Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Las licoreras le apuestan al libre mercado

-A A +A
 

La búsqueda de mercados internacionales e incrementar la presencia de los productos locales en nichos específicos diferentes a los tradicionales ha sido el enfoque bajo el que ha venido trabajando el gobierno colombiano desde hace décadas.

Pero mientras este tema avanza, negocios como el del aguardiente y el ron se mantienen en la época de la colonia, cuando se definió que los departamentos manejarían un monopolio rentístico sobre las licoreras.
Pero ahora las compañías de licores más grandes del país consideran que este modelo va en contravía de la apertura de la que tanto se ha hablado y ven en la libre competencia una opción para crecer los negocios, todo esto bajo la premisa de mantener las rentas que se entregan a los gobiernos departamentales y que son invertidas en salud, educación y proyectos de desarrollo.
Una de las compañías que más ha impulsado el tema es la Industria Licorera de Caldas (ILC), que produce el Ron Viejo de Caldas y el Aguardiente Cristal.
Según el gobernador del Departamento, Mario Aristizábal, hay que volver a dar la pelea para que las fronteras internas se abran.
"El 67 por ciento del mercado está entre Antioquia y Cundinamarca. En la primera zona para Caldas hay cierre de fronteras y en la segunda tenemos limitaciones. Antioquia vende en su territorio 58 millones de botellas y nosotros en el nuestro sólo tres millones, porque la mayoría de la producción la comercializamos por fuera. Estamos dispuestos a abrirles las fronteras si ellos (los antioqueños) nos dejan entrar allá", agregó.
Según Aristizábal, esa apertura debe darse en las mismas condiciones en que llegan los licores del exterior; es decir, con la misma tasa tributaria y con la misma libertad de mercados.
Por su parte, en la Empresa Licorera de Cundinamarca también tienen una visión aperturista y consideran que la competencia debe ser parte fundamental del mercado de licores en el país.
Según el gerente de la compañía, Hernán Valdivieso, en Cundinamarca existe una apertura importante del mercado, pues la única forma de suplir los gustos de las personas es ofreciendo variedad.
"En Bogotá viven personas de todas partes, por lo que sería absurdo no permitir la entrada de otros licores", dijo.
Pero a pesar de que el Departamento está a favor de la apertura, la venta del Aguardiente Néctar y el Ron San Santa Fe en otras zonas ha sido difícil, pues el regionalismo es fuerte y no se consumen otros productos.
"Las otras licoreras son mucho más cerradas y buscan mantener el mercado. Por ejemplo, en Antioquia solo toman aguardiente Antioqueño y en Caldas sólo Cristal, por lo que la participación que tenemos afuera es poca", explicó Valdivieso.
Debido a las complicaciones para entrar a otros departamentos, la Empresa Licorera de Cundinamarca actualmente suple parte de sus ingresos con exportaciones a España y Ecuador.
Los que defienden el libre mercado aseguran que con esto se combate el contrabando, se da mayor competitividad a las licoreras y los departamentos podrían tener más ingresos por impuestos.
Pero la concepción del beneficio o perjuicio de este monopolio en la comercialización depende de los intereses de cada departamento.
En el Valle, por ejemplo, creen que la idea de abrir las fronteras no es la más apropiada y más si tienen que entrar a competir las pequeñas compañías, que actualmente no cuentan con el músculo necesario para permanecer en el mercado.
El gobernador del Valle, Juan Carlos Abadía, aseguró que por el momento es conveniente mantener el modelo actual de cierre de fronteras y que la comercialización de licores en las regiones debe darse a discreción de los mandatarios locales, por la desigualdad que existe entre las fábricas, pues "mientras las grandes pueden abarcar más mercados, las pequeñas tendrían que enfrentar una baja en las rentas departamentales".
Para el mandatario, una forma de equilibrar la situación de las licoreras colombianas sería cambiando las condiciones impositivas que hoy en día dejan en desventaja al aguardiente frente a otras bebidas como la cerveza.
"Este líquido debería pagar también por grado alcoholimétrico, una botella de aguardiente paga 8.000 pesos en impuestos, mientras que la cerveza está clasificada como refresco", explicó Abadía.

"EL MONOPOLIO NOS DEFIENDE": RAMOS
Que se abran o no las fronteras para la comercialización de los licores nacionales es una decisión de cada Departamento toma de acuerdo a sus intereses. Así lo indicó el gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, quien aseguró que mantener este monopolio en cabeza de los entes territoriales, es la mejor forma de defenderse del contrabando. "Entran licores importados que pagan impuestos pero una gran cantidad de esas marcas lo hacen ilegalmente y por ello hoy varias transnacionales están demandadas. Sin el monopolio esas firmas, que no tienen ni Dios ni ley, harían de las suyas", sostuvo. Explicó que Antioquia tiene convenio con 24 departamentos y en otros no puede vender los productos de su licorera. Con Caldas, que es la segunda que más vende en el país, después de la de Antioquia, no tiene intercambio, aunque Ramos no descarta estudiar esa posibilidad. Sin embargo, indicó que de primera mano ese mercado no resulta ser atractivo porque comparado con Antioquia es pequeño. Por otro lado, afirmó que en su mandato no privatizará la Fábrica de Licores, que en 2009 generó 247.000 millones de pesos en utilidades.

ESTOS ES LO QUE DICEN...
Gobernador del Valle, Juan Carlos Abadía
La comercialización de los licores más consumidos en el país, aguardiente y ron, debe seguir en manos de las gobernaciones, pues las licoreras más pequeñas y débiles no tendrían las herramientas necesarias ni la fortaleza para competir en un mercado de estas proporciones.
Gobernador de Caldas, Mario Aristizábal
La apertura del mercado debe hacerse, pues es necesario competir con las empresas que importan licores y que sí tienen la libertad de venderlos en todo el territorio nacional. Se debe volver a dar la pelea para que las fronteras internas del país se abran.
Gobernador de Cundinamarca, Andrés González
El mercado de Cundinamarca ya está abierto a los licores de otras partes, pues en la capital del país viven personas de todo el territorio nacional. La apertura no ha tenido el mismo recibimiento en otros departamentos, en donde el regionalismo es fuerte y no se aceptan variedades.
Gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos
La competencia es con las empresas que importan licores, pues muchos de los tragos entran ilegalmente. Lo que se puede hacer es mantener las políticas monopolísticas en cabeza de los entes territoriales, pues con ellas se pueden defender del contrabando.

Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64216 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese