“El ‘profe’ me dice que soy el eje del equipo”: Juan David Cabezas

Bogotá, Colprensa, Publicado el 21 Julio 2011

Juan David Cabezas se prepara para vivir una nueva etapa con la Selección Colombia Sub 20.Talvez la más importante de su carrera. Este volante de marca es clave en el esquema del técnico Eduardo Lara. Sus 1,82 metros de estatura y el liderazgo que ejecer en el mediocampo lo convierten en referente del combinado patrio.
Sus compañeros lo escuchan, lo respetan y le creen. Es normal verlo impartiendo instrucciones dentro del campo y sacando de atrás al equipo. A sus 20 años, este vallecaucano habla con propiedad y aplomo de táctica y reconocen que el grupo trabaja para que los rivales sientan en Bogotá la altura. Con seriedad destaca que Colombia  “ya tiene una ideología de juego” y confiesa que sigue siendo un lider a pesar de que para el torneo mundialista no jugará como capitán.
No es un jugador ofensivo, pero -para los que saben de fútbol- brilla igual que un goleador porque es el equilibrio del equipo. Por sus pies pasan casi todos los balones y, en lo entrenamientos, es frecuente que sus compañeros lo busquen como socio. Este este volante de primera línea, que juega en el Deportivo Cali, habló del reto que asumirán en ocho días, de la consolidadción del combinado patrio y de forma en la que Colombia jugarán en la primera fase del Mundial Sub 20.
-  ¿En en el Torneo Esperanzas deToulon se encontró la base del equipo?
Ya tenemos una ideología de juego. Nos paramos muy bien. En cinco partidos en Toulon recibimos 5 goles e hicimos 10 y eso fue importante. Toulon es muy buen preámbulo y con la preparación esperamos que las cosas no salgan en el Mundial de esa misma forma.
- Usted fue el capitán durante el Suramericano en Perú, pero para los últimos torneos su nombre no ha sido tenido en cuenta. ¿Siente que ha perdido liderazgo?
No creo. Acá todos somos líderes y aportamos. No ser el capitán no me impide seguir teniendo liderazgo en la mitad del campo. Siempre hablo en la cancha y trato de organizar al equipo.
- Es referenciado como pieza fundamental dentro del equipo. ¿En qué nivel llega al Mundial?
Desde Toulon vengo en un buen nivel. Trato de mantener el equilibrio, yo soy el eje del equipo, siempre el ‘profe’ me lo dice. Sé que desde mi zona parte el orden y el equilibrio del equipo, y así como recupero tengo que tener la claridad para salir de jugando desde atrás.

MUY TÁCTICO Y DISCIPLINADO
- Van a enfrentar a tres equipos diferentes, uno africano, otro europeo y uno asiático. ¿Cómo van a jugar Colombia dependiendo de las características de estos rivales? 
Sea el módulo que sea vamos a tener el respaldo de los volante externos, James (Rodríguez) y (Michael) Ortega.  Lo más importante es tener el equipo corto con muy buen bloque, eso nos permite que los equipo no tenga espacios para penetráramos. Por ejemplo, Francia ya nos dejó ver que tiene buena tenencia del balón.

- ¿Con qué sistema táctico se siente más cómodo?
Estamos ensayando diferentes módulos. El que más hemos ensayado ha sido 4-2-3-1 pero en determinadas ocasiones nos va a tocar cambiar y para eso nos estamos preparando.
- Durante los entrenamientos se ve un equipo ambicioso, con salida por los costados y con  volantes centrales saben con el balón… 
Como locales te-nemos que salir a proponer, más allá de las condiciones del rival. Tenemos jugadores con buena técnica, laterales con muy buena salida. Esperamos que todo nos salga en el Mundial.

- Y en la parte de marca y recuperación del balón, ¿cómo va a jugar Colombia? 
Hemos venido enfatizando en mantener una presión constante, con orden, en la mitad de cancha. Vamos a tratar de no desgastarnos tanto en la zona defensiva de ellos y a tratar de recuperar la pelota lo más pronto para de esa forma atacar.  Vamos a tener un factor a favor que es la altura y tenemos que sacarle provecho.

- Entonces, ¿la intención es que los otros equipos sientan la altura?  
Sí, estamos tratando de tener una buena circulación de balón para que los otros equipos se desgasten y así encontrar los espacios. Van a ser partidos muy cerrados porque quizás vengan a esperarnos. Hay que tener mucha paciencia y tratar de ser finos en el último cuarto de cancha.