Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Un abrazo borró las huellas de las cadenas

-A A +A
 

Para Henry López Márquez el abrazo con su madre, Carmen Márquez, era todo lo que necesitaba para borrar las huellas que le habían dejado las cadenas del secuestro.



Estar en su casa en Lorica, compartir con sus familiares y tomar un sancocho de pescado hecho con los 30 bocachicos más grandes del mercado de Lorica, se convirtió en el mejor aliciente para olvidar los días que transcurrieron desde el 23 de mayo de 2010 hasta el día en que fue liberado por las Farc el pasado 11 de febrero.

Había pasado varios días en la capital de la República sometido a revisión médica. Allí se había visto con varios miembros de su familia pero aún le hacía falta recorrer las mismas calles polvorientas de su ciudad natal.

“Estuve encadenado todo el tiempo pero ahora estoy feliz de haber vuelto a la libertad”, dijo el infante quien realmente habla poco.

Prefería estrecharse en un abrazo con sus hermanos y demás familiares, con los vecinos, amigos de infancia y con todas las personas que participaron en la bienvenida que le tenían preparada en el barrio con el tradicional sancocho de bocachico que es uno de sus platos preferidos.

“Caminábamos mucho y todo el tiempo permanecí solo y amarrado a un árbol”, decía a los amigos que le preguntaban por el secuestro.

Una sola cosa tenía clara Henry y era que iba a salir bien librado del secuestro que se produjo en Bahía Solano, Caquetá, tras una incursión de las Farc en la que 15 militares resultaron muertos.

Jamás pensó en la muerte, ni en desfallecer. Su meta era seguir vivo a pesar de las largas caminatas para poder encontrar algún día la libertad.

López Márquez llegó a bordo de un avión a la base militar de Coveñas y desde allí se trasladó por vía terrestre a Lorica el pasado sábado.

Tenía un camuflado militar impecable. Sin embargo, cambió el kepis por el tradicional sombrero vueltiao que le habían regalado sus hermanos.

Gozó en medio de su familia y cuando todos se fueron quiso descansar. Había anhelado volver a su casa, junto a su esposa y su hijo que apenas cumplió un año.

Descansó y ayer domingo nuevamente recibió visitas en su hogar.

Habla poco del tema pero su rostro muestra la felicidad que le produce estar libre y nuevamente en su hogar.

Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63935 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese