Indicadores económicos
2017-11-18

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-18

marea

Marea min.: -5 cms.

Hora: 02:19

Marea max.: 21 cms.

Hora: 11:09

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 06 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Germaine Greer, el poder de una mujer

Germaine Greer, una de las australianas de gran trascendencia y revelación del movimiento feminista, estuvo ayer en el Hay Festival compartiendo un poco de su vida y las experiencias vividas durante la realización del libro que la hizo famosa, aclamada y criticada.



Mujer eunuco” publicado en 1970, contiene temas de liberación femenina, critica el núcleo de la familia tradicional y aboga por una revolucionaria entrega de poder a las mujeres.

Esta feminista de 72 años empezó su charla contando que tuvo un marido con el que solo duró tres semanas y que no sabe nada de mujeres porque a la única que conoce realmente es a ella misma.

Delante de más de cien personas atentas a su relato, en el Teatro Adolfo Mejía, Greer reconoció que el libro le dio muchos problemas pero que realmente valió la pena escribirlo.

Contó que ella se crió dentro de una familia pequeña donde nadie quería estar y no se hablaba mucho, menos cuando apareció la televisión y su padre se puso a vender anuncios. Dijo que él no se portaba de manera inteligente  y que nunca le tocó el hombre encima de la ropa y menos con la piel desnuda”.

Sin pelos en la lengua, algo que la caracteriza, expuso su punto de vista frente al papel que juega la mujer y la familia en la sociedad a la que calificó como la base de la burocracia.

Contó un poco de su vivencia en la India y relación con las mujeres musulmanas. “Para esa época, me fui a la India y vi como la gente se moría de hambre y vivían en la miseria, pero a pesar de todo, sonreían y eran felices así no tuvieran que comer por la noche. Me reunía con los hombres que me trataban igual, mientras veía a las mujeres trabajando duramente.

Cuando me reunía con ellas les explicaba que en mi cultura las mujeres no se quitaban el clítoris si no los pechos, para ponérselos más grandes y satisfacer a los hombres sexualmente. Ellas no lo podían creer y se quedaron sorprendidas y atragantadas con las historias que les conté sobre mi cultura”.

Habló de otra de sus grandes obras “Sexo y destino”: relacionado con el tema de la fertilidad humana y denuncia los métodos de control de natalidad impuestos por el mundo occidental a los habitantes de los países en  desarrollo, con el argumento de que el mundo está superpoblado.

Escribió sobre lo que significa tener un hijo en el Reino Unido, donde sus padres los golpean por nada; porque tocan las cosas del supermercado y por hacer ruido. “Se han gastado el tiempo en decirle a los niños que no hagan cosas”, dijo.

También habló de las tradiciones sexuales británicas y de la forma como en la sociedad suya, tener hijos era  como un sacrificio sin recompensa.

Dijo  que la píldora del día después es un aborto temprano y que esta se hizo para jugar con la vagina.

“El aborto es una muestra de que la mujer no puede controlar la forma de tener sexo y por eso hay que pensar en hacer el amor de for-ma diferente y para eso se requiere cambiar de intimidad. El sexo está en la mente”, explicó.

Calificó el aborto en Colombia como algo delicado. De Colombia dijo también que hace años vino porque pensó que era el país de la familia católica y campesina, pero se dio cuenta que todo era al revés, y aunque quiso quedarse para ejecutar algunos proyectos, en el Ministerio de Cultura le cerraron la puerta y no consiguió fondos.

Admira la heterosexualidad y la galantería de los hombres colombianos al momento de conquistar a las mujeres.

A las mujeres latinas las calificó como peligrosa- en el buen sentido de la palabra-  y orgullosas de ser mujeres. “Defienden a su familia y su propio honor. Ellas no piensan que estar sin un hombre al lado es un fracaso y eso es maravilloso porque en otras culturas pasa todo lo contrario; en la India las mujeres sin marido e hijos eran rechazadas por la sociedad.

Aseguró que es difícil ser joven en el 2011 y que no solo hay que pensar en el sexo sino replantear las ideas de lo que realmente significa ser joven: “Hay que volver a la época en que los jóvenes jugaban juntos”, concluyó.

 

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese