Indicadores económicos
2017-03-25

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-25

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:41

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-03-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Di Stéfano y Messi; una historia que se repite

-A A +A
 

Los dos emigraron muy jóvenes desde su Argentina natal y se convitieron en estrellas del fútbol mundial en España. Di Stéfano batió todos los récords posibles en el Madrid. Messi lo está haciendo ahora defendiendo el escudo de su eterno rival, el Barcelona

El Madrid de Di Stéfano sumó 15 victorias consecutivas en liga durante la temporada 1960-1961. Exactamente 50 años después de aquel registro que parecía insuperable, el Barsa de Messi consiguió igualar esa marca la pasada jornada. 

Si este próximo sábado el equipo de Pep Guardiola se impone al Atlético de Madrid, establecerá un récord inmaculado de 16 triunfos en el campeonato nacional español. 

“Compartir las 15 victorias consecutivas con el Real Madrid de Di Stéfano es algo que nos enorgullece mucho”, dijo Guardiola. “Si hacía 50 años que no se lograba es una prueba que indica la dificultad que entraña”. 

Di Stéfano, 84 años, es el orgullo del Real Madrid. El futbolista que condujo al equipo español a la gloria europea y lo convirtió en el mejor club del siglo XX, según la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol. 

La “saeta rubia”, como se conocía a Di Stéfano, llegó a la capital española en 1953 tras pasar por River Plate y Millonarios de Colombia. Jugó 11 temporadas en el Madrid. Anotó 307 goles, ganó ocho Ligas, cinco Copas de Europa, una Copa de España y una Copa Intercontinental. 

“Aquel Madrid maravillaba. Era un poco el estilo del Barsa actual. Ganaban cuando y donde les daba la gana. Era un equipo muy ofensivo, una suma de talento que bailaba al ritmo de Di Stéfano”, dijo en una entrevista con The Associated Press Marcos López, un conocido analista de fútbol en España y autor del blog Futbolitis. 

“El Madrid posibilitó que el fútbol español, a pesar de no triunfar a nivel de selección, siempre fuese reconocido y nuestra liga se considerase atractiva”, añadió. 

El defensa uruguayo José Emilio Santamaría, 81 años, formó parte de aquel Real Madrid que abanderó Di Stéfano. 

“Alfredo andaba por todo el campo, sin una posición fija y siempre buscaba la forma de recibir el balón”, relató Santamaría a la AP. “La prueba está en la cantidad de goles que hizo, porque siempre estaba buscando un espacio libre donde poder recibir la pelota”. 

“Tenía resistencia, fuerza, entusiasmo, amor, fe. Me gustaba estar en todas partes: ser todo”, explicó Di Stéfano hace dos años en una entrevista al deportivo argentino Olé. “En el Madrid, a la gente no le interesa si ganás sin haber jugado bien”. 

Medio siglo después, el Barsa de Guardiola ha hecho suya esta filosofía. Y el futbolista que quiere “ser todo” es otro argentino: Messi. 

“Lo que unía al Barsa y al Madrid de estas épocas era la excelencia y el ser avanzados a su tiempo. Eran equipos que estaban varios años o varias décadas por delante de la exigencia competitiva del momento”, explicó López. “Es una barbaridad que un récord del 50-60 se repita en el 2010-2011, porque el fúbol ha cambiado muchísimo”. 

Messi, 23 años, llegó a Barcelona cuando apenas era un niño de 11. Se formó en las categorías inferiores del Barcelona. Desde su debut en el primer equipo en 2004, la “Pulga” suma 164 goles con la camiseta del Barcelona y ha ganado cuatro Ligas, dos Copas de Europa, una Copa del Rey y un Mundial de Clubes. 

“Messi es un jugador excepcional. No solo corre con la pelota, sino que sabe tocarla y desmarcarse para recibirla otra vez”, comentó Santamaría. “Pero es difícil comparar a Di Stéfano y Messi. Eran tiempos y sistemas diferentes”. 

“Nosotros teníamos un equipo muy compacto, un gran trabajo de conjunto con jugadores estupendos. El Barcelona actual se mueve en todo momento para recibir el balón y no perderlo. Corre el balón y no tanto el jugador”, agregó. 

Con estos mimbres, ni Santamaría ni nadie se atreve a pronosticar donde está límite de este Barcelona y de Messi. O si el Barsa de Messi será recordado como un equipo más grande que el Madrid de Di Stéfano. 

“El límite es el infinito”, afirmó López.

2456 fotos
69239 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese