Indicadores económicos
2017-05-23

Dólar (TRM)
$2.895,12
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,51
Euro
$3.254,98
UVR, Ayer
$249,92
UVR, Hoy
$250,03
Petróleo
US$50,73

Estado del tiempo
2017-05-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 13:58

Marea max.: 25 cms.

Hora: 21:39

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Vieja gloria musical de Córdoba

Los años de gloria de la Sonora Cordobesa son sinónimo de Rogelio Adriano, más conocido como el Indio Chávez.

Rogelio Adriano Chávez Flórez, nació en la capital del oro blanco, Cereté, Córdoba, el 8 de septiembre de 1925, en el barrio Santa Teresa, uno de los más populares y conocidos de esa ciudad.
Su núcleo familiar estuvo conformado por sus padres Rogelio Chávez Jerónimo, Ramona Flórez Ruíz y sus cinco hermanas, siendo el cuarto en orden descendente entre hermanos. Los estudios de primaria los hizo en el Colegio Municipal de Cereté. En el año 1946, llegó a Montería, procedente de Cartagena, después de prestar el servicio militar en la Infantería de Marina, y haber trabajado como agente de Policía en la misma ciudad.
Su admiración por el bolero y otros ritmos, cantados por Daniel Santos Betancourt, cantante puertorriqueño considerado uno de los grandes intérpretes del bolero y la guaracha, conocido como “El Jefe” o “El Inquieto Anacobero”, quien llegó a ser su ídolo. En sus ratos libres coreaba sus canciones y lo hacía muy bien, lo que permitía vislumbrar el futuro artístico que le deparaba la vida; muchas eran las canciones que practicaba continuamente como “El juego de la vida”, “Esperanza inútil”, “La despedida”, “La última copa” y “Que cosas tiene la vida” entre otras, melodías éstas que serían su obra maestra y lo llevarían al fabuloso mundo del espectáculo.
En Ciénaga de Oro, tuvo la oportunidad de conocer a los hermanos Arroyo, integrantes de un conjunto musical orense, quienes estimularon su inclinación por el canto y lo invitaron a que se vinculara al grupo como cantante y así lo hizo.
Después de un tiempo, en Cereté conoció al maestro Miguel Villadiego, quién dirigía la Orquesta Municipal, a la cual fue vinculado y donde cantaba bolero, guaracha, cumbia, y con la que animaban fiesta privadas y las celebraciones patronales de la virgen de la Candelaria en ese municipio.
De acuerdo con su enorme talento y carisma, Rogelio Chávez fue cantante, compositor, arreglista e incluso inventó su propio ritmo como todos los grandes amantes de estos géneros; su estilo musical fue alegre, bailable tropical y caribeño. Su sonido es inconfundible y único.
En Montería, se ubicó en la Zona Rosa donde cantaba y amenizaba con una agrupación en muchos lugares de ésta. Posteriormente fue llamado para trabajar como cantante en la orquesta del majestuoso y espectacular bar "El cocodrilo", establecimiento popular conocido por personajes de la vida pública y privada de la ciudad.
Estando en el bar en mención fue descubierto y reclutado por Simón Mendoza, director de La Orquesta Sinú, que al escucharlo cantar, quedó impactado por su voz y su vocalización, le dijo: “¡quiero que seas el vocalista estrella de la Orquesta Sinú!”.

Primera grabación
Simón Mendoza, músico experimentado de la Orquesta Sinú, quien ya había grabado con la orquesta de Pedro Laza, recibió un mensaje de Antonio Fuentes desde Cartagena, para que se presentara a grabar.
Simón viajó y se puso a las órdenes del director de Discos Fuentes y aprovechó la oportunidad para poner a su disposición la Orquesta Sinú, diciendo: ”yo tengo mi propia orquesta en Montería, con músicos buenos, serios y responsables, oriundos del departamento de Córdoba”.
Simón no terminó de hablar, cuando fue interpelado por éste: “¿Y qué hacemos perdiendo el tiempo aquí? ¡Tráelos!”. La emoción fue grande por la buena nueva traída por Simón Mendoza, quien de inmediato impartió la orden para el respectivo ensayo, y así se hizo día y noche.
Dionisio Tiburcio Romero (el negrito) como lo llamaban cariñosamente, fue fundamental en los arreglos y el suministro de letras compuestas por él, tocando el saxo y el piano.
Rumbo a Cartagena, Rogelio Chávez iba con mucha preocupación porque nunca había grabado. Simón lo colmó de valor, motivación y optimismo: "Tú eres bueno y todo va a salir bien", le decía continuamente. Ya en los estudios de grabación en Cartagena dijo: "Manos a la obra, a lo que vinimos", a la expectativa estaban los cantantes Crescencio Camacho y 'El Turco' Amín. Rogelio Chávez le comentó a Simón, casi que al oído ¡yo, frente a estos monstruos, no tengo nada que hacer!. Simón respondió: “no seas bobo, tú también tienes tu gracia y mucho que dar”.
Los integrantes del grupo se pusieron frente a los micrófonos y él se quedó a un lado, Antonio Fuentes señaló: “¡bueno!, y ¿qué le pasa al “Indio” que no ocupa su puesto?, Chávez miró a los lados y comprobó que se refería a él, cumplida la cuenta regresiva.
Iniciaron la grabación, el primer tema que grabaron fue "Chiquichá", de su autoría, luego vino "No me pongas cebo", una cumbia de la autoría de Dionisio Tiburcio Romero, "Pura paja", un porro instrumental del mismo autor y cumbias, porros y paseos de la autoría de Simón Mendoza.
Al terminar la grabación don Antonio Fuentes le comunicó a Simón: “El Indio la sacó del estadio”, frase popular utilizada por los cartageneros amantes al deporte de la pelota caliente (El beisbol). De ahí salió bautizado y reconocido artísticamente como “El Indio Chávez”, nombre artístico que lo llevaría a su gloriosa carrera musical.

La Sonora Cordobesa…
Don Antonio Fuentes le preguntó a Simón: ¿cómo se llama tu orquesta?, éste respondió: “Orquesta Sinú". …”Pongámosle un nombre internacional, por ejemplo, los cubanos tienen su Sonora Matancera y nosotros tendremos “La Sonora Cordobesa", así fue como nació ésta a mediados de la década de los 50.
Los temas que más interpretó y que fueron aclamados por el público, sin lugar a dudas, fueron y serán “El bocachico Sinuano”, “El Breu”, “Pura Paja”, temas que identificaron a la gran Orquesta Sonora Cordobesa, y otros como “El soplavientero”, “La calle 13”, en honor hoy a la calle 33 de Montería, (ahí se festejaban las tradicionales fiestas de esta ciudad).
Se grabaron muchos larga duración. Después de abandonar a la Sonora Cordobesa, se vinculó a la orquesta Los Macumberos del maestro Francisco Zumaqué. Hicieron varias grabaciones, pero sin la trascendencia que tuvo en la Sonora Cordobesa.
El Indio Chávez contrajo matrimonio con la distinguida señora Nelly Pérez, el gran amor de su vida, con ella fue feliz tanto en las buenas como en las malas, como el mismo solía decir; procrearon nueve hijos, cinco mujeres y cuatro hombres. Chávez murió el día 31 de octubre de 2007 en la ciudad de Montería.
El músico, arreglista y compositor cordobés, leyenda de la cultura universal del Caribe, deja un invaluable legado a los amantes de este género caribeño y tropical.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese