Indicadores económicos
2017-08-17

Dólar (TRM)
$2.967,32
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.474,73
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$46,78

Estado del tiempo
2017-08-17

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 12:26

Marea max.: -31 cms.

Hora: 20:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La elegancia sublime del otoño invierno



Aunque la tercera versión de la Semana Internacional de la Moda de Bogotá culmina hoy, domingo, el jueves culminaron las pasarelas, con un resultado positivo, teniendo en cuenta que es un evento en plena vía de desarrollo.

La mezcla fue ideal. Entre los diseñadores invitados del International Footwear Leather Show y los propios de la Semana Internacional de la Moda de Bogotá, en dos pasarelas bellamente acondicionadas. Aunque hay cosas por mejorar como el cumplimiento de los horarios y la cultura de los asistentes, pues en una pasarela se deben apagar los teléfonos móviles y no se puede ingerir alimentos, ni bebidas en medio de ella.

Volviendo a las pasarelas, la última noche de ellas, fue protagonizada por las propuestas de Johanna Ortiz, las herederas de Julia de Rodríguez y Johanna Rubiano, quienes dejaron claro que el Otoño-Invierno es sinónimo de elegancia.

La firma Julia de Rodríguez, infaltable en el International Footwear Leather Show, es una empresa familiar que ahora dirigen y desarrollan las hijas de la señora Julia, siempre enfocadas a ser la casa de la elegancia por excelencia en prendas de cuero en Colombia.

Su pasarela fue un repaso por la nostalgia, por lo clásico, mostrando cómo ellas han tomado el material noble del cuero para moldearlo a su gusto y necesidades, esta vez, retomando conceptos y detalles de la moda femenina de la década de los años 20 del siglo pasado.

Un recorrido a lo largo y ancho de la paleta de colores tierras, con el retorno de las faldas arriba de la rodilla, así como el uso cada vez más constante de los estampados en cuero, el retorno de los enterizos en cuero, mientras que las líneas descaderadas en faldas y pantalones, brillaron por su ausencia.

Interesante el trabajo de blusas, elegantes, frescas y cómodas, que han desarrollado las diseñadoras de la casa Julia de Rodríguez, así como las combinaciones entre piezas en paño y otras en cuero. Sin olvidar el uso de los tonos plateados, en especial en faldas ideales para la noche.

Clásica y bohemia

Johanna Ortiz optó por vestir a la mujer de manera clásica, femenina y bohemia, retomando las siluetas más populares de los años 70, además de inspirarse en los cortes de las colecciones de John Bates e íconos como Lauren Hutton y la enigmática Grace Coddington.

En pasarela hicieron su aparición colores como los violetas, bordeux, escarlata, chocolates y el azafrán, para mezclarlos entre sí, en líneas ultrafemeninas, como un verdadero tributo a las mujeres a través de materiales como el charmeuse, chiffon, crepe de chine, jersey y cuero.

La propuesta de Ortiz fue desde la minifalda corta y ajustada hasta el largo y ancho vestido, incluso presentando una sutil pero llamativa influencia de las formas de vestir de las mujeres gitanas.

Johanna Pubiano, por su parte, presentó su “pret-a-pórter otoño-invierno”, denominado “Divas Urbanas”, colección inspirada en la mujer europea, quien siempre está en búsqueda de un estilo único y muy personal.

Fue una pasarela extensa, en una mezcla de prendas interesantes, generando estilos muy naturales y urbanos a la vez, con una propuesta ideal para toda ocasión.

En “Divas Urbanas” el protagonismo es para las pieles y los cueros, gracias a su amplia colección de abrigos, chaquetas, faldas, blusas, junto a su nueva línea de calzado, bolsos y demás accesorios.

Tributo a la diversidad

Un tributo a la diversidad y a la tolerancia se vio en la noche del jueves en la tercera Semana Internacional de la Moda, con la nueva versión de “Bogotrans”, la cual contó con modelos transgeneristas en pasarela.

Es sin duda el único evento de alta  moda en Colombia que tiene la apertura necesaria para darle a la comunidad LGTB un espacio digno y único para que ellos y ellas se luzcan y puedan presentar sus colecciones, en este caso para la temporada Otoño Invierno, con propuestas que pueden ser usadas por transgeneristas o mujeres.

Fue una de las pasarelas más concurridas, llena de aplausos e interesantes propuestas, pero en especial, un ejemplo de inclusión social a través de la moda.

La mujer ruda de Piñeres

Ricardo Piñeres presentó una colección en la que retomó conceptos de los años 60, 70 y 80, con algunos elementos de 2011, buscando formas más agresivas sin perder feminidad.

Pantalones ajustados en cuero vegetal y vestidos cortos ceñidos al cuerpo, fueron la constante en su propuesta, en la que no podían faltar los pantalones en bota ancha.

Además, mostró una buena serie de prendas en telas fluidas cortadas al sesgo con mucho vuelo, propio de los años 70. En colores la propuesta estuvo en gris, negro, azul turquí, estampado animal, beige y palo de rosa.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese