Indicadores económicos
2017-09-25

Dólar (TRM)
$2.924,57
Dólar, Venta
$2.790,00
Dólar, Compra
$2.640,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.470,58
UVR, Ayer
$251,73
UVR, Hoy
$251,76
Petróleo
US$52,22

Estado del tiempo
2017-09-26

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 17:01

Marea max.: -6 cms.

Hora: 00:44

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Electrocosta tendrá que pagar indemnización

Por orden judicial la antigua empresa Electrocosta, hoy Electricaribe, tendrá que indemnizar con una suma superior a los $832 millones al ciudadano Luis Miguel Rivero Valverde, quien recibió una descarga eléctrica.

Luego de un largo proceso judicial que se inició en enero de 2001, la Corte Suprema de Justicia ordenó el pago de 832 millones 476 mil 269 pesos aduciendo daños morales, materiales y fisiológicos.
Esta pugna jurídica se inició en la vereda Santa Lucía, jurisdicción del municipio de Lorica, el 23 de enero de 2001 cuando Rivero llegó, acompañado de Cristóbal Cataño Ramírez, a la estación de servicio a tanquear una volqueta.
Ese lugar tenía problemas con unas redes eléctricas que estaban muy bajas y ese hecho había sido puesto en conocimiento por parte del propietario de la estación de gasolina, Francisco Luis Londoño Genes.
En varias oportunidades, como se hizo constar en el proceso, le había advertido a Electrocosta que los vehículos no podían parquear en ese lugar porque las redes estaban bajas y que ello podría generar un accidente.
El proceso señala que Electrocosta S. A. no atendió el señalado requerimiento, lo que derivó en el accidente que afectó a Rivero Valverde y Cataño Ramírez, quienes recibieron una fuerte descarga eléctrica.
En el accidente murió Cataño Ramírez mientras que Rivero Valverde resultó herido en el pie derecho con exposición ósea, presentó quemaduras de segundo y tercer grado al costado derecho del abdomen, de segundo grado en el pie izquierdo y de tercer grado en el brazo derecho hasta el punto que fue necesario amputarle la pierna derecha y tres dedos del pie izquierdo.
Para la Corte la empresa Electrocosta no atendió el requerimiento del dueño de la gasolinera y además propició consecuencias graves a quienes sufrieron la electrocución por descarga eléctrica de alto voltaje.
En el proceso se indica que Rivero, quien se desempeñaba como mecánico de maquinaria pesada, es jefe de familia, tiene dos hijos menores de edad y sostenía a su madre pero luego del accidente tuvo que dejar de trabajar.
Cabe anotar que la investigación del accidente fue asumida inicialmente por la Fiscalía en Córdoba y luego pasó a la Corte que ordenó pagar la suma antes mencionada teniendo en cuenta que 7 millones 020 mil 076 pesos serían por concepto de daño emergente, 15 millones por daños morales y la suma que resulte de multiplicar lo devengado mensualmente por el tiempo que transcurra desde el 21 de enero de 2001 hasta el 23 de diciembre de 2008, por concepto de lucro cesante pasado, es decir, $370.500.000.
Por perjuicios fisiológicos la suma que debe pagar Electrocosta asciende a cinco millones 160 mil pesos y 434 millones 796 mil 193 pesos por concepto de lucro cesante futuro.

POSICIÓN DE ELECTRICARIBE
El gerente de Electricaribe en Córdoba, ingeniero Diego Rincones, indicó que en estos momentos se encuentra en tramite ante el despacho del magistrado ponente, César Julio Copete Valencia, una solicitud de complementación de la sentencia de casación de fecha 24 de abril de 2.009.
“Resulta importante indicar que los riesgos derivados de la actividad de Electricaribe S.A. E.S.P. se encuentran trasladados a Compañías de Seguros quienes, en últimas, están obligadas a responder en nombre de la empresa”, indicó el ingeniero Rincones.
Sostuvo además que por estos mismos hechos la empresa a través de la aseguradora indemnizó a otros afectados de los mismos hechos. Sin embargo, en este caso se discutía el monto de la indemnización y la concurrencia de culpas derivada de la instalación irregular de una edificación, lo cual había sido reconocido por el Tribunal Superior de Montería.
“Una vez resuelta la complementación solicitada la empresa procederá a su cumplimiento con cargo a la correspondiente póliza de responsabilidad civil”, dijo finalmente el vocero de la empresa.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese