Indicadores económicos
2017-12-12

Dólar (TRM)
$3.013,99
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.555,30
UVR, Ayer
$251,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,99

Estado del tiempo
2017-12-12

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:52

Marea max.: 17 cms.

Hora: 08:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 05 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-12

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Religiosa haitiana no sabe de sus hermanas en Puerto Príncipe

Son muchos los haitianos residentes en Colombia que viven la angustia de no saber la suerte de sus familiares por el desastre que destruyó a Haití.

Angustiada, así pasa los días Marie Judith Fantaisy, una misionera de nacionalidad haitiana que espera noticias de sus dos hermanas que permanecían en Puerto Príncipe, la capital de Haití devastada por el terremoto del 12 de enero pasado.
El día de la tragedia, Marie Judith escuchó las noticias cuando regaba el jardín de la casa misionera en el Hospital San Jerónimo de Montería. Corrió a la sala y por la televisión comenzó a ver su natal Haití bajo los escombros y a sus compatriotas muertos; otros saliendo de las ruinas, y muchos llorando porque sus familiares no aparecían entre la pila de edificios desmoronados.
A la distancia esa misma angustia se apoderó de ella cuando intentó comunicarse con sus hermanas mayores, Marie Lourdes y Marie Lucy, quienes trabajaban en la capital haitiana, pero los intentos han sido nulos.
La angustia también se extendió por no saber la suerte de su familia residente en Jérémi Grand Anse, un pequeño puerto marino distante de Puerto Príncipe. De allá obtuvo noticias de que todos estaban ilesos porque el devastador movimiento telúrico no se sintió.

ÚLTIMA LLAMADA
Marie Judith lleva dos años sin ver a sus familiares, la última vez que conversaron fue el primero de enero cuando llamó a sus hermanas a darles el año nuevo. “Hablamos muy seguido”, dijo, y con su mirada tímida dice que ni ella, ni sus familiares de Jérémi Grand Anse, han tenido noticias de Marie Lourdes y Marie Lucy.
Desde el día de la tragedia, Marie Judith, quien llegó a Colombia hace cuatro años en una misión carismática, recibe el apoyo solidario de sus compañeras religiosas. Con ellas vive con la mirada pegada al cielo y arrodillada ante el Todopoderoso y con la esperanza de ver salir ilesas entre los escombros a sus dos hermanas. Tampoco ha parado de orar por el eterno descanso de sus miles de compatriotas muertos en el desastre natural.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese