Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Un hijo asesinado y otro desaparecido en Venezuela

-A A +A
 

El cadáver llegó a Colombia, pero no habían podido sepultarlo por que desde Bogotá llamaron a detener su entrega por tratarse de un asunto de carácter internacional.

El asesinato de un hijo el 31 de diciembre en el Estado de Zulia, Venezuela y la desaparición de otro hace dos años en la frontera binacional, tiene viviendo un drama a su progenitora Maritza Pérez Guzmán.
En diálogo con El Universal la angustiada madre relató que en la tarde del 31 de diciembre recibió una llamada, al otro lado de la frontera hablaba su hija Katrina Pérez notificándole que su hijo Nevaldo José Burgos Pérez había sido asesinado en su propia casa.
La nefasta noticia le congeló el cuerpo y le revivió el drama de la desaparición de su otro hijo Roberto Enrique Chávez Guzmán hace dos años en la frontera entre Cúcuta y Venezuela, y del cual aún no ha recibido noticias.

LOS HECHOS
En la casa de la familia Pérez Guzmán en el barrio Pastrana Borrero, al sur de Montería, su hermana Katrina relató que su hermano había defendido a un amigo que querían atracar en el sector de la Vía al Mar, en Zulia, Venezuela. Aquella solidaridad pudo haber originado la retaliación por parte de un sujeto a quien ella identifica con el alias de ‘el Mono’ y señala como el presunto asesino de su hermano Nevaldo.
“Ese chamo había ido a la casa a buscar a mi hermano y dejaba razones intimidantes diciendo que fuera por su casa que ya había tenido muchas consideraciones con él y que si no iba alguno de la familia pagaría.”, dijo Katrina.
El lunes 28 de diciembre de 2009, su padre Nevaldo Enrique Burgos se disponía a dar la cara, pero su hijo les había asegurado que ya todo estaba arreglado y que había hecho un brindis con ‘el Mono’.
En los siguientes días el joven de 19 años siguió su rutina de ayudar en un taller de latonería a su padre y las visitas intimidatorias cesaron.
En la mañana del 31 de diciembre, Nevaldo José le dijo a su hermana que tenía hambre y ella salió a buscarle alimento a la tienda del barrio. A su regreso un vecino la alertó de haber escuchado unos disparos en la casa y aceleró la marcha y a la salida se topó de frente con ‘el Mono’ y se marchó haciendo disparos al aire. A su ingreso a la casa encontró a su hermano sangrando en el piso.
“Yo lo levanté y con los ojos abiertos me entregó unos aretes”, anotó Katrina, “mi papá lo cargó y lo llevamos al hospital y allá murió pues había recibido siete tiros”.
Su cadáver fue traído a Colombia, pero hasta ayer sus familiares no habían podido sepultarlo. La mamá de la víctima permanecía en Medicina Legal de Montería, dijo que desde Bogotá llamaron a detener su entrega por tratarse de un asunto de carácter internacional.

UNO DESAPARECIDO
Tal parece que la tragedia tiene signada a Maritza Pérez Guzmán. Hace dos años su Roberto Enrique Chávez Guzmán de 34 años desapareció misteriosamente en la frontera colombo – venezolana. Ella relató que su hijo días antes había discutido con su esposa con quien vivía en Cúcuta, ello originó que él saliera a tomar tragos y alquiló una habitación y mientras pasaba el disgusto él se dedicaba a su negocio de cambiar bolívares venezolanos por pesos colombianos y dólares norteamericanos. Con el pasar de los días le perdieron el rastro porque no contestaba su teléfono y vino la preocupación porque no habían señales de su paradero, su madre preocupada viajó a Cúcuta y en la habitación que había alquilado su hijo encontró sus pertenencias menos la cédula de ciudadanía. Dieron aviso a las autoridades de su desaparición, pero hasta la fecha no han recibido razones.

Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63967 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese