Indicadores económicos
2017-02-20

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-20

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Se silenció el grito de monte

-A A +A
 

Tenía 92 años, pero su vitalidad era la misma de cuando era una jovenzuela que arreaba ganado desde Medellín.

Vencida más por la pobreza que por la edad vivía cada instante de su vida con la misma intensidad de sus años mozos.
Bastaba visitar su casa, en el barrio Las Colinas de Montería, y hacerle una sola pregunta para que comenzara a narrar, casi sin respirar, todo lo que había sido su vida en medio de un mundo sórdido para las mujeres como era arrear ganado.
María de los Santos Solipá fue, sin duda alguna, una de las más grandes exponentes del folclor cordobés.
Con su muerte, ocurrida el lunes en la madrugada, se silenció el último grito de monte y el último canto de vaquería, pues las nuevas generaciones poco empeño le dedican a ese arte.

DESDE JOVEN
Arrear ganado de una hacienda a otra, la mayoría de las veces por caminos inciertos o trochas, abriendo monte y montada en un caballo era una de las actividades preferidas de María de los Santos Solipá.
Ella era consciente que no estaba bien visto que una dama se dedicara a actividades que para la época, y aún hoy, siguen siendo exclusivas de hombres. Sin embargo, poco le importaba.
Desde muy joven ayudó a su padre, Aqulino Solipá, en estas actividades y con la experiencia descubrió que era más fácil cuando se le cantaba al ganado.
“Ueeeee ganadito, eeee, eeee. Cuando yo estaba chiquita me daban arroz con coco y ahora que estoy grandecita me dan con la cacha del soco. Ueeee, vaca mansita eeee, ueeee, eeee”.
Cantos como esos se oían en medio del Sinú, su eco se perdía en la inmensidad de los potreros y se estrellaba contra las montañas llenas de tigre.
Sobre su caballo, con una sarapa y agua para cuando llegara el hambre y la sed, María de los Santos Solipá empezó a convertirse en una de las más grandes exponentes del folclor cordobés.
Según José Luis Garcés González, escritor cordobés, “El grito de monte se utiliza en los campos para establecer comunicación entre los trabajadores y los agricultores cuando están sembrando, desmontando o limpiando la tierra. El grito les permite saber, pese a la distancia, que todo marcha bien, que se aproxima la hora de salir del trabajo, o que, por el contrario, puede existir un peligro. El grito de monte puede ir acompañado de silbidos penetrantes que poseen códigos preestablecidos”.

SEPELIO
La vida la venció sin quejarse de ella.
Los males propios de la edad fueron superados con el amor de su familia y de sus vecinos.
Los homenajes se hicieron en vida aunque jamás se le logrará retribuir sus aportes a la cultura y a la tradición cordobesa.
Ayer a las 4:00 de la tarde en medio de los amantes de la cultura fue sepultada María de los Santos Solipá.
Sus amigos de la tercera edad, con quienes compartió los últimos años desde que fue incluida en el programa del adulto mayor de Montería, fueron los primeros en la fila del largo séquito que despidió a esta humilde mujer monteriana.
Su grandeza se recordará por siempre y por fortuna queda un trabajo editado por la Secretaría de Cultura de Córdoba donde se recogen expresiones de la tradición oral y ahí están los gritos de monte y los cantos de vaquería de María de los Santos Solipá.
Esos mismos cantos seguramente los estarán entonando los ángeles del cielo, guiados por la espontaneidad de una mujer que hizo grandes aportes a la tradición cordobesa.

2408 fotos
67294 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese