe es fundamental”, concluyó Fuentes.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64060 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese