Indicadores económicos
2017-10-19

Dólar (TRM)
$2.935,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.449,10
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$52,04

Estado del tiempo
2017-10-19

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 03:59

Marea max.: 21 cms.

Hora: 1:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Ozzy Osbourne, el padrino del heavy metal más cerca de Colombia

Luego de presentarse en Puerto Rico, Argentina, Chile y realizar cinco conciertos en Brasil, Ozzy Osbourne se prepara para la recta final de sus presentaciones en América Latina visitando tres países a los cuales nunca había llegado con sus shows en vivo, pero donde goza de una fiel y numerosa cantidad de fanáticos.

Este martes (12 de abril) estará en Lima (Perú), dos días más tarde estará cantando a 2.850 metros de altura en Quito (Ecuador), y se presentará el sábado 16 de abril en el Parque Simón Bolívar de Bogotá, el cual seguramente estará abarrotado de amantes del rock para ver a toda una leyenda en escena.

Ha sido la más ambiciosa gira de conciertos por Latinoamérica del llamado “Padrino del heavy metal” o “Príncipe de las Tinieblas” en sus cuatro décadas de actividad musical, y son varias las razones de la cantidad de conciertos. Está el factor de la disminución de la venta de álbumes e incluso de música digital, lo que ha hecho que los artistas deban realizar más conciertos para que así su actividad profesional sea rentable.

“La logística para presentar en América Latina un artista como Ozzy Osbourne es inmensa y muy costosa. También está el hecho de que Suramérica sea una plaza cada vez más atractiva para traer los toures internacionales, por lo que la competencia se incrementa. Así, cuando se trae un espectáculo, hay que intentar presentarlo en la mayor cantidad de ciudades posibles. En el caso de Ozzy, por ejemplo, casi se podría decir que inaugura Quito (Ecuador) como nueva plaza de conciertos multitudinarios. No sería extraño que esta ciudad rápidamente aumente su número de conciertos internacionales”, comentó Pedro Riaño, empresario de espectáculos.

Además de contar con los mejores equipos de producción y sonido, los realizadores de sus conciertos aclaran que es la presencia de Ozzy en la tarima la que se roba el show y no se requiere más que un buen sonido, excelentes luces para que el artista británico demuestre que pese a los excesos y los años, sigue devorándose los escenarios del mundo.



Una banda de ensueño

Desde que inició su carrera como solista, una de las características de Ozzy Osbourne ha sido el contar con una banda con los mejores músicos que pudo encontrar. De ahí que sus más de tres décadas de trabajo en solitario, sus guitarristas, por ejemplo no salían de las listas de los mejores del mundo.

Contó por dos años con Randy Rhoads de “Quiet Riot”, Jake E. Lee y Joe Colmes, pero en especial Zakk Wylde, quien se unió a Ozzy desde 1987 y terminaron relaciones artísticas en el 2009, con el objetivo de concentrarse en su banda propia “Black Label Society”.

“La bestia”, como es conocido a Zakk en el mundo del heavy metal, fue contratado directamente por Thelma Malfayr (Sharon), esposa de Osbourne desde 1982, quien es la encargada de manejar todo lo que tiene que ver con la carrera de Ozzy, incluso la selección de sus músicos, la creación del Ozzfest y la participación de la familia en un reality show, odiado por los roqueros, pero que permitió el considerable aumento de la fortuna de la familia.

Este lugar lo ocupó Gus G, guitarrista griego que en el momento de hacer parte de la organización Osbourne, era considerado una de las promesas del heavy metal, pero hoy en día es toda una realidad, siendo artista exclusivo de la línea de guitarras Gibson y pronto aparecerá en el videojuego Guitar Hero.

En el bajo se encuentra Robert Nicholson, quien saltó a la fama al hacer parte de la banda de Rob Zombie, hasta que el excéntrico cantante decidiera dedicarse de lleno a la dirección de películas de terror y producciones de alto contenido erótico.

Lleva seis años trabajando con Ozzy Osbourne, lo cual complementa con la dirección de su propio estudio de grabación en la ciudad de Los Ángeles. El próximo año saldrá al mercado un bajo diseñado por él y que llevará su nombre.

Tommy Clufetos, en la batería, lleva dos años junto a Ozzy, luego de trabajar con otros rockstar, como Alcie Cooper y Rob Zombie. Sus propuestas plasmadas en el álbum “Scream” han sido las más exaltadas por parte de la crítica, pues muchas veces se dijo que los discos de Osbourne en la última década carecían de contundencia en la percusión.

La banda la completa en los teclados Adam Wakeman, quien luego de colaborar en el reencuentro de “Black Sabbath” en la pasada década, Ozzy lo contrató en exclusiva para la banda que lo acompaña en su gira mundial.



Imparable y masterizado

La maquinaria Ozzy no para. Mientras cumple su gira mundial “Scream”, se preparan el relanzamiento de “Bizzard of Ozz” y “Diary of a Madman”, sus dos primeros trabajos como solista, para muchos decisivos a la hora de marcar distancia con su trabajo con “Black Sabbath” y una bofetada a todos los críticos que se atrevieron a decir, en su época, que más falta le haría a Ozzy estar en “Black Sabbath”, que a la banda británica contar con la voz de este rey de los excesos.

Estas nuevas ediciones saldrán al mercado a finales del mes de mayo, con algunas canciones inéditas, además de dos ediciones especiales: una en vinilo para los nostálgicos y otra caja de lujo para coleccionistas, con un disco extra de versiones en vivo nunca antes publicadas, un libro de lujo, afiches y una réplica de la cruz que el artista ha llevado desde que inició su carrera como solista.

Todas las canciones fueron pasterizadas de las cintas originales, lo que ya, sin salir al mercado, ha causado gran revuelo entre cierto sector de seguidores de Ozzy, quienes aseguran que el exceso de tecnología puede atentar contra la esencia de las canciones



Memorable repertorio

En la mayor parte de sus conciertos en América Latina, esta ha sido la lista de canciones que ha interpretado. En contados casos ha cantado uno o dos temas más o ha realizado ligeros cambios en el orden de interpretación.

Son quince canciones en total, de las cuales, cinco son de su época de “Black Sabbath”, entre las que no pueden faltar “Paranoid”, indiscutible himno del rock, y con la cual suele cerrar sus conciertos.

En promedio, sus espectáculos están pactados a noventa minutos de duración, salvo si se anima a cantar una canción más, y suele encender al público iniciando con “Bark at the moon”, uno de sus primeros éxitos en los años ochenta y que goza de tal fama y calidad en sus guitarras, que ha sido utilizado para juegos de Play Station y Guitar Hero.

Luego continúa con “Let me hear your scream”, una de las pocas canciones nuevas que interpreta de su álbum “Scream” (2010). De ahí en adelante es un repaso por más de cuarenta años de historia musical, como “Mr. Crowley”, “Crazy train”, “Suicide Solution” y “I don’t know”, las primeras canciones que Ozzy lanzó como solista y que convirtió en clásicos del heavy metal.

“Fairies Wear Boots”, “War pigs”, “Rat salad” y “Iron man”, completan el número de temas que inmortalizó junto a “Black Sabbath” en sus cerca de doce años de labores, hasta que en 1979 fue despedido.

“Road to nowhere”, “Shot in the dark”, “I don’t want to change the world” y “Mama, i’m coming home”, son un repaso por sus últimos 20 años de trabajos discográficos en estudio, y aunque 90 minutos de show y 15 canciones parecen pocas para ver a una de las estrellas más importantes del llamado “rock pesado”, la selección de tema ha sido ideada para países como Colombia que por primera vez pueden ver a Ozzy Osbourne.



Aún hay boletas

A través de Tuboleta.com se pueden conseguir aún boletas para todas las localidades. Se esperan cerca de 20 mil personas en el Parque Simón Bolívar de Bogotá.

Platino, la localidad más cercana al escenario, tiene un costo de 320 mil personas y está diseñada para cinco mil personas. VIP, la segunda localidad, también tendrá cupo para cinco mil personas y tiene un costo de 220 mil pesos, mientras que Preferencia, donde se esperan diez mil espectadores, tiene un costo de 90 mil pesos.

La banda bogotana de metal progresivo “Sigma” será la encargada de abrir el show del artista británico en Colombia, que viene trabajando desde hace cuatro años y que ya cuenta con una legión de seguidores en la capital, en especial aquellos que gustan de los movimientos rock subterráneos.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese