Indicadores económicos
2017-10-21

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-21

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 21:51

Marea max.: 21 cms.

Hora: 12:14

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Programa de conservación del cocodrilo y del caimán

Un total de 19 ex cazadores de caimán de aguja en San Antero (Córdoba) decidieron dejar a un lado la persecución de este animal, y convertirse en protectores del medio ambiente y también en cuidadores de cocodrilo.

Lo anterior fue posible gracias a las charlas que dictaron voceros de la Corporación de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS), en pro de la protección de los ecosistemas cordobeses y la preocupación por esta especie en vía de extinción en Córdoba.
Por tal motivo, decidieron crear un programa de conservación del cocodrilo cosa que les pareció bien a los cazadores y pasaron de perseguidores a protectores.
Después de cumplir varias fases de investigación y manejo sostenible en la bahía de Cispatá, situada en el municipio de San Antero, se inició el innovador proyecto a escala mundial de conservación del reptil.
De acuerdo con lo indicado por biólogos de la estación de conservación para el medio ambiente sólo en siete años se han liberado en los manglares de la bahía cerca de 1.600 animales, donde actualmente se crían aproximadamente 1.600 huevos en proceso de incubación controlada.
“En una ocasión recibimos una charla de conscientización y por decirlo así nos lavó el cerebro. Nosotros la oímos y aceptamos. Antes en horas de la noche cazábamos a los animales y capturábamos en una sola caza entre 10 y 15 caimanes, eso nos dejaba unas buenas ganancias”, sostuvo Gustavo Flórez Arroyo, ex cazador conservación del caimán de aguja.

Los cazaba en las ciénagas
Según los ex cazadores de caimanes y cocodrilos antes iban por las ciénagas preferiblemente en horas de la madrugada linternas en mano y en una canoa. Con el propósito de buscar su “presa”. Los capturaban para luego venderlos vivos y también comercializaban su piel. “Salíamos muy temprano con las linternas y veíamos que el reflejo de la luz brillaba en los ojos, así los ubicábamos rápidamente. Nos ha traído muchos beneficios proteger esta especie. Nuestra vida cambió”, finalizó Flórez Arroyo, ex cazador.
El ambicioso proyecto ambiental cuenta con el apoyo de las comunidades de antiguos cazadores de cocodrilo, que aportan en la realización de censos, programas de recuperación, monitoreo, estudios biológicos, beneficios locales, control de tráfico, entre otros factores.
La iniciativa ha contado con la participación del Proyecto ‘Manglares’ del Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial y con el respaldo del Instituto Alexander von Humboldt, Conservación Internacional Colombia, Fundación Natura.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese